domingo, 21 de diciembre de 2014

Opinión: Coyuntura inédita ocurre en el mundo


Humberto Decarli


Ciertos sucesos en los últimos días del año 2.014 han coloreado la situación internacional y se han caracterizado por su etiología desconocida, algo como el Cisne Negro de la tesis de Nassim Alexander Taleb, y su repercusión intensa en el acontecer  mundial.

Me refiero a la reanudación de relaciones diplomáticas y comerciales entre Cuba y los Estados Unidos; el derrumbe del precio del crudo; la caída de la economía rusa; y las sanciones americanas contra funcionarios venezolanos violadores de los derechos humanos.

EL PRAGMATISMO CUBANO POR LA SUBSISTENCIA

Cuba, desde la llegada de los barbudos de la Sierra Maestra a La Habana, ha tenido una economía parasitaria. Primero, cuando se vinculó a la Unión Soviética, obtuvo preferencia de Moscú en el intercambio comercial. Permutaba azúcar por petróleo y eso le permitió ser un país exportador de hidrocarburos sin ser productor. Empero, no aprovecharon esa situación para crear una sociedad productiva y basada en el trabajo.

Con el derrumbe soviético sucedió el llamado período especial con una espantosa caída de su comercio en un nivel del setenta y cinco por ciento en un año. Algo pavoroso pero todavía los hermanos Castro poseían liderazgo y lograron con gran dificultad capear el temporal.

Anarquismo y religión: otra vuelta de tuerca


Capi Vidal

Hemos defenestrado, no pocas veces, desde este blog, la religión desde un punto de vista anarquista; no cabe ninguna duda que así se produce en el anarquismo moderno, aunque matizaremos más adelante. El pensamiento anarquista es eminentemente naturalista (un término que, tal vez, gustará más que "materialista" si lo utilizamos en un sentido amplio); es decir, se esfuerza en buscar causas naturales en los fenómenos, sin incidir en las fantasías religiosas, y en transformar la realidad social desarrollando en un plano terrenal la acción y el pensamiento humanos (en lugar de trasladarlos a un plano sobrenatural).

En origen, el anarquismo radicalizó la idea de que la religión hacía más soportable a las personas los males de este mundo vendiéndoles la idea de una realidad ultraterrena en forma de paraíso; Marx, lúcidamente, consideró que se trataba de un alivio para el sufrimiento de las personas, pero caben pocas dudas de que se trata también de algo que ha servido a los poderes instituidos para mantener dócil a los humildes. Aunque la realidad es ahora mucho más compleja que este análisis, la gran pregunta de cara a una transformación revolucionaria de la sociedad es si la actitud religiosa ayuda en ese sentido. Volvamos al anarquismo clásico. No cabe duda de que la visión ácrata dirige sus furibundos ataques, sobre todo, al teísmo; a un Dios personal, omnisciente y todopoderoso, creador y legislador de los asuntos humanos (es la línea seguida por Feuerbach y Bakunin, aunque está implícito el rechazo a toda visión sobrenatural). Una excepción a este antiteísmo anarquista la constituye otro autor prestigioso, León Tolstói, que trató de conciliar el cristianismo con las ideas libertarias; su visión anarquista sobre la propiedad y el Estado quieren verse, tal y como señaló Kropotkin en su conocida entrada de la Enciclopedia Británica, tanto en los dictados de la razón como en las enseñanzas de Cristo. Las ideas anarcocristianas tolstoianas, como hemos dicho, pueden verse como la excepción de un anarquismo fundamentalmente antiteísta; resulta lógico expresarlo así, ya que el anarquismo moderno nace en Occidente, por lo que su visión contraria a la religión se centra principalmente en el monoteísmo.

No obstante, Carlos Malato, en su Filosofía del anarquismo, arremete sin ambages también contra el budismo y lo identifica con un deseo de humillación (el nirvana); la visión general en este texto es que la religiosidad acaba pronto suponiendo una actitud conservadora, aunque en origen se muestre como algo nuevo. Malato no parece realizar una crítica superficial, ya que reconoce que el budismo supone cierta concepción panteísta y materialista, aunque no le falta razón cuando señala su alteración posterior en base a elementos netamente religiosos. Malato, en su sencilla obra escrita a finales del siglo XIX, y que puede considerarse un breve compendio de la visión anarquista clásica, la fe religiosa deberá ser reemplazada por la libertad de pensamiento. Aníbal D'Auria, en "Introducción al ideario anarquista" (en Anarquismo frente al derecho, Libros de Anarres 2007), realiza un concienzudo análisis de la condición ácrata contraria a la religión, que puede resumirse en dos puntos sobre los que se dirige la más feroz crítica: la idea de un fundamento primero no material del mundo (dios, mundo de las ideas, divinidad…), y la idea de la perennidad de las almas (que pertenecerían a ese mundo ultraterreno y serían súbditas de una instancia trascendente). La concepción de la autoridad en Bakunin tiene su origen en esta visión religiosa, que luego supondría la aceptación, consciente o no, del poder político del Estado. El anarquismo clásico, volvemos a insistir, considera la historia de la humanidad como un despliegue de la razón (conteniendo esta la verdad, la justicia y la libertad) en la que se va apartando la religión, por necesaria que fuera en origen.

Las preguntas sobre la relación entre anarquismo y religión, bien entrado el complejo siglo XXI, y a pesar de ese código genético a tener en cuenta, siguen pendientes. Herbert Read, en Anarquía y orden. Ensayos sobre política, considera que la moral antecede a la religión y a la política, y estas intentarán determinar la conducta natural de la comunidad; es otra visión, para nada simple si leemos la obra mencionada, claramente naturalista. El anarquista Read, no obstante, critica una rígida visión del materialismo y apelará a cierto idealismo; piensa este autor que la sociedad necesita de algo parecido a la religión (el racionalismo y el escepticismo, por sí solos, no podrían para él ocupar su lugar), aunque dejando a un lado todo creencia sobrenatural, y que el anarquismo podía cubrir esa necesidad dando lugar a un nuevo tipo de comunidad humana. Así, el despliegue de la razón en la historia de la humanidad debería ir paralelo a un desenvolvimiento espiritual desprendido ya de toda connotación sobrenatural en el que el anarquismo, netamente humanista y naturalista a nuestro modo de ver, tiene mucho que aportar.

El anarquismo, necesariamente, mira hacia adelante, no puede mostrarse inmovilista, ni mucho menos reaccionario (otra gran pregunta es si hay alguna religión que no lo sea, directamente relacionada con una actitud conservadora ante la vida). Ha habido ciertos intentos de vincular las ideas anarquistas con ciertas religiones; más adelante hablaremos de otras, pero recientemente se ha publicado un libro llamado El islam como anarquismo místico; la tesis presente no está lejos de la mantenida por Tolstói en su momento sobre el cristianismo: se niegan las jerarquías terrenales, así como a la clase sacerdotal, pero se traslada la autoridad a Dios realizando una lectura libertaria de los textos sagrados. Son muchas las vueltas que se ha dado sobre la interpretación de la Biblia o del Corán y, aceptando que puedan existir enseñanzas valiosas en esos libros, también están plagados de contradicciones y hechos terribles; lo verdaderamente pernicioso es su visión acrítica como una verdad revelada, por lo que retornamos a una critica radical de la religión en uno de sus principales rasgos. Por otra parte, no es posible negar, en la historia de la humanidad y en sus manifestaciones culturales, que se han producido en todo tipo de comunidades, incluyendo las religiosas, algunos rasgos anarquistas como el apoyo mutuo, la horizontalidad, la justicia social o el cuestionamiento de la autoridad. Algunos autores anarquistas, como no podía ser de otra manera, se han ocupado de ello de forma rigurosa, como es el caso de Kropotkin.

No podemos estar más de acuerdo con Heleno Saña, aunque no compartamos su visión sobre la Iglesia Católica, ni tampoco del todo su idea del anarquismo moderno (no consideramos tan circunstancial su ateísmo), cuando considera que los anarquistas deben respetar la fe religiosa y, no solo jamás coaccionar a nadie, sino defender a los creyentes cuando estén amenazados. No obstante, no hay que confundir jamás la crítica a las ideas y creencias de las personas con una persecución a la persona ni una ataque a sus derechos. Una persona puede estar inspirada en las doctrinas históricas más diversas, incluidas las religiosas, y perfectamente tener una sensibilidad libertaria; no obstante, insistimos en la identificación del anarquismo con un radical espíritu crítico, con el libre examen, con la heterodoxia y con la consecuente imposibilidad de asentar verdades definitivas, por lo que tal vez de forma necesaria apuesta por una espiritualidad tan profunda como naturalista fundamentada en sólidos valores sociales. Alfredo D. Vallota, en "Reflexiones anarquistas", incide en esa espiritualidad profunda dentro del anarquismo, que le lleva, a pesar de su código genético ateo, a no observar la religión ni la idea de Dios de manera simplista.

Conclusiones

Claro que han existido personas y corrientes que han tratado, desde posturas religiosas de todo tipo, conciliarlas con el anarquismo. A pesar de ello, seguimos pensando que son muy difíciles de conciliar los códigos religiosos, especialmente sus dogmas y su culto al pasado. El misticismo es probablemente una tendencia muy humana, por supuesto, susceptible de ser criticada como creemos que realiza el anarquismo de forma radical; liberados de toda institución coercitiva, las personas son muy libres de pensar y desarrollarse como consideren más adecuado. No obstante, consideramos que el anarquismo, dentro de la sociedad plural en la que cree, y lejos de simplificaciones y de certezas, apuesta por una espiritualidad humanista y naturalista (ajena a lo sobrenatural) capaz de ocupar a nivel social el lugar de la religión y de convertir en realidad los más nobles valores humanos.

[Tomado de http://libreexamen.blogspot.com.es/2014/12/anarquismo-y-religion-otra-vuelta-de.html.]

Tomas Ibañez: “El anarquismo resurge en un nuevo contexto que le va a imprimir algunas características diferenciadoras respecto del tradicional”


Por Salvador López Arnal 
El Viejo Topo

Escritor, activista, filósofo, pensador anarquista,…. Lo mejor para acercarse a la figura de Tomás Ibáñez es consultar: http://www.eldiario.es/interferencias/anarquismo-Tomas_Ibanez_6_258334176.html
En esta conversación, nos centramos en su último libro publicado por Virus editorial, Barcelona, 2014.

- ¿Qué tipo de movimiento es el anarquismo? ¿Qué le singulariza? ¿Eres capaz de darnos alguna definición para aproximarnos un poco?

- Aunque se pueden rastrear elementos precursores a lo largo de la historia, el anarquismo es, fundamentalmente, un movimiento social que se origina en la segunda mitad del siglo 19 al calor de las luchas suscitadas en Europa por la llamada revolución industrial. Le singulariza su negativa a disociar, en el seno del proceso emancipatorio, la dimensión política y la dimensión económica de la dominación. Ambas deben ser combatidas simultáneamente y por lo tanto la emancipación en la esfera económica requiere necesariamente la emancipación en la esfera política. En consecuencia el anarquismo se niega a aceptar cualquier modalidad de la forma Estado, ni siquiera transitoriamente, y manifiesta una sensibilidad exacerbada hacia cualquier forma de dominación.

Con independencia de que no me gusta encerrar en el corsé de una definición lo que requiere más bien una explicitación matizada según cada contexto discursivo, resulta bastante difícil definir brevemente el anarquismo. Me arriesgaré a decir lo siguiente: el anarquismo es aquello que contradice en la práctica la lógica de la dominación, sea cual sea la forma que esta adopte. Se le puede considerar, por lo tanto, como el pensamiento político de la crítica del poder y como la práctica política de la lucha contra el poder. Añadiré que, en tanto que el anarquismo procura no separar las opciones políticas y las opciones de vida (es decir, con palabras tomadas de su tradición “las ideas” y las practicas), este representa un dispositivo donde se fusionan lo existencial y lo político.

- ¿Dónde observas un mayor crecimiento del movimiento anarquista? ¿Por qué, de dónde ese impetuoso resurgir del anarquismo en el comienzo del siglo XXI al que haces referencia?

El movimiento anarquista está creciendo de forma espectacular en varios países latinoamericanos, en Grecia, en Turquía, en algunos países de centro Europa, en Canadá y Estados Unidos, en Inglaterra y aparece hasta en Indonesia, por mencionar tan solo algunos ejemplos. Obviamente, cuando hablo de crecimiento espectacular es en relación a un punto de partida que reflejaba una presencia casi insignificante. Creo que este resurgir responde, entre otros factores, a la coincidencia entre algunas de las posibilidades creadas por el actual desarrollo tecnológico (las famosas NTIC) y ciertos aspectos del anarquismo. Pero también responde, en un plano más directamente político, al hecho que las luchas contra los nuevos dispositivos de dominación parecen requerir formas organizativas y contenidos ideológicos afines al anarquismo.  

Convocatoria al 1er. Encuentro Anarquista del Mediterráneo / Túnez, 2015









«Le Commun libertaire» (Túnez), Federación Anarquista (francófona) e Internacional de Federaciones Anarquistas

Hoy en día, la región mediterránea continúa siendo una de las zonas en el mundo más agitadas por levantamientos populares y protestas. Estos van de norte a sur del Mediterráneo, a raíz de la crisis económica y financiera mundial, provocando un aumento de la inseguridad y la pobreza y el desplazamiento de cientos de miles de personas.

Aunque las circunstancias difieren de un lugar a otro, la población permanece a merced de los capitalistas y sus camarillas. A raíz de la actual crisis global, una serie de levantamientos populares han barrido la región. Ellos comenzaron en Túnez y no sabemos dónde van a terminar. Estos levantamientos y manifestaciones que han conmocionado la región mediterránea, dan esperanzas sobre la capacidad de los pueblos para cambiar sus vidas.

Sin embargo, a pesar de las revueltas populares, la situación en Túnez y Egipto se deterioró considerablemente en los últimos tres años. De hecho, las milicias RDC del antiguo régimen (Túnez) y la junta militar (Egipto) se aprovecharon de las contingencias posrevolucionarias para consolidar su poder a través de la cooperación y  apoyo de antiguos miembros de estos clanes. Ahora tienen la ventaja de todos los puestos clave del poder y la riqueza, condenando así a la gente a una mayor precariedad y la miseria.

En cuanto a la situación en Siria y Libia, grupos de mercenarios islamistas financiados por algunos emiratos árabes y/o Irán, confiscaron la lucha del pueblo contra la opresión y la dictadura por su propia cuenta. El pueblo sirio, en particular, se encuentran en lucha contra la barbarie de Bashar al-Assad y contra los  sicarios del califato islámico.

Aunque las clases dominantes de estos países reprimen y criminalizan las manifestaciones y protestas, la población, y l@s anarquistas, siguen resistiendo y luchando por su emancipación, organizándose y creando lazos de solidaridad y ayuda mutua.

Es en este espíritu de solidaridad y ayuda mutua que llamamos tod@s l@s anarquistas, libertari@s y antiautoritari@s a unirse a nosotr@s en la creación de una red para el intercambio de información, proyectos y la solidaridad entre anarquistas del Mediterráneo.

Para ello, el grupo libertario tunecino «Le Commun libertaire», la Federación Anarquista francófona y la Internacional de Federaciones Anarquistas (IAF-IFA) estamos invitando al Encuentro Anarquista del Mediterráneo que se celebrará en Túnez del 27 al 29 de marzo de 2015. Esta invitación está abierta a tod@s nuestr@s compañer@s, incluyendo a quienes no pertenecen a esta región.

La reunión se centrará en la situación que enfrentan los pueblos del Mediterráneo, en el contexto de las crisis económicas y las protestas populares que tratan de derrocar a los regímenes que explotaban y explotan a los pueblos.

Encuentro Libertario del Mediterráneo / Túnez, marzo 2015 / Organización

I / Temas a debatir y programa por día:

1- Viernes, 27 de marzo
Arribo de las delegaciones (habrá trasporte desde el aeropuerto)

2- Sábado, 28 de marzo
La mañana se dedicará al intercambio de experiencias en las luchas sociales, con la propuesta para hacer que una o dos organizaciones hablen de su lucha actual (por ejemplo. Los kurdos / turcos y  griegos).
La tarde será para debatir y definir el texto/carta con el cual las delegaciones presentes ratifiquen formalmente la existencia de la Red Mediterránea.

3- Domingo, 29 de marzo
Mañana: Presentación de la delegación griega sobre la próxima reunión A-Med que se celebrará en octubre 2015, probablemente en Grecia.
Tarde: Clausura del Encuentro.

Un proyecto de texto fundacional  para esta red, desarrollado por los co-organizadores, se ofrecerá a todas las organizaciones invitadas mucho antes de la reunión de marzo, para que lo puedan discutir, proponer enmiendas, adiciones y, finalmente, firmar en nombre de las agrupaciones participantes.

II / logística y condiciones

La reunión se llevará a cabo en un local  que el colectivo tunecino «Le Commun libertaire» pondrá a la disposición de l@s participantes desde el viernes 27 hasta el domingo 29 de marzo de 2015.

A las delegaciones (1-2 personas / organizaciones) se les proporcionará alojamiento y las comidas en el mismo local. Para ello, se solicita un aporte de 15 euros por persona.

Para contacto e información:
                                                     www.federation-anarchiste.org
- «Le Commun libertaire» (Túnez): commun.anar.lib@gmail.com
- Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA): secretariat@i-f-a.org
                                                                                     www.i-f-a.org



[Originalmente publicado en francés e inglés. Traducido al castellano por la Redacción de El Libertario.]


sábado, 20 de diciembre de 2014

En Valencia amaneció de golpe para los 76 trabajadores despedidos en Chrysler


Trabajadores de la Chrysler

El día 05 de Diciembre y sin asamblea sindical alguna, todo transcurría normal para los trabajadores en la entidad Chrysler de Venezuela L.L.C. empresa patronal, pero los trabajadores no sabían la sorpresa que le tenían preparada EL SINDICATO y la EMPRESA, los dejaron desayunar como si no pasara nada, luego que todos arrancan sus labores en cada departamento empezaron el rugir de las máquinas o robots, para producir como es costumbre todos los días entre 40 a 50 vehículos, pero de la manera más vil y al estilo las cárceles de Venezuela a eso de la 9:00 am, se empezó a correr la voz que andaba el personal de seguridad con el personal de relaciones industriales buscando a cada trabajador para sacarlo y llevarlo como un vulgar delincuente a donde ellos llaman el cuartico frio (oficina de seguridad), una vez allí lo esperaban el gerente de seguridad, gerente de relaciones industriales, les decían de una forma amenazadora aquí está tu liquidación y cheque deben firmar, porque si no estos cheques van a pasar a los tribunales y después se van a joder, ustedes ya no tienen vida porque esta empresa tiene mucha plata, aprovechando que los padres y madres de familia esperaban sus bonos vacacionales para satisfacer las necesidades decembrinas de sus familiares, valiéndose de la necesidad para que los trabajadores agarraran su liquidación, deciden pues MANDAR A LA CALLE A 76 TRABAJADORAS Y TRABAJADORES entre ellos personas con certificación de salud por inpsasel, personas con fuero paternal, personas con fuero por niños con síndromes especiales, todos los trabajadores que botaron tenían entre 10 a 35 años de ininterrumpida labor y con conducta intachable, solo por el hecho de pensar diferente a sus caprichos.

Les leían un documento que era el causal de despido común para todos así “sirva la presente para informarle que como es de su conocimiento la entidad Chrysler de Venezuela L.L.C interpuso pliego de peticiones (REDUCCION DE PERSONAL), ante la inspectoría del trabajo Cesar “Pipo” Arteaga en Valencia, Estado Carabobo, en fecha 18/06/2014, y una vez agotadas las instancias legales de dicho proceso, y validadas las causales del mismo, entre ellos la situación económica de Chrysler de Venezuela, la falta de divisas, la falta de materia prima, es por lo que se acordó la reducción de personal, a través de una JUNTA DE ARBITRAJE que en fecha 26 de Noviembre del 2014, decidió el conflicto y emitió decisión a través del LAUDO ARBITRAL, acordando la reducción de personal de trabajadoras y trabajadores de la empresa, en tal sentido la entidad de trabajo cumple con hacerle formal notificación que hasta el día de hoy labora en Chrysler de Venezuela siendo su retiro justificado por causas ajenas a la voluntad de las partes, fundamentado en lo antes expuesto”.

Una vez leído este documento le repetían que debían firmar los cheques, claro con vehículos militares apostados en cada entrada de la empresa para intimidar al trabajador, pero estos trabajadores que su única arma era el valor, pues no lo hacían así se sintieran amenazados y coaccionados, luego estos directivos envalentonados con la fuerza pública que se prestaron para esta canallada sacaban al trabajador hasta la calle, que con incertidumbre estos trabajadores miraban que había dado buena parte de su vida a esta empresa y veían como los sacaban, violándoles todos sus derechos, específicamente LOS DERECHOS HUMANOS, exponiéndolos a la burla y al escarnio público de los demás compañeros de trabajo que por mucho tiempo fueron su familia, pero uno de los militares viendo que los trabajadores siempre en todo momento se mostraron pacíficos mas bien sorprendidos por la decisión de la empresa se acercó a unos de ellos y les dijo, el sindicato y la empresa nos llamaron que hiciéramos acto de presencia porque habían unos trabajadores creando conflicto en la entrada de la empresa y por lo que se ve aquí no hay nada de eso.

No se entiende como dicen que la empresa tiene una crisis económica y le echan la culpa abiertamente al gobierno que no les ha otorgado divisas, si el CENCOEX el día 09 de Mayo el gobierno les otorgo a CHRYSLER DE VENEZUELA 35.019.000,00 de dólares, el 11 de junio el gobierno les otorgo 30.000.000,00 de dólares y el 26 le otorgan 20.400.000,00 más para un total de 85.419.000,00 dólares.

Con esto se demuestra que los trabajadores nunca fuimos informados por la a burocracia sindical dirigida por CHRISTIAN PEREIRA, quien dice ser defensor de los trabajadores, violando el debido proceso y el derecho a los trabajadores de estar informado como se establece en la CONSTITUCION BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

Entonces nos preguntamos ¿cuál es la función de un sindicalista?...Pues nada más y nada menos que defender los derechos de los trabajadores.

Denunciamos al Secretario General del sindicato de Chrysler, Christian Pereira, y a la burocracia que habla de un “nuevo sindicalismo”. La traición de estos burócratas disfrazados de luchadores quedo al descubierto.

[Tomado de http://deslinde2011.blogspot.com/2014/12/amanecio-de-golpe-para-los-76.html.]

La lección del fracaso de las revoluciones estatistas


Octavio Alberola

* En respuesta a “Reiniciar siempre, sobre todo las grandes ideas”, de Pepe Gutiérrez-Álvarez http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/84387-reiniciar-siempre-sobre-todo-las-grandes-ideas.html

Comienzo con las recomendaciones de Albert Einstein porque me parece obvio, estimado Pepe, que antes de “reiniciar…” deberíamos saber por qué es necesario hacerlo; pues sería absurdo hacerlo sin conocer las causas que nos obligan a recomenzar… Y más después de haberlo hecho ya tantas veces para volver a lo mismo y desmovilizar al “sujeto revolucionario”.

Después de tantos fracasos, es hora ya de no condenarse a actuar como Sísifo, de no repetir esfuerzos inútiles y contraproducentes en las luchas por las “grandes ideas”, por la “revolución”. Y no sólo para no condenar la revolución a ser únicamente ilusión sino también porque es el esfuerzo inútil y sin esperanza el que sume a los pueblos en la desilusión y la resignación.

Independientemente pues de que nos reclamemos marxistas o anarquistas, los dos concebimos la revolución como un proceso y queremos que su objetivo sea el de poner fin a toda forma de explotación y de dominación. Un proceso para orientar la historia por un camino diferente al que ella ha seguido hasta el día de hoy. Ese camino que, pese a las “grandes transformaciones sociales”, nos ha conducido a la actual hegemonía planetaria del capitalismo.

Ante una tal situación, el sentido común y la lógica nos indican que debemos proceder – como lo recomendaba Marx, aunque no lo practicara siempre – de manera objetiva (científica) y no ideológica, que impide ver la realidad tal que ella es. No sólo debemos proceder así porque es la única manera de poder analizar los acontecimientos históricos tal que ellos son y tal que se han producido, sino también porque lo que debe interesarnos más es saber por qué esos acontecimientos nos han conducido a este presente que no deseábamos y que hoy lamentamos.

Así pues, basándonos en una lectura materialista de la historia (lectura que nos es común a marxistas y anarquistas), estamos obligados a concluir que, al haberse realizado las “grandes transformaciones sociales” por la vía autoritaria, la historia no podía dar otro resultado que el que ha dado hasta el presente.

Efectivamente, la historia avanza, “aunque sea con renglones torcidos”, y ello prueba, Pepe, que algo habrá en ella que le permite avanzar pese a los “renglones torcidos”. Y es ese “algo” que la hace avanzar (el deseo de libertad) el que te hace decir que no “se vuelvan a repetir”; pues es evidente que sólo así el “reiniciar” permitirá avanzar hacia el objetivo emancipador. Sobre todo si logramos evitar, si no repetimos, el “renglón torcido” de la “división sectaria”. El más nefasto de los “renglones torcidos”, puesto que el sectarismo es la expresión más concreta y cotidiana del autoritarismo. Inclusive cuando se ejerce para liberar (por la fuerza) a los trabajadores de la explotación, en vez de dejarles liberarse por ellos mismos.

En este sentido, lo sucedido con las tres grandes revoluciones estatistas del siglo XX (la rusa, la china y la cubana) es aleccionador. No sólo no llegaron a la etapa del comunismo sino que ni siquiera a la del socialismo marxista (la socialización de los medios de producción). Peor aún : la economía estatalizada y burocratizada generó (en las tres) una nueva clase que se instituyó a si misma como representante auténtica y única de la Revolución, y, en consecuencia, legitimada para imponer autoritariamente el rumbo de la revolución en función de sus intereses. Un rumbo que de más en más fue el de la “división sectaria” para justificar la represión de las fuerzas revolucionarias opuestas a un autoritarismo que consideraban antinómico con el objetivo emancipador.

No es pues sorprendente que, para mantenerse en el Poder y perpetuar sus privilegios, esa nueva clase (“imprevista” por Marx y que el marxismo ocultó) haya preferido aliarse con el Capital internacional en vez de devolver el Poder confiscado al pueblo para que éste pudiera socializar la economía y emanciparse de la explotación.

Claro que se pueden avanzar las “causas” exteriores (las agresiones del Imperialismo, etc.) para “explicar” tal fracaso revolucionario e incluso para pretender que no hay contradicción en salvar la “revolución” con el Capital internacional. Pero, ¿cómo explicar la restauración del capitalismo privado y la resignación actual de esos pueblos, y la emergencia en su seno de fuertes corrientes nacionalistas, racistas y fascistas?

Sí, ¿cómo explicar este nacionalismo xenófobo si no es a través del autoritarismo, de ese sectarismo “revolucionario” que impuso la cultura de la sumisión en los países del “socialismo realmente existente”?

Lo grave no es que las revoluciones estatistas hayan traicionado al pueblo sino que éste no haya sido capaz de “reiniciar” el proceso revolucionario, y que, cada vez que se rebela, sean las tendencias reaccionarias las que prevalezcan sobre las corrientes revolucionarias emancipadoras.

Esto, Pepe, no puede sernos indiferente, es una lección que debemos tener en cuenta cuantos queremos “resultados distintos”. Tanto para “reiniciar” la lucha como para no encausarla por los senderos que nos impidieron llegar a ellos.

Sí Pepe, si de verdad queremos construir el socialismo, no olvidemos esta lección; pues hoy sabemos que es imposible construirlo desde arriba, por ordena y mando, que sólo lo lograremos con la participación de todos, con el concurso y el acuerdo de todos, y para el bien de todos –como dicen también ya muchos marxistas.

De acuerdo pues en “reiniciar” la lucha ; pero sin repetir los “escalones torcidos”. Comenzando, como dices, por el de la “división sectaria”. Es decir, evitando todo lo que produce sectarismo y división, además de no ser más que una ilusión : la lucha por el Poder. Tanto a través de las urnas como de la revolución estatista; pues ya has visto lo que ha costado a los pueblos, en sudor, lágrimas y sangre, el seguir los consejos de Engels.

Vale que Marx y Engels se equivocaran y creyeran entonces posible la extinción del Estado, que no previeran esa “nueva clase” que luego se alía con el Capital para restaurar (o proseguir, como en Venezuela) el capitalismo; pero no vale para los marxistas que no quieran repetir los fracasos de las revoluciones estatistas.

Como tampoco vale eso de que no todos los Estados son iguales (si miras las imágenes de la represión estatal verás como es la misma en todos) y que no es lo mismo Maduro que Capriles, Zapatero que Rajoy, etc., etc. No sólo porque aceptar lo del “mal menor” conduce a renunciar a la emancipación sino también porque tal elección acaba siempre con el pueblo abajo y arriba los de la clase dominante. Además, aliados unos y otros con el Capital. Así pues, ni Maduro ni Capriles, Ni Rajoy ni Zapatero, siempre al lado de los explotados y somedidos.

Termino, como Einstein, convencido de que sólo obtendremos “resultados distintos” si dejamos de hacer “siempre lo mismo” y, sobre todo, si no nos olvidamos de que el objetivo por el que luchamos es la emancipación de todos.

[Tomado de http://estudios.cnt.es/la-leccion-del-fracaso-de-las-revoluciones-estatistas/.]

Carta en Solicitud de apoyo al Ciudadano Vasco Asier Guridi Zaloña residente en Venezuela

Axio Arruabarrena

(Nota de El Libertario: La comunicación esta dirigida a ciudadanos vascos en Euskalherria, pero como relata la situación de Asir Guridi, quien esta intentando obtener el estatus de refugiado en Venezuela, la publicamos). 

Estimados compañeros:


Me tomo la libertad de dirigirme a ustedes para poner en tu conocimiento la situación de ASIER GURIDI ZALOÑA y solicitar tu apoyo.

ASIER GURIDI ZALOÑA es un activista político vasco, perseguido por su actividad política por parte del Estado Español. Con tal motivo, fue detenido el día 15 de Diciembre de 1.992 por la Guardia Civil y salvajemente torturado. Fue encarcelado, juzgado y condenado a diez años de cárcel en 1.996 por la Audiencia Nacional, un tribunal de excepción. A los 5 años de cárcel, y dado que la condena no era firme, fue puesto en libertad, circunstancia que aprovechó para escapar de la acción represiva del Estado Español, ante el temor manifiesto a la reproducción de los malos tratos y torturas ya sufridos en carne propia, tanto durante la detención como las golpizas en prisión. Este temor no es únicamente una percepción personal, sino que está reconocido, por seis sentencias internacionales europeas, que reconocen la existencia de torturas en casos concretos por parte de los órganos policiales españoles y más concretamente en, al menos, 42 casos presentados ante esos tribunales internacionales. Incluso, algunas sentencias emitidas en el propio Estado Español, así lo reconocen, como la reciente sentencia de la Audiencia Nacional que declara inocentes a 40 miembros de las Juventudes Vascas de la acusación de pertenencia a banda armada, apelando al Convenio Contra la Tortura, que obliga a “todo Estado a asegurarse de que ninguna declaración que se demuestre ha sido hecha como resultado de tortura, pueda ser invocada como prueba en un procedimiento”. No estaría de más recodar que, en algunos casos, estas torturas han llegado al extremo de la muerte del detenido, como es el caso de Mikel Zabalza, Joxe Arregui y otros siete ciudadanos vascos acusados de terrorismo.

Escapando de esa acción represiva, acabó hace unos diez años ingresando en territorio de la República Bolivariana de Venezuela, con una identidad sustituta, para salvaguardar su identidad física, entendiendo que sería un buen lugar para residir, dado el proceso revolucionario que se llevaba a cabo en el país y dado el historial de asilo que, tradicionalmente venía prestando a ciudadanos vascos, especialmente con motivo de la gran depresión económica vivida a finales del siglo XIX y principios del XX y de la guerra civil de 1.936.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Cuba: Anarquistas ante liberación de prisioneros y restauración de relaciones diplomáticas por gobiernos de Cuba y EE.UU.


Taller Libertario Alfredo López (La Habana)

1. La “normalización” de relaciones entre los poderes gubernamentales de EE.UU. y Cuba debería coadyuvar a eliminar numerosos y anticuados impedimentos impuestos (por estos mismos gobiernos) a vínculos humanos elementales entre ambas naciones.

2. Nos alegramos junto con quienes salieron de entre las rejas, y con sus familias que acaban de recibir en casa a seres queridos, en libertad -¡al fin!- después de largos años de encierro “legal”.

3. No obstante, desconocemos los términos de esta negociación. Se trata de un golpe de efecto que contribuye a una mentalidad milagrera, y nos deja como espectadores pasivos.

4. Nos preocupa, además, que se generen nuevas oportunidades para que el capital explote “más” y “mejor” a nuestras gentes.

5. Que intensifique el conformismo, la insignificancia y la miseria, por obra de más consumismo, más depredación al entorno y más invasión de la cultura para masas; y es que…

6. El imperialismo norteamericano sigue en pie.

7. El autoritarismo cubano sigue en pie.

8. La Base Naval de Guantánamo no ha sido desmontada y sigue albergando una prisión internacional dotada de centro de torturas.

9. Así, no basta con liberar a un grupo de prisioneros, ni siquiera bastaría con clausurar una cárcel especialmente odiosa: todas las cárceles del mundo deben cerrar.

10. Tampoco basta con que dos Estados desmovilicen su “guerra fría” y concilien posturas sobre un grupo de puntos: la verdadera reconciliación entre la gente vendrá cuando no haya más Estados.

11. Menos aún basta con desbloquear mercados para que poseedores de medios de explotación del trabajo ajeno y de la naturaleza comercien entre ellos: tal explotación debe desaparecer ya.

12. Por tanto esperamos que, ahora que en el horizonte flota el posible desmantelamiento del bloqueo-embargo, no solo se tramite esto desde instancias ejecutivas sino que todo cubano y estadounidense tome parte con sus voluntades.

Continuaremos nuestra lucha contra todas las dominaciones: lucha ecologista, antiimperialista, anticapitalista y antiautoritaria, en solidaridad con camaradas en el resto del mundo.

Libertad sin socialismo es privilegio e injusticia; Socialismo sin libertad es brutalidad y tiranía.

La Habana, 19 de diciembre de 2014