sábado, 25 de octubre de 2014

Honduras - La tragedia Garífuna, encerrados fuera de su territorio


Ramón Vera

[Nota de El Libertario: Dado el desconocimiento casi absoluto que existe en Latinoamérica sobre la trágica saga histórica del pueblo Garífuna -también Garinagu o Caribes Negros- antecedente imprescindible para entender la situación descrita en este artículo, recomendamos leer http://www.garifuna.com/index._espa%F1ol.htm y http://es.wikipedia.org/wiki/Gar%C3%ADfuna_%28etnia%29.]

Hay una certeza que crece en los espacios donde se divulga la situación de los pueblos originarios en América Latina, incluso en algunas audiencias públicas del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) en Estados Unidos: existe la pretensión, nada solapada, de expulsar al pueblo garífuna de sus territorios en Honduras, desconocerle sus derechos, deshabilitarle sus estrategias de subsistencia y empujarlos a un exilio a Estados Unidos donde los reciben con marginación, encierro, maltrato y hasta trabajo esclavo.

La expulsión rotunda

En septiembre, en una reunión celebrada en La Ceiba, Honduras, para hablar de la expansión de los monocultivos, las organizaciones continentales participantes señalaron que “la expansión frenética y masiva de los monocultivos en el continente, coloca en condiciones precarias a campesinos, pueblos indígenas y negros, además de generar un enorme impacto ambiental”, y que los cultivos de palma africana, soya, eucaliptos y pastizales, se han convertido en “feroces instrumentos de acaparamiento de tierras” —lo que redunda en la expulsión, muchas veces armada y paramilitar, de las comunidades. Una expulsión agravada por el trasvase de ríos y acuíferos, la desecación de humedales, los proyectos turísticos, mineros y petrolíferos.

Hace poco, el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales afirmó del caso garífuna: “Denunciamos enérgicamente las graves violaciones a los derechos humanos, el despojo y desplazamiento de los pueblos, la criminalización de la lucha por la defensa de los territorios, las acciones de amenazas y persecuciones que desde hace varios años se imponen para favorecer los intereses empresariales en claro detrimento de los derechos colectivos”.

La Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) sigue denunciando desalojos como el de Armenia para favorecer a la Standard Fruit Company o el de Barra Vieja, a manos de la Empresa Nacional Portuaria e Indura Beach Resort. El propio Estado hondureño litiga contra las comunidades intentando desconocer sus derechos territoriales. Incluso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en Costa Rica y luego en Paraguay) insistió en negarle al pueblo garífuna su condición de pueblo originario de Honduras y su condición de pueblos indígenas.

Pese a que la Corte Interamericana le señaló al Estado hondureño su incongruencia (al no aceptar territorialidades ancestrales no tituladas), la misma Corte de Apelaciones de la Ceiba, en Honduras, “en base a una cuestionable ley de municipalidades y la ilegal ley de propiedad”, dice OFRANEH, “pretende satisfacer los mandatos de los empresarios”. Ante el desalojo, el pueblo garífuna está huyendo. Sabe que las llamadas Zonas de Empleo y Desarrollo económico (ZEDE) lo empujarán literalmente a quedar encerrado en ciudades modelo, donde todo está privatizado, tercerizado —de la gestión de los servicios a la seguridad—, incluso la justicia. El extremo es la invivible existencia impuesta por los grupos criminales, coludidos con los gobiernos, en la región.

Exilio hacia el encierro
Para irse a Estados Unidos (hay entre 75 mil y 90 mil garífunas tan sólo en el Bronx) los garífunas tienen que atravesar la intrincada maraña de corrupciones, hostigamientos, asaltos, violaciones y vejación (a manos de la policía y los grupos criminales) que los esperan en territorio mexicano. Basta revisar los horrores del caso de Ángel Amílcar Colón, migrante garífuna inocente, preso en condiciones inhumanas en cárceles mexicanas desde 2009, y cuyo proceso no se define aún.

En preaudiencias relacionadas con migración en el Capítulo México del TPP, celebradas en Nueva York y Seattle, las denuncias de varias mujeres garífunas hablan de por lo menos 189 madres con hijos que en vez de ser deportadas al llegar, las autoridades les ponen a los hijos en albergues y a ellas les colocan grilletes electrónicos que literalmente las espían, rastrean y controlan sus movimientos, y pretenden quebrarlas mentalmente. Una de ellas dijo en la preaudiencia celebrada en la sede de Naciones Unidas: “Nunca pensamos que seríamos esclavas aquí en Estados Unidos, como lo fueron nuestros ancestros africanos. Los grilletes suenan, nos hablan, nos obligan a regresar a casa para recargarles la batería, nos impiden salir de ciertas áreas y permiten que la policía entre a nuestras casas a cualquier hora intimidándonos como se les pega la gana. Por qué no nos deportaron. Tal vez quieren saber quiénes son nuestras amistades”.

Otra más declaró: “Es raro, sólo les ponen los grilletes a las mujeres. A los hombres los deportan o los ponen a trabajar en centros de detención por un dólar al día. Hay quien dice que nos están probando, y que nos quieren someter, doblegar, para que aceptemos sus condiciones”.

Y cuando no les ponen grilletes, el destino de los migrantes es la deportación o los centros de detención privados, como el de Newark, o como el de Tacoma en Seattle, estado de Washington. Tales centros de detención de GEO [la empresa privada que los maneja y fabrica los grilletes electrónicos] son prisiones lucrativas puestas en vigor desde 1996 y que no están administradas por el gobierno federal o estatal, por lo que no rinden cuentas del trato impartido a los reclusos. Los testimonios de los detenidos reportan tratos inhumanos, encadenamiento de pies y manos y amordazamiento, “ser castigados si piden respeto, negativa de tratamiento médico y de los instrumentos más básicos de higiene”.

En la preaudiencia del TPP celebrada en Seattle, los jurados hicieron la siguiente recomendación, entre otras muchas: “El sistema de detención (incluidos los centros de detención física en sí mismos), debe ser desmantelado. No se debe separar a las familias por ninguna forma de cumplimiento migratorio. El sistema de cumplimiento de las leyes migratorias se privatizó y corporaciones privadas como GEO Corporation (antes Wackenhunt, y antes la Agencia Pinkerton) con un largo récord de abusos hacia los trabajadores y los migrantes, presionan en pos de una aplicación más estricta para garantizar mayores ganancias. Debe eliminarse a las corporaciones privadas de todos los aspectos del sistema migratorio, en especial de la ejecución de la ley”.

Es increíble que mientras en un polo se promueve la expulsión, en el otro el destino de los expulsados sea caer esclavizados por haber creído que llegarían al país de la libertad y las oportunidades. En ambos polos, la sociedad civil tendrá que ejercer presión para salvaguardar la integridad del pueblo garífuna con sus territorios ancestrales.

[Tomado del suplemento Ojarasca (del diario La Jornada) # 210, México, octubre 2014; accesible en http://www.barriodelcarmen.net/nube/revista/item/1798-ojarasca-n-210.html.]
 






















Opinión - Los trabajadores entre el discurso y la realidad


Héctor Lucena

El discurso oficial destaca que la revolución bolivariana tiene en los trabajadores su principal apoyo y destinatario, para lograr sus propósito de transformación de la sociedad venezolana a estadios superiores de bienestar y de felicidad.

Los trabajadores han expresado opinión y pareceres sobre lo afirmado, y siguen haciéndolo, en las oportunidades que no son muchas por cierto, de realización de ejercicios democráticos de decisión electoral en las urnas.

El inicio de la revolución bolivariana fue muy entusiasta en promover las elecciones hasta más allá incluso de los cargos públicos, como fue el referéndum para obligar al movimiento sindical - entes privados-,  a hacer elecciones supervisadas por un ente externo estatal -CNE-, como fueron las únicas de carácter general y nacional -en el 2001- llevadas a cabo hasta ahora, y con un resultado favorable a fuerzas opositores, el perdedor -el gobierno- al desconocer los resultados optó por violar la regla básica del que compite en una contienda, es decir aceptarlos aún mas cuando el órgano que administró este proceso era del total control gubernamental, como sigue siéndolo. Han pasado trece años, y el oficialismo tiene control de algunos entes sindicales nacionales, incluyendo una central o confederación, pero se abstiene de llevar a cabo elecciones, igual ocurre con unas cuantas de las federaciones bajo su control.

Es interesante tener presente que el devenir de la economía y la producción venezolana han evolucionado en dirección contraria a ofrecer un contexto favorable al desarrollo sindical. Empecemos por tener claro que como condición primaria para este desarrollo es necesario la existencia de empresas y de sectores productivos con estabilidad en su funcionamiento. 

En general los sistemas económicos mundiales han evolucionado en una dirección que no facilitan las condiciones para el desarrollo sindical. En algunos casos es el desempleo, pero en otros es éste más el deterioro del mercado del trabajo, sea por la vía de informalidad y la precarización. Igual complejidad acusan los procesos de reestructuración productiva para reemprender el crecimiento.

Nuestro país no está al margen de ello, muchos menos con una situación de clara recesión económica, siendo el único país del continente con este cuadro de crisis. En cuanto a afirmarse oficialmente que nuestro desempleo es de sólo 6.7%, no quiere ello decir que de nuestra población económicamente activa de catorce millones apenas en ella estarían desempleados algo más de novecientas mil personas, y que el resto son sujetos que tienen una relativa facilidad para organizarce sindicalmente. Pero la realidad es más compleja por la informalidad y la precariedad, ambas situaciones implican una muy compleja posibilidad de sindicalizarce.

Con todos los registros que aportan los sindicatos así como las empresas, perfectamente el ministerio del ramo pudiera informar la tasa de sindicalización, así como otros índices de importancia para hacer el seguimiento de las relaciones de trabajo. No lo hace, pero si entendemos que esta tasa sumamente baja, apenas superara el 10% de la población económicamente activa.

En el medio oficial predomina un discurso que menciona la centralidad del trabajo y de un aparente apoyo a los trabajadores, sin embargo predomina una política que gradualmente ha venido minando y erosionando al movimiento de los trabajadores y sus organizaciones sindicales. Se privilegia ofrecer beneficios a los trabajadores en tanto individuos, pero no a ellos mismos en tanto afiliados a organizaciones colectivas, por eso la muy frecuente dificultad para la negociación de convenios colectivos, la represión a la protesta laboral, que muy justificadamente se ha multiplicado y ha alcanzado desde hacer varios años la razón de protesta más frecuente en el país, incluso por encima aquellas motivadas por necesidades y problemas de aguda repercusión en la vida familiar y social, sean por la inflación, el desabastecimiento, la inseguridad, el deterioro de los servicios públicos, la violación de los derechos humanos. 

Predomina igualmente un discurso anti empresa, que ha dado lugar a la existencia de casos que los propios trabajadores hagan causa común con muchos empresarios que se ven acosados y en dificultades derivado de las dificultades del modelo económico, recientemente el caso de Venoco.

Este fenómeno se ve complementado con el hecho de que las empresas que por acoso no continúan funcionando al pasar a manos del gobierno, quienes en ella continúan trabajando pasan a experimentar diversas situaciones de incertidumbre, las que se agregan a las ya existentes de prestar servicios en una empresas que venía mostrando señalas criticas en la producción y funcionamiento en general.

No es de menor importancia señalar, que la incertidumbre se prolonga ahora con un patronato oficial que suele pasar la conducción de empresas a nuevos criterios donde se cuestiona lo que se venía haciendo. Se inicia un proceso de reestructuración en la mayoría de los casos conducido por personas ajenas a la actividad productiva del ente. La incertidumbre crece. En todo esto la revolución desconfía de los sindicatos y del movimiento de los trabajadores, sólo confía en sus cuadros, que dirigen organizaciones sin autonomía y que siguen las directrices de altos funcionarios gubernamentales preocupados primariamente en mantener el modelo, antes que los intereses de los trabajadores. Urgente la unidad de organizaciones de trabajadores que cada día menos se justifica su dispersión y atomización.

[Tomado de http://hectorlucena.blogspot.com/.]

¿Cuánto cuesta a Venezuela la Misión Médica Cubana?


Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol

En septiembre pasado en Aporrea.org apareció un interesante artículo titulado: “Sinfonía de un desfalco a la Nación: Tocata y fuga… de Capitales”[1]. Según los autores, este artículo es “parte de una investigación con la que buscamos develar la radiografía de la actual crisis económica: un verdadero desfalco a la nación”.

En su análisis los autores dejan ver que la expoliación a la nación es obra de la actual camarilla gobernante en la que el fallecido comandante Chávez no tiene nada que ver. En una suerte de huida hacia adelante y “prisioneros de su reciente pasado”, quienes escriben no han podido ocultar que la mayor fuga de capitales se produce en el período 2005-2011[2], precisamente bajo el mando absoluto de Chávez; no obstante, ante tamaña evidencia, se empeñan en librarle de responsabilidad y además reclaman la herencia de un supuesto legado del fallecido presidente.

Es indudable que la mayor fuga de capital que se ha producido en el país en este período “revolucionario” ha sido a través de CADIVI, SITME, compra de petróleo en el exterior y, sobre todo, a través de esa centrifuga llamada el Fondo Chino, una de las mayores estafas cometidas contra Venezuela. Sin embargo, la fuga de capital vía Cuba ha sido un mecanismo sostenido de transferencia de capital nada despreciable a lo largo de 15 años. Como prueba de ello, hemos tomado un ejemplo de esta transferencia estudiando un acuerdo de compensación de deuda firmado en enero del 2012, entre PDVSA y el Banco Nacional de Cuba, bajo el mandato de Chávez.

En efecto, el 27 de enero del 2012 se firmó en Caracas el ACUERDO DE COMPENSACIÓN DE DEUDAS, entre PDVSA y el Banco Nacional de Cuba, conocido como Intercambio de Bienes y Servicios del Cuarto Trimestre Año 2011[3], mediante el cual Cuba le cobra a Venezuela los servicios médicos prestados en el último trimestre del 2011. En el citado Acuerdo se lee:
“Que los servicios prestados por parte de la República de Cuba, comprendidos entre el 1º de octubre de 2011 al 31 de diciembre de 2011, alcanzan la suma total de Un Mil Doscientos Setenta y Cinco Millones Nueve Mil Ochocientos Veinticuatro dólares de los Estados Unidos de América con Cincuenta y Cinco Centavos (USD 1.275.009.824,55), según consta en las facturas emitidas por la Misión Médica Cubana radicada en la República Bolivariana de Venezuela”[4]

En pocas palabras, Cuba le cobra 1.275 millones de dólares a Venezuela por 92 días de servicios médicos, lo que indica que Venezuela pagó a los “solidarios, desprendidos e internacionalistas hermanos cubanos”, fieles seguidores del ejemplo del médico Ernesto Che Guevara, la módica suma de 13.858.695,65 de dólares diarios. Para que se entienda más claro: por cada día de asistencia médica, Venezuela pagó, no a los médicos sino a la burocracia cubana, TRECE MILLONES OCHOCIENTEOS CINCUENTA Y OCHO MIL SEISCIENTOS NOVENTA Y CINCO DOLARES CON SESENTA Y CINCO CENTAVOS en el último trimestre del 2011.

En ese mismo año, el Ministerio del Poder Popular Para la Salud recibió un presupuesto de 17.931,50 millardos de bolívares[5]. Esto significa que mientras el gobierno destinó a la salud de los venezolanos, a través de su principal organismo como es el Ministerio de Salud, un poco más de 4.170 millones de dólares[6], en el mismo periodo la burocracia cubana se embolsilló unos 5.700 millones de dólares, una cifra equivalente al 113% del presupuesto del Ministerio de Salud de Venezuela. Esta cifra es un sencillo ejemplo de cómo opera la fuga de capital o transferencia oculta de beneficio entre las burocracias de Cuba y Venezuela, y muestra como la Isla es el perfecto paraíso fiscal de la corrompida “izquierda” venezolana[7].

Pero el pago de la misión médica cubana va más allá. En ese mismo período PDVSA envía a Cuba petróleo por un valor de USD 1.002.558.924,55. Según el Informe de Gestión Anual 2012 de PDVSA, la empresa despachó a la isla 104.000 B/días[8], a un precio de exportación de 103,42[9]. Por lo tanto, en la cláusula tercera del Acuerdo donde se llega a la compensación de las deudas entre los dos países, se establece que los 9.700.000 barriles de petróleo y productos que se han enviado a Cuba, esa cantidad de petróleo no era suficiente para el pago de los servicios de la misión médica cubana en ese período, por lo que todavía Venezuela le debía a Cuba 272.450.900,00 millones de dólares.

Para terminar de compensar la deuda, las partes establecen que:
“La diferencia a favor de la República de Cuba por los servicios prestados durante el período comprendido entre el 1º de octubre de 2011 al 31 de diciembre de 2011, es decir, la cantidad de Doscientos Setenta y Dos Millones Cuatrocientos Cincuenta Mil Novecientos dólares de los Estados Unidos de América con Cero centavos (USD 272.450.900,00) será extinguida de la siguiente manera: (i) la cantidad de Ciento Sesenta y Tres Millones Cuatrocientos Setenta Mil Quinientos Cuarenta dólares de los Estados Unidos de América con Cero centavos (USD 163.470.540,00), se pagan en efectivo según se especifica en el Anexo A del presente Acuerdo; y (ii) PDVSA entregará al BANCO NACIONAL DE CUBA como dación en pago por las obligaciones pendientes de pago, Títulos Valores emitidos por el BANCO NACIONAL DE CUBA por la cantidad de Ciento Ocho Millones Novecientos Ochenta Mil Trescientos Sesenta dólares de los Estados Unidos de América con Cero centavos (USD 108.980.360,00) endosados a la orden de la República Bolivariana de Venezuela, por órgano del Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas”[10].

De tal manera que no solo le mandamos en el 2011 a Cuba 104.000 barriles diarios de petróleo y derivados como parte de pago por la “desinteresada ayuda médica cubana”, sino que se le pagó en efectivo a la burocracia cubana 163,47 millones de dólares y además de eso nos endeudamos con 108,98 millones en títulos valores, que indudablemente Cuba puede usar en el mercado internacional como parte de pago.

A menudo se reseñan dos negocios insuperables en toda la historia de la humanidad: las Capitulaciones de Santa Fe, un documento que recoge los acuerdos de negociación entre los Reyes Católicos de Castilla y Aragón y Cristóbal Colón, y luego el cambio de oro por espejitos hechos por Colón a los indígenas del llamado Nuevo Mundo. Hoy en Venezuela, en pleno siglo XXI, se repite la historia de 1492; pero si aquellos antepasados nuestros hicieron el intercambio por ingenuidad, estos ladrones que manejan las finanzas públicas lo hacen con premeditación, alevosía y ventaja. No en vano los amigos de Marea Socialista y otros articulistas de Aporrea.org les califican como: “Una camarilla desfalcadora, una mafia de delincuentes que han cobrado muy caro, el servicio al capital financiero no solo por privatizar el principal yacimiento petrolero del Hemisferio Occidental, sino quebrar a un país con las mayores reservas petroleras del mundo”.

Quienes crean, tanto en la oposición como dentro de los simpatizantes del chavismo, que este ejército de intervención que viene ocupado al país desde hace 15 años no cuenta con el apoyo del capital financiero internacional, es bueno que se pregunten: ¿Quién está comprando la deuda externa de Venezuela?, en el preciso momento cuando el Sr. Maduro saca a relucir su pasado de judío sefardí al reunirse con el Congreso de sus paisanos de New York. Providencias históricas que una parte de los judíos sefardíes acompañaran a los conquistadores españoles y portugueses cuando el genocidio americano. Tal vez por este “pasado glorioso” el Sr. Maduro sacó a relucir su ascendencia judía. En fin, bien lo dijo Simone de Beauvoir: “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”.

Referencias:

[1] Redactado por el Equipo de Investigación de Marea Socialista. 08/09/14 – www.aporrea.org/contraloria/n257348.html

[2] http://www.aporrea.org/contraloria/n257348.html

[3] Firmaron Víctor Eduardo Aular Blanco, por PDVSA y Georgina Barreiro Fajardo por el BANCO NACIONAL DE CUBA.

[4] http://www.soberania.org/Archivos/Acuerdo_Cuba_Venezuela_2011.pdf

[5] http://transparencia.org.ve.previewdns.com/wp-content/uploads/2012/10/Informe-Nuestro-Presupuesto_-2012.pdf

[6] Para el 31/12/2012 el cambio oficial estaba en BsF. 4,87/dólar.

[7] Será por eso que el comandante Fausto se la pasa en La Habana. Es indudable que al sector militar de la Boliburguesia deposita su dinero en el propio imperio. Los ejemplos de Rafael Isea, Alejandro Andrade y los banqueros de Miami son elocuentes.

[8] Informe de Gestión Anual 2012 de PDVSA, pagina 90. 6.000 de esos barriles eran productos y el resto petróleo mediano o liviano, dada las características de las refinerías cubanas.

[9] Ídem, página 43. Esta cifra concuerda aproximadamente con lo informado por la empresa de los envíos a Cuba. Sin embargo en la página 128 del citado informe cuando se hace el balance del Convenio Integral de Cooperación con Cuba, PDVSA informa que la cuota de ese pais es de 98.000 B/d y se le suministraron solo 91.000 B/d .?????

[10] http://www.soberania.org/Archivos/Acuerdo_Cuba_Venezuela_2011.pdf


Cómo la banca crea el dinero


Chema (SOV-CNT, Ferrol)

Cualquier moneda de curso legal puede existir de tres formas: 1) en efectivo —billetes y monedas— 2) en reservas en el banco central —reservas que mantiene la banca comercial en los bancos centrales— y 3) dinero bancario —cuentas corrientes y depósitos en los bancos, creados mayoritariamente cuando los bancos conceden préstamos, créditos o compran deuda pública de los estados—. Seguimos los artículos "Where does Money come from? A guide to the UK monetary and banking system" de Josh Ryan-Collins, Tony Greenham, Richard Werner y Andrew Jackson y el artículo "Money creation in de modern economy" de Michael McLeary, Amar Radia y Ryland Thomas.

Dinero fiduciario

La mayor parte del dinero en la economía moderna es creado por la banca comercial cuando hace préstamos (alrededor de un 97%). Hay que tener en cuenta también que, en la actualidad, el dinero es fiduciario, es decir, que únicamente está respaldado por la autoridad que lo emite (antiguamente el rey, ahora el estado o los bancos centrales) y no por los bienes y servicios por los que se puede intercambiar. El billete de 10 euros en tu cartera o los 400 euros de dinero digital que puedas tener en tu cuenta corriente no están respaldados por ningún bien real y tampoco los puedes cambiar por oro o plata.

La creación del dinero difiere de lo que la gente común acostumbra a entender. Los bancos no actúan simplemente como intermediarios entre los ahorradores y los inversores, siendo la diferencia entre el interés que los bancos pagan a los ahorradores y el interés que cargan a los prestatarios lo que se llama diferencial de tipo de interés o margen. Tampoco únicamente convierten la base monetaria o dinero de alta potencia —efectivo en manos del público y reservas en los bancos centrales— en oferta monetaria —M4 en su sentido más amplio— a través de multiplicador monetario para crear préstamos y depósitos. Esto último es denominado banca de reserva fraccionaria y consiste en que el sistema bancario puede prestar unas cantidades muy superiores al efectivo y reservas que tiene en los bancos centrales.

Así por ejemplo, al comienzo de la actual crisis los bancos en Inglaterra por cada 100 libras que prestaban tenían en efectivo y en reservas en el banco de Inglaterra 1,25 libras. Esto se debe a que los bancos operan dentro de un sistema electrónico de compensación que hace que todos los días se cancelen un montón de operaciones de trasvase de dinero entre ellos, pudiéndose arriesgar a tener sólo en las reservas de los bancos centrales una pequeña proporción del dinero que prestan.

Mientras en la antigua Babilonia se usaban tablillas de arcilla para llevar una contabilidad de los préstamos concedidos y deudas pendientes de pago, en Europa se usaron durante muchos siglos para registrar las deudas varillas hechas de madera de avellano. Cuando el comprador se endeudaba al aceptar bienes y servicios de un vendedor que automáticamente se convertía en acreedor, a los palos se les hacía una muesca para indicar la cantidad de deuda que se había contraído y se rompían en dos, asegurándose que ambas partes coincidían a la altura de la muesca y que no se podían falsificar. Este tipo de contabilidad se utilizó en Inglaterra hasta 1826. Hoy se pueden ver estos palos en el museo Británico.

La usura y el negocio

Después de la revolución gloriosa inglesa de 1688 y bajo el reinado de Guillermo III, se pusieron en práctica leyes muy beneficiosas para los bancos y que permitían la práctica de los préstamos con intereses, visto antes como usura. Debido a las bancarrotas anteriores como consecuencia de las elevadas deudas contraídas por los reyes en las guerras y a la relativa asiduidad de las mismas, el parlamento, en connivencia con los acreedores del estado, principalmente prestamistas de la city londinense abogaron por la creación de un gran banco privado con privilegios públicos —el Banco de Inglaterra, creado en 1694— y la cesión de una milla cuadrada en el centro de Londres que opera como un estado soberano dentro de otro estado (la city londinense). De esta manera el estado Inglés empezó a pedir préstamos con interés por primera vez en su historia a una entidad privada y como aval de su devolución se comprometía a que una parte de sus impuestos fueran a pagar los intereses y el principal de la deuda. Así el sistema de crédito privado reemplazó el anterior sistema público de emisión de dinero en forma de palos de avellano emitidos por el Tesoro. Para simbolizar este hecho, estos palos fueron enterrados en los cimientos del banco de Inglaterra. Era la primera vez en la historia que los impuestos se convertían en la herramienta del estado para devolver sus deudas a los prestamistas privados.

Desde el momento que un banco hace un préstamo, simultáneamente está creando un depósito a nombre del prestatario y por consiguiente está creando la oferta monetaria (M4 en su sentido más amplio). Así pues, la realidad de cómo se crea el dinero difiere de lo que dicen la mayoría de los libros de texto en materia económica.

Dinero creado de la nada

En realidad la mayor parte del dinero en circulación se está creando de la nada por parte del sistema bancario cada vez que un ciudadano acude a cualquier sucursal a pedir financiación. Simplemente el banco lo que hace es un apunte contable en el activo de su balance por el importe del préstamo y otro en el pasivo por el importe del depósito que se crea. Eso sí, el banco pedirá avales y garantías por el dinero que está prestando y que se ejecutarán en el caso de que el cliente no pague. Así el prestatario tendrá que devolver con su trabajo, en caso de que lo tenga, un dinero que la banca privada crea de la nada simplemente porque la legislación le confiere esa autoridad y si no paga, la entidad financiera le embargará un bien que sí tiene un valor real en el mercado.

Del mismo modo que la realidad de cómo se crea el dinero difiere, en muchos casos, de cómo nos lo están contando, la relación entre las reservas de los bancos centrales y los préstamos de la banca comercial se produce de manera inversa a lo que dicen muchos de los libros especializados en economía. La banca comercial primero decide, en función del tipo de interés fijado por los bancos centrales (en la zona euro los tipos los fija el BCE) y las oportunidades de negocio que hay, cuánto dinero van a inyectar en la economía. Con este tipo de decisiones crean la contraparte de los préstamos, que como se dijo antes son los depósitos y éstos últimos son los que determinan cuánto dinero la banca comercial va a mantener como reserva en los bancos centrales de las diferentes zonas económicas para atender a la retirada de dinero por parte del público, hacer pagos a otros bancos o cumplir los ratios de liquidez que la legislación al efecto impone.

La descripción de la creación del dinero contrasta con la noción de que los bancos solo pueden prestar dinero que ya está creado. Los depósitos bancarios —entiéndanse englobados dentro de ellos las cuentas corrientes que todos o la mayoría de nosotros tenemos en cualquier banco o caja de ahorros— en realidad son un pasivo para el banco que indica la cantidad de dinero que éste debe a los titulares de los mismos. En otras palabras, es una deuda que estos tienen con sus clientes y no un activo que pudieras prestar, como en realidad hacen y además aplicando la reserva fraccionaria, y por lo tanto prestando mucho más que el depósito que fue creado con la concesión del préstamo correspondiente.

Otra falacia es que los bancos pueden prestar a sus clientes el dinero que tienen en reserva en el BCE. Este tipo de reservas solo pueden prestarse en el mercado interbancario, ya que el común de los mortales no tiene acceso a las reservas depositadas en las cuentas de los bancos centrales.

Creación y destrucción del dinero vía prestamos

Así como mediante la concesión de préstamos se crea dinero, la cancelación de estos préstamos lo destruye. Veamos un ejemplo: Si mañana Manolo Pérez va a su banco habitual y pide un préstamo hipotecario para comprar lo que va a ser su vivienda habitual, el banco al concederle el dinero, está creando un depósito en el otro lado de su balance por la misma cantidad y que se cancelará cuando Manolo Pérez devuelva el préstamo. Esta es la forma más habitual de creación y destrucción de dinero, pero no la única. La creación de depósitos o su destrucción también ocurre cada vez que el sector bancario compra o vende instrumentos de deuda pública o privada.

La banca comercial con frecuencia compra deuda pública como parte de una cartera de inversión diversificada y de gran liquidez que puede vender con relativa facilidad para conseguir dinero del Banco Central en caso de que sus clientes quieran hacer retiradas masivas y simultáneas de dinero metálico.

Aunque la banca comercial crea la mayor parte del dinero en circulación (aproximadamente un 97% como se apuntó antes), no lo puede hacer de manera ilimitada. El precio de los préstamos es el tipo de interés y determina en gran medida la cantidad de dinero que las economías domésticas y las empresas van a pedir prestado y lo fijan los bancos centrales de las diferentes zonas económicas.

[Tomado del periódico CNT # 414, agosto-septiembre 2014; accesible en http://cnt.es/sites/default/files/Peri%C3%B3dico%20CNT%20414%20-%20Septiembre%202014.pdf.]

El anarquismo es el verdadero socialismo


Capi Vidal

El anarquismo solo puede ser social o no será. El socialismo solo puede ser libre o no será. Reivindicamos con este texto, germen de uno más extenso, el componente social de las ideas anarquistas; lo hacemos de manera conscientemente provocativa, ya que el término "socialismo" está en una crisis evidente, provocada precisamente por su deriva autoritaria o, en el caso de las democracias electivas, por su sumisión al capitalismo. Es así hasta el punto de que fuerzas supuestamente progresistas, viejas o nuevas, de intenciones meramente electoralistas, se niegan hipócritamente a utilizar, ni siquiera en sus propuestas, la idea socialista. No vivimos en el pasado, no somos meros soñadores, tenemos en cuenta el fracaso de la modernidad en tantos aspectos, pero no obstante propugnamos un conocimiento amplio de la historia del anarquismo, precisamente para construir un horizonte en el siglo XXI que acepte ese rico bagaje.

Un anarquista, al que podemos encuadrar dentro de la tradición individualista dentro de las ideas libertarias, no dejaba de tener profundas preocupaciones sociales en su pensamiento. Si el liberalismo clásico, con Adam Smith a la cabeza, preconizaba la división del trabajo como supuesto garante del progreso, los pensadores sociales contemplaron el mal que suponía junto a la desigualdades en el reparto de la riqueza. Así en William Godwin, precursor obvio del anarquismo, encontramos a uno de los primeros autores que critica ferozmente el sistema hereditario y de distribución de la riqueza. Concluye que la pobreza tiene su origen en el sistema de propiedad y observa incluso la degradación moral de los que nada tienen tratando de emular a los propietarios incluso en su comportamiento. Como no puede ser de otro modo en un pensador libertario, Godwin vincula el factor económico con el moral en su análisis(1). Por supuesto, los males sociales para este autor están igualmente muy vinculados con la existencia del Estado y no solo en la forma que adopte; por lo tanto, encontramos al primer autor que establece un puente directo con lo que después entenderemos como anarquismo moderno: la vinculación de la dominación política con la explotación económica. Aunque no suele ser encuadrado dentro de la tradición socialista, Godwin apostaba por una sociedad sin Estado con una profunda crítica económica en aras de la igualdad, algo que le distancia del liberalismo y la sitúa inequívocamente en la corriente anarquista(2).

De forma paralela a la tradición liberal de Godwin, que desemboca en el anarquismo, hay que mencionar la gran fuente para Kropotkin de las ideas sociales: la Revolución francesa. Para el anarquista ruso, es este gran evento el que amplifica la Revolución inglesa al dotarla de un progreso social garantizado en la abolición, aunque obviamente limitada y posteriormente distorsionada, de la servidumbre y del poder absoluto(3). Los socialistas en general serán, no obstante, muy severos con la insuficiencia de las revoluciones burguesas y, especialmente, los anarquistas criticarán ferozmente el jacobinismo y la deriva autoritaria de una revolución impuesta por el terror. Los elementos más progresistas, que defendían que las libertades formales nada eran si no se erradicaba también la explotación económica, eran tildados por "anarquistas" por Robespierre; tal vez era la primera vez que se empleaba dicho apelativo con intenciones políticas(4). Será Babeuf, junto a otros autores como Marechal, al que podemos considerar otro precursor del anarquismo, los que denunciarán el mantenimiento de las desigualdades y apostarán por la comunidad de bienes y servicios en su conocido Manifiesto.

Después de la Revolución en Francia, aparecerán los denominados socialistas utópicos, los cuales harán hincapié en los problemas sociales y económicos apostando por la abolición, o transformación radical, de la propiedad privada; los autores más importantes que se suelen mencionar son Saint-Simon, Owen y Fourier. Puede decirse que en este momento histórico nace también la sociología con el propósito de encontrar soluciones racionales a los problemas sociales. Saint-Simon, de gran influencia en Proudhon y Marx, será el primer autor que contempla la lucha de clases como factor de evolución política y social; aunque afirmó que la política se acabaría convirtiendo en la administración de las cuestiones económicas, no estamos ante un autor anarquista, ya que apostó por un gobierno que dirigiera económicamente al pueblo. El pensamiento de Saint-Simon pasó de condenar el Ancien Régime, como tantos otros liberales de su tiempo, a ser auténticamente revolucionario, ya que concluyó que el desarrollo de la la sociedad industrial sería determinante para la nueva sociedad, se transformaría la naturaleza de las realaciones sociales y se impugnaría el principio de la propiedad privada. Es por eso que a Saint-Simon se le considera una de los primeros teóricos del socialismo moderno(5).

Robert Owen tuvo posiciones bastante distanciadas de las de Saint-Simon. Lejos de tener como éste una confianza enorme en el sistema industrial, Owen persiguió la realización de pequeñas comunas en las que fuera posible una vida integral. Llevó a la práctica una fábrica en la que las condiciones de los obreros mejoraron notablemente, la cual sirvió de modelo para importantes conquistas sociales logradas a lo largo del siglo XIX. Es muy importante en Owen, en la línea de Godwin, su confianza en una educación integral, potenciadora de los aspectos más cooperativos y solidarios de la persona y que comenzaría ya en el jardín de infancia, sin distinción entre trabajo manual e intelectual, así como su consideración de que son las circunstancias las que modelan a los seres humanos.

Será Fourier, entre los socialistas utópicos, el que ofrecerá elementos más originales y el más próximo a las ideas libertarias. La búsqueda de la libertad será una de sus principales obsesiones para lo que apostará por la liberación de las pasiones; en una sociedad dividida en clases, tanto los que están arriba como los que se encuentra dejaba se encuentran frustrados y reprimidos; se trata de una critica radical al desarrollo de la sociedad industrial, algo que le separa definitivamente de Saint-Simon, y que tal vez le confiere una actualidad y empuja a cierta revisión. Sus comunidades ideales, los llamados falansterios, buscaban una nueva organización del trabajo integradora de lo físico con lo intelectual y que combinara lo productivo con el placer; los posteriores anarquistas tomarán buena nota de ello. La libre expresión del amor y de la sexualidad es otro de los aspectos libertarios de Fourier, algo objeto de profundas críticas en la moral de su tiempo y que tenemos que aceptar como muy adelantado a su época; un socialismo que vaya más allá de los meros aspectos económicos, como será el anarquismo, tenía que tener en cuenta todos estos factores liberadores(6).

A pesar de las obvias influencias, los anarquistas realizarán también una crítica primordial a los socialistas utópicos: la sociedad futura no puede diseñarse de antemano; además, añadirán complejidad a los análisis al considerar la necesidad de profundas transformaciones socioeconómicas y políticas, sin el componente de cambio lento y gradual que acompañaba a los utópicos. A pesar de ello, no hicieron desprecio alguno a estos autores, como sí realizó Marx, ya que reconocieron sus valores en aspectos educativos y en todo lo que supone una liberación integral del ser humano.

No podemos decir mucho, desde un punto de vista social, sobre Max Stirner, que tiempo después de su muerte ejerció bastante influencia en las ideas antiautoritarias; no obstante, aunque es un pensamiento necesario para ejercer una crítica permanente a toda forma de autoridad trascendente al ser humano, el componente social del anarquismo obligó a completar las propuestas libertarias con formas adecuadas de cooperación y solidaridad.

El socialismo libertario o anarquista, que en aquella primera mitad del siglo XIX irá tomando forma, hallará en Proudhon un formidable primer forjador;  encontramos en el francés una de las señas de identidad de las ideas anarquistas: una critica feroz a cualquier tendencia absolutista y a todo sistema cerrado, una negación de todo dogmatismo y sectarismo y una confianza en la pluralidad social. No es casualidad que Marx tildará a Proudhon también de "socialista utópico", ya que así lo debía observar su rígida visión "científica"; es tal vez el francés el primer autor que señaló el peligro de unir el socialismo a formas autoritarias, lo cual desembocaría en una tiranía sin precedentes(7).

Bakunin y los anarquistas, en la Primera Internacional, insistirán en la denuncia de la dominación política, y en la consecuente destrucción del Estado, para posibilitar el libre desarrollo de la vida social. Será una fractura irreconciliable para el movimiento internacionalista, ya que el socialismo solo puede ser libre o, como se verá en la historia posterior, no será.

Notas:

1.- La razón libertaria. William Godwin (1756-1836), Raquel Sánchez (Fundación Anselmo Lorenzo, Madrid 2007).

2.- Godwin y los orígenes del anarquismo individualista, Luis Bueno Ochoa (Universidad Pontificia Comilla, Madrid 2008).

3.- Del socialismo utópico al anarquismo, Félix García Moriyón (Utopía Libertaria-Libros de Terramar, Buenos Aires 2009).

4.- Así lo dice García Moriyon en la obra citada.

5.- Sociología de Saint-Simon, Pierre Ansart (Ediciones Península, Barcelona 1972).

6.- Del socialismo utópico al anarquismo… op. cit.

7.- "La influencia del absolutismo en las ideas socialistas", de Rudolf Rocker.

[Tomado de http://reflexionesdesdeanarres.blogspot.com/2014/10/el-anarquismo-es-el-verdadero-socialismo.html.]

viernes, 24 de octubre de 2014

Arrechera en un PDVAL o Cómo hacer que AD-PSUV sean la misma vaina


Apolo Martín

Sucedió en el PDVAL de El Tigrito que queda frente al CC Malaver, en una estación de servicio. Las colas -la de jóvenes y la de la tercera edad- eran cortas, esperando que una cava terminara de descargar. Cuando empezó a correrse la voz de que liban a vender de todo lo que escasea -leche en polvo y líquida, aceite, pollo, carne barata- comenzó a llegar más gente, pero en lugar de anexarse a la cola, los vivos se arremolinaban ante la puerta, con la subsiguientes protestas de quienes hacían la cola. Todo pareció arreglarse con la llegada de la policía, pero de pronto, cuando ya tenían un rato vendiendo, como a las diez de la mañana, llegaron cinco mujeres con franelas rojo-rojitas y pasaron al local, sin pararle a quienes tenían ya hasta cuatro horas de espera. De acuerdo a lo que se supo, eran de la alcaldía. Protestas, gritos, empujones, insultos, nada bastó para que sacaran a las coleadas. 

A los pocos minutos, una señora con gorra del PSUV también entró y salió con sus compras, recibiendo el repudio de los presentes. Pero eso no fue todo, porque a la media hora empezaron a llegar más mujeres y un "hombre", todos con franelas de la alcaldía, rojo-rojitas, y todos pasaban sin siquiera una pequeña antesala. Ante tal desfachatez, los vivos que se habían arremolinado frente a la puerta irrumpieron como río en conuco, sin que los encargados pudieran contenerlos y mientras los policías ¡Controlaban a quienes hacían su cola responsablemente! El grupo de vivos, bastante grande, estuvo dentro cerca de dos horas, mientras también se incorporaba a la lista un rosario de policías y otros funcionarios que llegaban a "saludar a sus colegas" y mientras el pueblo responsable aguardaba arrecho bajo un sol inclemente.

Para hacer no tan largo el cuento, diremos que entre rojo-rojitos, policías y coleados acabaron con tó y quienes quedaban en la cola apenas pudieron llevar las sobras: nada de leche en polvo, aceite, carne ni pollos grandes; los vivos sólo habían dejado unas palomitas y leche líquida, que ni siquiera alcanzaron para todos.

Diga el lector cuál es la diferencia entre estos procedimientos y los de la cuarta república, si son parecidos o no los de gente que se dice chavista y los de los adecos: Privilegiados y vivos, vengan a mí a gozar de las delicias del poder ... Y ustedes, pueblo chusma, bien lejos. El desprecio por el pueblo humilde y trabajador, el ignorar a quienes no se valen de malas mañas para llegar a disfrutar de sus derechos, es una vieja práctica que no se ha borrado del ADN venezolano: está allí, por doquier, entre funcionarios que creen deberse a quienes les dieron el cargo y no a la ciudadanía. Las advertencias del comandante corren el riesgo de ser letra muerta, mientras le cantan innumerables loas de la boca para afuera. El fantasma de la cuarta quiere enseñorearse de la quinta, y solo puede ser exorcizado con una vigilancia férrea de los líderes responsables. El problema es que pareciera no haber suficientes para esta labor.

[Tomado de http://www.aporrea.org/contraloria/a196865.html.]

Opinión y Debate - ¿Pueden ser "críticos" quienes respaldan al gobierno y a su aparato de control sindical?


Prensa PSL

La corriente del Psuv, Marea Socialista, que se ha venido presentando como el ala crítica en el seno de ese partido, tratando de capitalizar el descontento que crece en las bases del chavismo, presentó un documento a ser discutido en el Congreso Regional de Trabajadores y Trabajadoras del estado Carabobo, de la Central Socialista Bolivariana de Trabajadores (CSBT), el cual se llevó a cabo entre el 2 y el 3 de octubre, en la sede del Inces de la ciudad de Valencia.

Antes que nada es necesario decir que Marea Socialista, más allá de sus poses críticas, es parte de una central absolutamente arrodillada al gobierno, enemiga acérrima de la autonomía de las organizaciones sindicales respecto al Estado y al partido de gobierno; cuyo presidente no fue elegido por nadie, ni en un congreso con democracia directa y de base, sino designado a dedo por el propio presidente Chávez. Uno de sus principales voceros, el diputado Oswaldo Vera, jugando a esquirol, recientemente le ofreció a Maduro “50 cuadros” de dicha central, para ir a Sidor a romper la justa huelga adelantada por los trabajadores de dicha empresa.

En el documento al que hacemos mención, Marea Socialista (MS) afirma que “estamos en una etapa de crisis y definiciones”, lo cual es cierto, sin embargo, MS adopta una caracterización incompleta y parcializada, como consecuencia de su posición política y de acción comprometida no con la autonomía y libertad de la clase trabajadora en los hechos, si no con el poder que emana de Maduro y el Psuv.

En el Partido Socialismo y Libertad (PSL), creemos que no se trata de una etapa de crisis y definiciones entre una supuesta “revolución”, que encarnaría el actual gobierno, y la contrarrevolución. Eso está muy lejos de la verdad. Los que elaboraron el documento a ser presentado en el congreso regional de la central gobiernera, mencionan algunas de las graves situaciones que el pueblo trabajador está atravesando, y llaman a la CSBT a “halar” al gobierno hacia los intereses del pueblo y los trabajadores. Desde el PSL les decimos a los militantes honestos de Marea, a sus activistas obreros y estudiantiles, que a las cosas hay que llamarlas por su nombre, sin eufemismos ni frases engañosas. A los trabajadores hay que decirles la verdad por más dura que esta sea.

La realidad que hoy vivimos todos los trabajadores de este país, independientemente de nuestras posiciones políticas e ideológicas, creamos o no en el “legado” de Chávez, está marcada por la destrucción del salario, debido a una inflación galopante, que ya este año amenaza con llegar a más de 60%. Así como al deambular por distintos supermercados buscando los alimentos para la familia. Sufrir largas colas en los Bicentenarios y mercales, buscando los productos que escasean. A esto se suma la negativa del gobierno a discutir los contratos colectivos, como el caso emblemático de Sidor, donde los trabajadores, en su mayoría chavistas, están haciendo la experiencia con un gobierno que de la boca para afuera se autotitula de “obrerista”, pero que en la práctica viola descaradamente los derechos laborales, criminaliza a los que luchan, sin importar si son militantes o no del partido de gobierno; todo con el aval y el apoyo de la CSBT, central a la cual pertenece Marea Socialista y sus principales dirigentes sindicales.

Es ineludible ante este panorama, la necesidad de denunciar que el mal llamado gobierno “socialista” de Maduro utiliza todo el aparato institucional para implementar su política antiobrera que se evidencia en la parcialidad con el patrono en las Inspectorías del Trabajo; la utilización de la Guardia Nacional Bolivariana y el Sebin para acosar a luchadores sindicales; la utilización de militares para presionar a dirigentes sindicales en las discusiones de contratos colectivo, y otros conflictos laborales, favoreciendo los intereses patronales, como ha sido el caso de la empresa Aerocav. El amedrentamiento mediante la utilización de bandas armadas, ligadas al partido de gobierno, las cuales han llegado hasta el asesinato de trabajadores, como el caso del ferrominero Renny Rojas, mientras se incrimina sin pruebas al trabajador Rodney Álvarez, quien ya lleva más de 3 años preso.

En ese sentido, llama la atención que el documento de MS ni siquiera menciona la huelga de Sidor, el conflicto obrero más importante de los últimos meses en el país, y en el cual un exintegrante de esa corriente del Psuv, José Meléndez, jugó un papel nefasto, lo cual obligó a Marea a tomar distancia del mismo, obligados por el repudio de las bases trabajadoras.

Como decíamos antes, a las cosas hay que llamarlas por su nombre. En rigor, lo que hoy existe en el país es un acuerdo entre el gobierno de Maduro y el empresariado, agrupado en Fedecámaras y Empreven, para descargar la crisis sobre los hombros de los trabajadores. El discurso contra el imperio o contra la derecha, el cual se expresa en una supuesta guerra económica y ahora “bacteriológica”, no son más que potes de humo detrás de los cuales el gobierno oculta su responsabilidad ante la grave situación que atraviesa el pueblo trabajador, mientras pacta con los patronos.

Este pacto se manifiesta en el aumento concertado de los precios de los productos de primera necesidad, muchos de ellos regulados. Así como también la disposición del gobierno de quebrantar la inamovilidad laboral, dándole curso a miles de calificaciones de despido que reposan en las inspectorías. Otro mecanismo que evidencia el pacto de hierro entre el gobierno y los patronos, son las suspensiones de empresas y trabajadores autorizadas por las inspectorías, es el caso de las automotrices, Pepsi, Suramericana de Soplados, Superenvases Envalic, entre otras empresas. Donde los patronos envían a trabajadores a sus casas con salarios reducidos y suspensión de algunos beneficios, violándose flagrantemente los contratos, incluyendo atropellos contra el fuero sindical en algunos casos, con la anuencia gubernamental.

En toda esta política, la CSBT es cómplice y copartícipe, de allí que sea una utopía pedirle a este organismo sindical sin una pizca de independencia, supeditado hasta los tuétanos a la política gubernamental, que pueda “halar” al gobierno hacia los intereses del gobierno. Ni el gobierno ni los burócratas rojos rojitos de la CSBT, tienen el más mínimo interés en ello. En rigor, su objetivo es hacer pagar a los trabajadores los platos rotos de la crisis, acordando con los empresarios.

No es casual entonces que Stalin Pérez, principal vocero sindical de MS, y flamante asesor de la federación que agrupa a los trabajadores automotrices, encabezada por Christian Pereira, también de Marea Socialista, declarara de manera vergonzante, responsabilizando a los trabajadores de Suramericana de Soplados por la paralización de las automotrices, y llegando al punto del saboteo, al mejor estilo esquirol, al plantear que están pensando en “la posibilidad de montar su propia construcción de tanques de gasolina” (Notitarde 02/10/14). Sin decir ni una sola palabra de apoyo a la lucha de los trabajadores de Suramericana, ni ofrecer el apoyo concreto y poner a la Futacc a la orden de la digna lucha que estos trabajadores vienen desplegando por reactivar la empresa abandona por sus patronos. Ni una sola palabra de aliento, ni mucho menos la posibilidad de coordinar acciones de movilización con los trabajadores de Suramericana de Soplados, y las otras autopartistas que confrontan problemas o paralizaciones.

Nosotros les planteamos a los activistas obreros honestos de Marea Socialista, así como de otras corrientes, la necesidad de que llamemos a todos los trabajadores en lucha en Carabobo, Lara, Aragua, y en todo el país, así como a los sidoristas, vanguardia indiscutible contra el ajuste del gobierno, a realizar un encuentro sindical nacional que discuta un plan de lucha y movilizaciones contra el pacto Maduro-Fedecámaras-Empreven, y contra el plan de ajuste que vienen instrumentando.

Este plan debe partir de exigir un aumento general de salarios, que el salario mínimo se iguale a la canasta básica y sea ajustado cada 3 meses de acuerdo a la inflación. El rechazo contundente a todos los despidos y por tanto que le eliminen todos los procedimientos abiertos en Inspectoría. Que se mantenga la inamovilidad y sean reenganchados todos los despedidos. Rechazar el aumento de precios de los productos regulados. Que se discutan todos los contratos colectivos. Rechazo al intento del gobierno de imponer el contrato colectivo de Sidor. Que sea discutido y aprobado en asamblea. No a la criminalización de la protesta. Por la libertad de Rodney Alvarez, los sidoristas detenidos y demás trabajadores presos o con medidas cautelares.

[Tomado de http://web.laclase.info/content/marea-socialista-comprometidos-con-la-csbt-y-el-gobierno-no-es-posible-ser-criticos/.]

Anarquistas de México se pronuncian ante la masacre de Ayotzinapa


Federación Anarquista de México

-      A los compañeros estudiantes y maestros de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero:
-      A los familiares de los muertos y los desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”:
-      Al pueblo de México:
-      Compañeras y compañeros:

La sanguinaria represión estatal contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero, del 26 y 27 de septiembre, asesinó a seis compañeros, hirió a veinte y están desaparecidos 43 alumnos. Los asesinos fueron las policías municipal, estatal y federal, apoyadas por el Ejército Mexicano. Los gobiernos municipal, estatal y federal se han confabulado para llevar a cabo y encubrir ese atroz crimen de Estado.

Nuestro corazón está dolorido, nos duele la muerte de nuestros hermanos. Nos duele la ausencia y la desaparición forzada de nuestros compañeros. Nos duele el dolor de los familiares, los condiscípulos y los maestros de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero.

Nos indigna y nos rebela el dolor, la muerte y la desaparición forzada de nuestros hermanos normalistas de Ayotzinapa.

Compañeros de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”: su dolor es nuestro dolor, su rebeldía es nuestra rebeldía. Los abrazamos con el abrazo hermano de sus compañeros de lucha.

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Federación Anarquista de México - México, octubre de 2014.


Huellas libertarias - Un manifiesto indígena y anarquista en Bolivia


M. Genofonte

En 1929 los anarquistas del altiplano boliviano elaboran y difunden por todo el campo boliviano el manifiesto "La Voz del Campesino", en el que se proponía una forma original de movilización social que reivindicaba las raíces indígenas y de los mestizos pobres frente a la opresión del Estado y del capitalismo caciquil del momento.

Su autor principal era el mestizo Luís Cusicanqui. Un obrero mecánico, de amplia formación autodidacta, considerado como uno de los más activos e influyentes militantes anarquistas en el sindicalismo boliviano. De hecho, en 1927 formó parte de la dirección de la Federación Obrera Local (FOL) –la agrupación obrera más importante del momento en la capital de Bolivia, fundada por los anarquistas en oposición a la FOT, de tendencia marxista y autoritaria-, llegando a ser su Secretario General en 1940, cuando ya los libertarios habían sufrido los embates de la represión estatal, el reclutamiento forzado y las políticas corporativistas de cooptación y neutralización de los gobiernos de Toro y Busch en la posguerra del Chaco.

Cusicanqui había sido en 1923 uno de los siete fundadores de la agrupación anarquista “la Antorcha”, junto con, entre otros, Jacinto Centellas, Modesto Escobar y el español Nicolás Mantilla (Rusiñol) y, sobre todo, la enérgica luchadora Domitila Pareja, cuya temprana muerte a los veintiséis años de tuberculosis dejó un vacío en la militancia libertaria de Bolivia que nunca llegó a solucionarse del todo.

"La Voz del Campesino" tuvo una amplia distribución en el campo que por entonces vivían un intenso período de agitación, con frecuentes episodios de violencia insurgente y feroz represión militar y policial, cuando no asesinatos ejecutados directamente por los sicarios de los hacendados.

“Hace más de un siglo y una treintena de años –decía el Manifiesto- que venimos sufriendo la esclavitud más inicua que podía pesar en la hora republicana que nos ofreció la independencia, que nos costó la vida y la sangre india para librarnos del yugo español … Nos ultrajan los criollos de pantalón, chicote en mano, a mujer, hombre, niño y anciano cómo nos esclavisan. ¿Qué diremos de los doctores Abogados y demás Kellkeris? ¡Oh! Ésos son los más ladrones y forajidos que nos roban con la Ley en la mano y si decimos algo va la paliza y de yapa nos mandan a la Cárcel para unos diez años y mientras eso, arrojan a nuestra mujer e hijos y terminan con el incendio de nuestras casitas y nosotros somos blancos de las balas de los hombres tan dignamente ilustrados”. Y, finalmente, “Alerta hermanos indios de la raza americana que la sangre vertida sea el anuncio de la revolución votando esta vil sociedad mil veces maldecida”.

Nada más conocer las autoridades la difusión del manifiesto y que las colectividades campesinas se lo pasaban de mano en mano, la represión fue inminente. El 29 de julio es detenido Luis Cusicanqui, pero inmediatamente los anarquistas paceños promovieron una manifestación para lograr su libertad. Sin embargo, los manifestantes fueron brutalmente atacados por los agentes, robada la bandera de la agrupación “La Antorcha” y ordenado el cierre de todos los centros sociales y culturales anarquistas. Fue entonces cuando la FOL, cuyos locales se mantenían cercados por la policía, decretó la movilización general y, ante la impunidad gubernamental que no liberaba al preso, realizó un llamamiento a todas las organizaciones obreras, bolivianas e internacionales, para que se hiciesen eco del violento atropello que se estaba cometiendo:
“Por resolución de la asamblea de la FOL -decía el manifiesto- se pone en conocimiento que acabamos de ser víctimas de una cruel represión de parte de las autoridades y sería bueno que se haga una campaña intensa a favor de las víctimas de la persecución policial, Actualmente están prófugos de sus hogares los compañeros Miguel Rodríguez, Jacinto Centellas y Modesto Escobar … También está preso Luis Cusicanqui … La pretensión de las autoridades es desterrarlo fuera del país … Como se ve, compañeros, estamos sufriendo la más furiosa de las represiones y por esto pedimos se haga eco la prensa obrera del mundo de la cruel represión gubernamental en este país”.

Finalmente, los presos lograron ser liberados, por más que confinados en distintos lugares del país. Luis Cusicanqui y su compañera Ricarda Dalence, tras evitar el exilio forzado a que pretendían condenarlos, fueron confinados a Comi, provincia Murillo de La Paz, donde hubieron de permanecer hasta mediados del año siguiente.

[Publicado originalmente en La Campana # 20, Pontevedra, 23/9/2014; accesible en http://www.revistalacampana.info/pdf/la_campana_20_a4.pdf.]

¿Por qué soy anarquista?


Rudolf Rocker (1873-1958)

Soy anarquista, no porque crea en un futuro milenio en donde las condiciones sociales, materiales y culturales serán absolutamente perfectas y no necesitarán ningún mejoramiento más. Esto es imposible, ya que el ser humano mismo no es perfecto y por tanto no puede engendrar nada absolutamente perfecto. Pero creo en un proceso constante de perfeccionamiento, que no termina nunca y sólo puede prosperar de la mejor manera bajo las posibilidades de vida social más libres imaginables. La lucha contra toda tutela, contra todo dogma, lo mismo si se trata de una tutela de instituciones o de ideas, es para mí el contenido esencial del socialismo libertario. También la idea más libre está expuesta a este peligro, cuando se convierte en dogma y no es accesible ya a ninguna capacidad de desenvolvimiento interior. Donde una concepción se petrifica en dogma muerto, comienza el dominio de la teología. Toda teología se apoya en la creencia ciega en lo firme, lo inmutable, y lo irreducible, que es el fundamento de todo despotismo. A dónde llega eso, nos lo muestra hoy la URSS, donde incluso se prescribe al hombre de ciencia, al poeta, al músico y a los filósofos lo que deben pensar y crear, y eso en nombre de una teología de estado omnipotente, que excluye todo pensamiento propio e intenta introducir con todos los medios despóticos la era del hombre mecánico.

Que también en nuestras filas hay seres que han sido atacados por esta peste y que quieren prescribir a cada uno lo que debe pensar, no es ciertamente alentador, pero tampoco debe asustarnos. Lo mejor que debe hacerse es no tener en cuenta tales pretensiones jactanciosas y seguir tranquilamente el propio camino. Ninguno de nosotros, ni siquiera el mejor, tiene para ofrendar verdades absolutas, pues no existen. Las ilusiones sólo cumplen su cometido cuando están inspiradas por el espíritu de la tolerancia y de la comprensión humana y no pretenden ninguna infalibilidad. Si no es así, todas las discusiones son infecundas y sólo se pierde en ellas un tiempo que podría ser mejor empleado.

Jamás en mi vida he estado tan firmemente persuadido como lo estoy hoy de la exactitud interior de nuestras concepciones. Justamente por eso, cuando un nuevo absolutismo brutal del pensamiento amenaza envenenar todas las ramas de la vida social, es preciso defender con todas las fuerzas el gran tesoro ideal de nuestros precursores. Pero eso no se hace elevando cada frase de nuestros grandes pensadores (escrita hace 100 años e incluso hace 50 años), con encarnizamiento unilateral, a la categoría de una verdad absoluta, sino aplicando a todos los nuevos problemas de la era novísima la filosofía de la libertad, y buscando para ella una actuación práctica. El Anarquismo no es un sistema cerrado de ideas, sino una interpretación del pensamiento que se encuentra en constante circulación, que no se puede oprimir en un marco firme si no se quiere renunciar a él. Esto es lo que sostuvo siempre Max Nettlau y lo que no deberíamos olvidar nunca. Cada uno de nosotros no es más que un ser humano, y como tal expuesto al error. Todos aprendemos solamente por las experiencias, los unos más, los otros menos. Pero los pequeños o grandes Papas que nos quieren prescribir lo que debemos pensar, no tienen felizmente todavía ningún valor en el movimiento libertario. La línea pura se adapta a los hombres del Kremlin y a sus adeptos, pero no ciertamente a nosotros. Por esta razón habría que examinar toda opinión y respetarla, mientras surja de una convicción honrada. El que se estima a sí mismo, estima también a los otros. Este es el fundamento natural de todas las relaciones humanas, lo único que es obligatorio también para nosotros.

jueves, 23 de octubre de 2014

Sobre la reciente Cumbre del Clima en Nueva York


Ricardo Colmeiro

El pasado 23 de septiembre tuvo lugar en la sede la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York una Cumbre especial y extraordinaria, no vinculante, sobre el Cambio climático. En el habitual y vacuo lenguaje oficial usado en estos casos se trataba de “reunir voluntades políticas y movilizar la acción para generar las condiciones necesarias para alcanzar un resultado exitoso en las negociaciones” que darán su fruto este mismo mes de diciembre en Lima (Perú) y, sobre todo, el próximo año en París, donde se espera alcanzar un gran acuerdo internacional para frenar el cambio climático que entre en vigor en 2020.

¿Quién se reúne, para hablar de qué?

A esta Cumbre asistieron 120 Jefes de estado y de gobierno de todo el mundo, así como un elevado número de altos cargos políticos –con sus correspondientes asesores, de todo pelaje- de muy diferentes países, todos ellos expresamente invitados por Ban Ki-moon.

Si para todos los presentes resulta ya incuestionable que el Cambio Climático es de entera responsabilidad del modelo industrial y económico del régimen capitalista del que ellos mismos son los máximos garantes políticos (Jefes de Estado y gobierno), tampoco ninguno de ellos duda lo más mínimo en que todo su esfuerzo debe estar dirigido a que las decisiones que puedan adoptarse en ningún caso lleguen a poner en cuestión o a socavar los pilares de ese inhumano régimen.

Hay quien dice que menos ve el que no quiere ver que el ciego, que sí oye y siente. Pues hace falta una gran voluntad para no reconocer en los malandrines allí reunidos –los Ban Kimoon, los Obama, los Felipe VI …- a los mismos personajones que representan la raíz y causa del problema que no quieren ni pueden resolver sin suicidarse. Porque es su inexistencia lo que único que nos puede librar de las desgracias que ahora padecemos los humanos, llámense Explotación infantil, Guerras y Masacres, Miseria y Pobreza, Fronteras y Desigualdad, Devastación de la Naturaleza o Cambio Climático.

¿Cumbre o Corrillo? ¿Quizá ambas cosas?

Cumbre, porque allí estaban los encumbrados de cada uno de esos lugares que llamamos naciones o Estados. Corrillo, porque allí estaban concertados para la misma tarea: anunciar a bombo y platillo universal que ellos, ¡sí, ellos!, tienen la solución en su mano y están a un tris de alcanzarla, sino definitiva, al menos para ir tirando, antes del desastre definitivo.

Efectivamente, la Cumbre acabó sin acuerdos vinculantes, pero, como siempre ocurre, el comunicado oficial no reconoce fracaso alguno, pues no es de su interés que la comedia pare o la fe en el capitalismo y sus gestores se derrumbe, tan abruptamente con el cambio climático que se avecina. Al fin y al cabo, disimular el desastre resultará barato: unas cuentas promesas de financiación, frases pomposas sobre ‘futuros acuerdos’ (¡que esta vez si resultarán eficaces!), “una futura gran alianza por la humanidad y el planeta” y el compromiso de invertir (¿en qué? ¿quién? ¿A través de qué empresas y tinglados? ¿dónde? ¿a favor de qué o quién?..) apenas unos 200,000 millones de dólares en lo que resta de 2014 y 2015.

El glaciar que ha de helarnos, avanza mientras la Calavera de los Estados y el Capital habla y habla y habla …

Pero el bosque se muere, la mar se quema, el glaciar se deshiela … mientras ellos hablan y hablan. Durante todo un día la Gran Calavera habló y habló sin parar. Habló el secretario general de la ONU en la apertura de la ceremonia: “No se puede negociar con la Madre Naturaleza”, dijo. Y añadió: “El tiempo para responder al calentamiento de la Tierra se agota y no caben excusas: No puede haber un plan B, porque no tenemos un planeta B”. Habló el rey de las Españas, “hay razones para la esperanza … vamos en la buena dirección; ahora toca acelerar el paso”. Habló el presidente de EE UU: dictaré una orden ejecutiva por la que “el Gobierno USA tendrá que tener en cuenta los efectos del cambio climático en todos sus programas e inversiones para el desarrollo en otros países”. Habló pobres y emergentes para programas que reduzcan las emisiones …” … Fueron muchos los que se subieron a las cátedras de quita y pon. Todos dijeron lo mismo: ¡La amenaza es cierta, pero ya estamos en ello …!

Certezas

Pero que la amenaza es cierta ya lo viene afirmando la comunidad científica desde hace cincuenta años, por más que inicialmente se acusase a los más clarividentes de “enemigos de la economía, la industria y el progreso”.

Baste un ejemplo: El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, promovido por la ONU, ha publicado desde que se constituyó en 1988, cuatro informes, y ahora mismo está elaborando el quinto. En cada uno de ellos se considera “inequívoco” el calentamiento global … que las últimas tres décadas han sido más calurosas que cualquier otra anterior desde 1850, … que la responsabilidad humana (a través del modelo de producción industrial impuesto) es el factor dominante en dicho fenómeno, al igual que lo es sobre sus efectos en el medio ambiente … que se está precipitando el colapso de grandes glaciares del planeta, así como el retroceso de la banquisa ártica y el deshielo de enormes masas de hielo antártico … que, al menos desde 1979, las franjas tropicales continentales vienen ensanchándose sobre los dos hemisferios, Norte y Sur, empujando en ambas direcciones los grandes y tórridos desiertos -como el Sáhara, en el hemisferio norte- que actualmente las constriñen.

Como factor causal principal de estos perturbadores efectos y del cambio climático se señalan los millones de toneladas de gases de efecto invernadero y de dióxido de carbono (CO2) que se vienen liberando a la atmósfera con la combustión de combustibles fósiles: petróleo, gas y carbón, básicamente.

Sansones, ciegos, derriban el templo sobre si mismos, sobre todos

En este contexto, no faltan alertas científicas que avisan de que el planeta tierra -¡nuestra casa! – y todos sus habitantes nos enfrentamos a un desastre ambiental sin precedentes, provocado por mano (in)humana (nos es imposible calificar de humanos el capitalismo, los estados o los intereses criminales de los poderosos.) Pues las emisiones, vertidos y extracciones están sobrepasando con creces la capacidad de la naturaleza de absorber las agresiones que sufre el delicado equilibrio de la biosfera. Esa finísima capa del planeta que sostiene la vida, cuyas dimensiones se reducen a unas pocas decenas de metros bajo tierra y otras tantas sobre el suelo, más la columna de agua oceánica. Los sustantivos que dan cuenta de esta realidad forman parte del lenguaje habitual en todos los rincones del planeta, sin excepción: deforestación, desertización, contaminación, toxicidad ambiental, pérdida de biodiversidad, desecación de humedales, deshielo, catástrofes inusuales, etc.

La festiva procesión pide al Zar mientras el Domingo de sangre se repite cada día

Dos días antes de la Cumbre sobre el Clima una amplia coalición realizó una multitudinaria Marcha de los Pueblos por el Clima, con el fin de presionar a la jerarquía política de todo el mundo para que adoptase medidas efectivas contra los responsables del cambio climático y evitar el fracaso de la anterior cumbre en Copenhague (2009), cuando Obama dinamitó en el último momento un acuerdo ya aceptado por la mayoría de las naciones, incluida la UE.

Organizada por cerca de 1600 organizaciones de todo tipo, la Marcha, en un ambiente festivo y colorido, reunió a cerca de 300.000 personas provenientes de los más variados ámbitos sociales en el lado oeste del Central Park, en Nueva York, el domingo 21 de septiembre. Al mismo tiempo, se habían previsto acciones de protesta en otros muchos lugares del mundo, como Londres, París, Berlín, Rio de Janeiro, Melbourne, Estambul o Bogotá, que se desarrollaron con más o menos participación.

La solución del problema no podrá venir de ahí

Quizá fue la autora Naomi Klein quien mejor llegase a expresar la contradicción de los actos en los que se participaba, cuando recalcó una frase de uno de sus libros: “El cambio climático lo cambia todo. Lo cambia todo porque si seguimos por el camino que estamos ahora, cambiará nuestro mundo físico a tal punto que será irreconocible. Aún es posible detener ese resultado catastrófico, pero eso implica cambiar todo nuestro sistema económico. La buena noticia es que, para mucha gente, ese sistema no está funcionando”.

¿Podrán, querrán, sabrán … cambiar el ‘sistema económico’ los jefes de estado y gobierno que se iban a reunir dos días después en la Cumbre del Clima? ¿Tiene algún sentido pedirles a ellos que protagonicen esa tarea ineludible?

[Publicado originalmente en La Campana # 21, Pontevedra, 7/10/2014; accesible en http://www.revistalacampana.info/pdf/la_campana_21_a4.pdf.]