viernes, 31 de octubre de 2014

Comic - ¿Qué tienen de malo los refrescos? ¡No tome Caca Cola!


Rius






















































































































































































































[Tomado de http://www.taringa.net/posts/info/10525341/Que-tienen-de-malo-los-refrescos-No-tome-Caca-Cola-sic.html.]


Coca-Cola: ¡la ponzoña que promete "felicidad y alegría"!



























Ecoosfera.com

[Nota del El Libertario: tomamos dos reportes publicados en la web mexicana Ecoosfera, que nos han parecido suficientemente claros y contundentes en relación a este clásico del envenenamiento y embobamiento colectivo bajo el capitalismo.]

Los efectos corrosivos de la Coca-Cola en nuestros cuerpos

La Coca-Cola, esa bebida burbujeante que ha generado tanto revuelo por sus dudosos beneficios en lo que respecta a la salud. Sin embargo, aún con todas las campañas internacionales antiCoca-Cola que se han promovido para suspender sus ventas, cada 24 horas se consumen en el mundo 1 600 millones de sus productos.

¿De dónde nació?

Cuando el doctor Pemberton creó en 1886 la fórmula Vino Coca Pemberton, lo hizo con el objetivo de proporcionar un remedio para la digestión y la fatiga. Para ese entonces, el doctor venía en promedio 9 botellas al día, lo que implicaba un gran crecimiento en su negocio medicinal. Fue así que le pidió a Frank M. Robinson un diseño para su producto; y el resultado: el cambio de nombre para el inconfundible logotipo de Coca-Cola.

Con el paso del tiempo, unos chicos emprendedores decidieron exportar este producto líquido, por lo que el Dr. Pemberton aceptó su propuesta con una sola e inquebrantable condición: Coca-Cola suministra el concentrado y las embotelladoras elaboran, venden y distribuyen la bebida.

Fue hasta 1928 que Coca-Cola llegó a México. La empresa empezó a desarrollar diversos promocionales enfocados en el público mexicano. ¿Quién diría que México se convertiría años después en el principal consumidor a nivel mundial de esta bebida? Y si no lo cree, estudios han demostrado que en el país se consumen 675 botellas por habitante; por lo que no nos sorprenderíamos de que esté en los principales países con mayor sobrepeso y obesidad.

¿Qué efectos tiene la Coca-Cola en nuestro cuerpo?

La doctora Gloria Gilbert explica en True Activist qué sucede en el cuerpo cuando consumimos una sola lata de esta bebida:

Al ingerir una lata de este refresco, estamos recibiendo diez cucharadas de azúcar como un gran golpe; esto provoca una reacción muy intensa en nuestro cuerpo, que si no vomitamos en ese momento es porque el organismo provee ácido fosfórico para equilibrar esos niveles exagerados glucosa en la sangre. Sin embargo, no es suficiente: como efecto dominó, la glucosa eleva los niveles de insulina transformando toda la azúcar ubicada en el hígado en grasa. En consecuencia, la presión arterial se eleva, bloqueando los receptores de adenosina (molécula predominante en el proceso del sueño) y así continuar en estado de alerta.

¿Y esto qué provoca? Que el ácido fosfórico se una al calcio, al magnesio, al sodio y al zinc en el tracto gastrointestinal, sobrealimentando al metabolismo para la  eliminación pronta de estos nutrientes a través de la orina. Recordaremos que estos elementos son importantes en nuestro organismo para su buen funcionamiento en general. De lo contrario, al perderlos, el cuerpo se desequilibra, generando diferentes tipos de enfermedades tanto físicas como emocionales.

Algunos de sus elementos (y sus efectos en el cuerpo) son:

- El agua carbonatada: aunque no es agua mineral, se trata de agua con convencional filtrada. Este ingrediente provoca secreción gástrica, incrementando la acidez del jugo gástrico y también flatulencias.

- Ciclamato sódico, o sustituto del azúcar: con un sabor 200 veces más dulce que el azúcar, este producto fue prohibido en 1969 por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) por aumentar la incidencia de cáncer en la vejiga.

- Aspartamo: es otro sustituto del azúcar, el cual también fue prohíbo en 1969 por la FDA. A temperaturas elevadas, se descompone en metanol (alcohol) y fenilalanina, convirtiéndose en sustancias peligrosas que pueden destruir el nervio óptico y causar ceguera. Además, también se puede transformar en formaldehído, el cual es un intenso cancerígeno.

- Ácido ortofosfórico: debido a su acidez, las tuberías en donde se transporta el concentrado necesitan ser resistentes a este material. Y si eso provoca en materiales muertos, en el cuerpo puede causar irritación de la piel y de los ojos.

En conclusión, es recomendable investigar las implicaciones que ciertos productos pueden provocar en nuestro organismo; de ahí, una vez que estemos bien informados, entonces buscar alternativas que nos ayuden a cuidar nuestro bienestar corporal y mental.

[Tomado de http://www.ecoosfera.com/2014/02/los-efectos-corrosivos-de-la-coca-cola-en-nuestros-cuerpos/.]

****************************************************************

¿Por qué es una mentira que la Coca-Cola Life es baja en azúcar?

En los últimos días, hemos sido testigos del nuevo producto de la empresa Coca-Cola: el refresco Coca-Cola Life. Esta bebida, vestida de verde, ofrece el mismo sabor de una Coca-Cola regular pero con el beneficio de contener menos calorías, ya que sus endulzantes son de origen natural.

Sin embargo, la publicidad de esta empresa se ha encargado de mezclar mentiras y verdades para confundir a los consumidores, de modo que hacen creer que dicha bebida es una de las más saludables, cuando en realidad es nociva. Tan sólo 600 mg de este producto contienen 27 gr de azúcar, un equivalente a 5 ½ cucharadas cafeteras.

Muchos consumidores consideran que, al estar endulzada con un edulcorante natural no calórico (Stevia), la dosis de azúcar es reducida; no obstante, la proporción de azúcar en la Coca-Cola Life cubre de 77 a 108% de la tolerancia máxima de azúcar en un adulto para un día. De modo que, si un niño consume esta bebida, su tolerancia máxima de azúcar se satisface desde 135 hasta 180% al día. En conclusión, tan sólo 600ml de esta bebida cubre más de 50% del total de azúcar máxima tolerada para un día.

Además, la Coca-Cola Life cuenta con 90 mg de sodio, el cual se encarga de diluir el sabor altamente azucarado de la bebida. Pareciera ser que el consumo de sodio en esta bebida no afecta a la salud; no obstante, la suma de las cantidades de esa sustancia encontrada en varios alimentos regulares termina poniendo en riesgo a la población.

Así que, al consumir este tipo de bebidas azucaradas, se pone en riesgo la salud de las personas. Obesidad, diabetes y síndrome metabólico son sólo algunos de los ejemplos de las posibles afectaciones físicas desencadenadas por esta bebida.

Para reducir el consumo de esta bebida, puedes optar por un café frío añadiéndole azúcar de caña moscabada o simplemente agua simple.

[Tomado de http://www.ecoosfera.com/2014/10/por-que-es-una-mentira-que-la-coca-cola-life-es-baja-en-azucar/.]

jueves, 30 de octubre de 2014

Cronología de la huella anarquista en la revolución mexicana (1892-1932)


Guadalupe Rivera

1892 Ricardo Flores Magón es arrestado por dirigir una manifestación estudiantil antigubernamental. Tenía diecinueve años y estuvo un mes en prisión.

1904 En Febrero lxs liberales se exilian en Estados Unidos. Reaparece Regeneración, fundado en 1900 y censurado varias veces. Se publicaba en San Antonio y su fin era conseguir que lxs mexicanxs de ambos lados de la frontera estuvieran en contra de Díaz.

1905 Librado Rivera y Ricardo Flores Magón, futuros miembros de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano asisten a conferencias de anarquistas como Emma Goldman, donde se empapan del ideal libertario.

Febrero: Praxedis Guerrero publica Alba Roja en San Francisco, donde, probablemente, los miembros de la futura Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano tuvieron conocimiento de su existencia.

1906 el PLM tenía cuarenta y cuatro unidades guerrilleras clandestinas y los clubes liberales operaban en las cinco zonas en que había sido dividida la ciudad de México. El alzamiento es aplastado.

1907 Enero: Poco después del fin de la rebelión de Río Blanco, los obreros de la fábrica textil La Magdalena, habían hecho que la planta cerrara, la fábrica fue un punto en donde hubo militancia obrera con una fuerte influencia anarquista entre 1876-1882 y 1911-1931, así como huelgas continuas en las décadas de 1880-1890. Los obreros de La Hormiga, una planta cercana, inmediatamente los siguieron, pero la huelga fracasó y cinco líderes obreros fueron arrestados una vez que los guardias rurales ocuparon la fábrica.

Juana Belén funda "Las Hijas de Anáhuac", grupo formado por unas 300 mujeres libertarias que pedían mediante huelgas mejores condiciones laborales para las mujeres. Porfirio Díaz, ordenó su deportación a los Estados Unidos. Juana fue una de las redactoras del Plan de Ayala.

1908 la Junta del PLM cuenta con 64 centros armados, sin contar el Estado de Chihuahua, la región Lagunera, a los Yaquis y a los Tarahumaras. Práxedis marcha a El Paso, Texas, para ponerse en contacto con los grupos de la frontera, reunir dinero, armamento, transmitir instrucciones de la Junta a los contingentes que iban a levantarse en el Estado de Coahuila y para ponerse al frente de un grupo en una población de Chihuahua. El movimiento es descubierto por la dictadura, son capturados en toda la República grandes cantidades de parque y armamento, cayendo prisioneros varios centenares de revolucionarios. Aún así, en la noche del 24 al 25 de junio estalla el levantamiento de Viesca, Coahuila, con éxito, ya que toman la población y proclaman el programa del Partido Liberal Mexicano, pero luego un fuerte destacamento de federales se abalanzó sobre el pueblo y los obligó a retirarse, capturando a muchos. Junto con Enrique Flores Magón, Práxedis organiza una nueva expedición por el norte de México. Salen de El Paso a Ciudad Juárez. A la una de la mañana del día 30 llegan a Palomas, situada a 100 kms al oeste de Ciudad Juárez pero son nuevamente derrotados. Práxedis y Enrique se retiran de Palomas dirigiéndose a Ciudad Guzmán, en donde se quedan varios días, marchándose luego a Ciudad Juárez y de ahí a El Paso con el fin de llegar a Alburquerque, Nuevo México, donde Práxedis pudo curar sus heridas.

1910 La Revolución mexicana llegó finalmente pero La Junta Organizadora del PLM estaba encarcelada. A pesar de esto la Confederación de Grupos del Ejército Liberal Mexicano logra una serie de victorias militares en Casas Grandes, Chihuahua y otros sitios. Práxedis Guerrero, muere en combate en Janos, Chihuahua. Muchos moderados y socialistas ortodoxos del PLM aceptan las promesas de Madero uniéndose a sus fuerzas; Francisco Madero con traición arresta al líder militar más poderoso y efectivo del lxs anarquistas, Prisciliano Silva.

1912 Junio: Juan Francisco Moncaleano, anarquista colombiano llega a México desde La Habana. Profesor universitario de Colombia, había exasperado a las autoridades por sus actividades organizativas, su apoyo a una revolución violenta y a una sociedad anarquista, por lo que era buscado. Simpatizaba fuertemente con las ideas del pedagogo anarquista Francisco Ferrer Guardia y con el PLM. Moncaleano publica Luz, un periódico anarquista. Voltairine de Cleyre, importante colaboradora del PLM fallece.

Septiembre: Los esfuerzos combinados de lxs trabajadorxs mexicanxs, de un puñado de exiliadxs de la anarcosindicalista española Confederación Nacional del Trabajo (CNT), y de la propagación de las ideas a través de las páginas de Acción Directa, lograron constituir la Casa del Obrero Mundial: la primera central sindical.

1913 Marzo: por influencia de la Casa se forma en Monterrey un grupo que se autodenominó Luz y que empezó a publicar un periódico con este mismo nombre, basados en el grupo y la publicación del colombiano Moncaleano.

Primeras manifestaciones del 1º de mayo: En Río Blanco, militares disparan sobre la multitud cuando ésta hizo caso omiso de la orden de dispersarse. En Mérida y en Monterrey las manifestaciones fueron relativamente pequeñas y se llevaron a cabo sin incidentes.

El indígena mayo Fernando Palomares y José María Rangel organizan un grupo del PLM para lanzarse nuevamente a la lucha armada, al intentar incursionar desde Texas a territorio mexicano se enfrentaron a un grupo de rangers, fueron derrotados y condenados a 50 años o más de prisión.

1914 Agosto: Reapertura de la Casa del Obrero Mundial cerrada durante el huertismo. La base para la reconstrucción fue preparada mediante un sistema clandestino de comités y emisarios enviados de la ciudad de México a otras ciudades incluyendo los estados de Puebla, Michoacán, Hidalgo, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí. Lxs anarquistas formaron casas regionales en Guadalajara y Monterrey.

1915 Trágica Alianza de la Casa del Obrero Mundial con Carranza, pactada por los dirigentes de esta. Creación de los Batallones Rojos que combatieron a los Zapatistas y Villistas. Zapata propone a la JO del PLM que se trasladen y editen Regeneración en las zonas liberadas de Morelos. No aceptan, temiendo perder la perspectiva internacionalista de la revolución, además de la inseguridad del traslado por el norte del país.

1916 Enero: Carranza disuelve y desarma a los batallones rojos. Los soldados-obreros despedidos encuentran serias dificultades para hallar empleo. La situación estalla los meses de Mayo-Agosto con una Huelga General. Clausura de la Casa.

1917-1918 Reflujo del Anarquismo: en el DF aparecen los Jóvenes Socialistas Rojos, Los Autónomos y Solidaridad. No menos de veinte grupos anarco-sindicalistas siguieron funcionando o se formaron en otras partes del país como Tampico, Guadalajara, Saltillo, Aguascalientes, Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Monterrey, Ciudad Juarez, Zacatecas, Toluca, Orizaba y León.

1921 En oposición a la charra Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM... QUE AUN EXISTE!) se constituye la Confederación General de Trabajadores (CGT) de orientación anarcosindicalista, con miles de miembros en varios estados de la república y afiliada a la Asociación Internacional del Trabajo. Editan varios periódicos.

1922 Debido a las altas rentas, el anarquista Sindicato Revolucionario de Inquilinos realiza una huelga masiva en la ciudad de Veracruz. Las trabajadoras sexuales participan activamente. Noviembre: el Estado gringo asesina a Ricardo Flores Magón.

1923 Nicolas T. Bernal funda la editorial "Grupo Cultural Ricardo Flores Magón" que reeditará las obras del anarquista. Octubre: Librado Rivera, quien permanecía encarcelado desde 1918 junto a Flores Magón por publicar un manifiesto anarquista, es excarcelado y deportado a México. Muy empobrecido regresa a su natal San Luis Potosí donde vende libros que Bernal le proporciona.

1923 - 1932 Rivera y el grupo "Los hermanos Rojos" simpatizantes de la JO del PLM desde 1917 y cercanos a la CGT organizan varios periódicos, mítines e impulsan la lucha obrera de los trabajadores petroleros de Tamaulipas. Se antoja imaginar a un joven Augusto Cesar Sandino escuchando las palabras del incansable anarquista.

En su tradicional periodismo de combate, Rivera ataca abiertamente al gobierno mexicano, denuncia el exterminio de la Tribu Yaqui, aboga por la libertad de lxs presxs políticxs anarquistas del PLM que continúan presxs y se pronuncia por la vida de Sacco y Vanzetti. Esto le ocasiona algunos arrestos. Librado publica en periódicos de México, Argentina y Estados Unidos.

1931 La impresionante estrategia del estado mexicano conocida como charrismo sindical, las pugnas internas, la represión, el desconcierto y las tácticas reformistas diluyen a la GCT, algunos grupos minoritarios sobreviven.

1932 Librado Rivera muere a causa de las heridas e infecciones ocasionadas por un atropellamiento.

Después de 1932 El reformismo activo de los regímenes de Obregón, Calles y Lázaro Cárdenas aplasta al anarquismo mexicano. Las mayores organizaciones agrarias y obreras urbanas serán controladas por el gobierno nacional por muchas décadas. Enrique Flores Magón en 1933, participa en la fundación de la Confederación Campesina Mexicana, precedente de la charrísima Confederación Nacional Campesina, que apoya la candidatura de Lázaro Cárdenas.

Junto con Librado Rivera -el último magonero- fallece todo un ciclo de luchas libertarias.

Al anarquismo mexicano le tomará muchos años volver a resurgir...

[Tomado del libro Apuntes para una ética libertaria. México, 2014, edición del autor, pp. 88-94. El texto completo está disponible en http://opendesing.wordpress.com/2014/07/07/apuntes-para-una-etica-anarquista.]

Deuda externa e interna del Gobierno central subió a USD 127,8


Boletín ANIH

Los ingresos petroleros y tributarios se han quedado cortos para atender el gasto público. El Ejecutivo nacional, para cubrir la brecha, ha recurrido al endeudamiento que en 12 meses tuvo un crecimiento de 21%. Datos del Ministerio de Economía y Finanzas muestran que al cierre del primer semestre de 2013 la deuda interna y externa del Gobierno central estaba en USD 105,7 millardos, mientras que en el mismo lapso de 2014 el saldo se elevó a USD 127,8 millardos ($ 127.800.000.000), sin incluir los compromisos de Petróleos de Venezuela ni los préstamos con China.

La información revela que en el repunte que tuvieron las obligaciones del Gobierno en el transcurso de los primeros seis meses del año incidió el incremento de la deuda interna. Hasta la primera mitad del pasado año, el saldo de esa deuda era de USD 60,3 millardos, pero en 2014 aumentó a USD 83,5 millardos.

Dicha cantidad abarca no solo las emisiones de bonos sino también las operaciones que realizan los fondos paralelos como el Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción, que efectúa colocaciones de títulos para el plan de vivienda. Esa deuda indirecta se incrementó a 19,5 millardos de dólares. Sin embargo, ese comportamiento de las obligaciones tendrá modificaciones en esta segunda mitad del año, debido a que desde junio no se han efectuado subastas de títulos, porque el despacho de las finanzas las suspendió y de la deuda programada para este ejercicio por 105 millardos de bolívares (16,6 millardos de dólares) se ha colocado el 49%.

La información oficial muestra que la deuda externa cerró al término del primer semestre en 44,4 millardos de dólares EUA, 2,2% menos con respecto al 2013; el descenso obedeció a las amortizaciones que se efectuaron en la segunda mitad del ejercicio pasado. El crecimiento de la deuda pública impacta en las cuentas fiscales, debido a que se tienen que comprometer más recursos del presupuesto, al pago del servicio de la deuda.

[Tomado de NOT-ING 3-281, boletín electrónico de la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat - ANIH, transmitido el 27/10/2014.]

Opinión: Héroes con pies de barro


J.R. López Padrino

El bastardo socialfascismo bolivariano ha hecho grandes esfuerzos por hacerse, así sea de una manera fraudulenta, de una epopeya heroica. Ha recurrido a la reconstrucción fraudulenta y oportunista de la historia a fin de crear sus propios mitos y héroes. Falsas apologías basadas en héroes con pies de barro, en mediocres sin méritos creados por el aparato propagandístico del régimen a fin de dotarse de una épica que le sirva para alimentar política y emocionalmente al proyecto totalitario, cohesionar sus militantes y consolidarse en el poder.

Un buen ejemplo de esos héroes de pies de barro ha sido el caso del ya fallecido comandante galáctico y sus fantasiosas gestas épicas del 4F y el 11A. El 4F se trató de una asonada protagonizada por un grupete de militares con ambiciones de poder, que culminó con la rendición humillante del fallecido tte coronel en el Museo Militar. Fecha que ha sido bautizada paradójicamente como "el día de la dignidad". Igualmente es inconcebible calificar de hazaña heroica su rendición incondicional el 11A, así como su retorno el 13A después de haber agotado su parque de lágrimas implorando clemencia ante sotanas religiosas.

El lamentable asesinato, en confusas circunstancias, de Robert Serra y María Herrera le ha permitido al socialfascismo bolivariano gestar un nuevo héroe con pies de barro. Es obvio que la versión dada por la dupla de Maduro-Cabello de que Serra era un probo e íntegro dirigente político, "lo mejor de la juventud del PSUV", no la cree nadie, ni los propios chavistas, y menos quienes estuvieron en su entorno que conocieron de cerca su atormentada vida personal. Si bien es cierto que su carrera política la comenzó en las aulas de la UCAB como dirigente juvenil del PSUV, su ascenso meteórico en las filas del oficialismo fue gracias a sus vinculaciones con las turbas criminales de la "robolución" (paramilitares), las cuales fueron promovidas por el régimen con el fin de hostigar, reprimir y de ser necesario eliminar físicamente a los adversarios al proceso. Hordas fanatizadas que forman parte del legado que dejó el fallecido iletrado de Barinas. colectivo

Para el fachochavismo no importa el verdadero valor del sujeto, lo importante es transformarlo en un ejemplo, en un mártir para convertirlo por "decreto" en héroe de la revolución. Las manipulaciones en torno al asesinato de Serra y su posterior elevación al panteón de los héroes del proceso responden a la estrategia perversa de la pestilente logia militar que desde Miraflores pretende reforzar la polarización política del país, así como de cohesionar sus maltrechas bases mediante el discurso del odio.

Contra el Estado, por la comunidad real


Jesús Sepúlveda

Para desterritorializar al Estado hay que oponerse al militarismo y a su base ideológica: la idea de estado-nación. Si fuera posible suprimir lo imaginario de las comunidades imaginadas, existentes en los diversos proyectos de construcción nacional, la comunidad devendría en un grupo real de personas con rostros y nombres identificables. Su interacción diaria sería a escala humana y la comunidad sería verdadera. Así se desterritorializa al Estado.

A la idea de estado-nación se le liga la noción de raza: fundamento de la xenofobia y del racismo. El Estado nunca ha dejado de ser un instrumento clasista y racista de control y opresión. Su territorialización ocurre mediante el movimiento de tropas y el despliegue militar. Para desmaterializar al Estado hay que desmantelar el militarismo y el armamentismo. El Estado opera como si fuese un gran galpón nacional, que invierte en terrenos de ensayo bélico: las guerras. Con la desmaterialización del Estado se desterritorializa la nación y las fronteras limítrofes pierden realidad, deviniendo lo que son: límites artificiales construidos por los predicadores de todo tipo de nacionalismos y regionalismos, responsables de los vínculos políticos impuestos por el Estado a los sujetos. El nacionalismo persigue subyugar a la gente bajo las prácticas sedentarias derivadas tanto del control urbano como de la economía territorial agropecuaria. El efecto de esas prácticas es la domiciliación, que trae aparejada la acción domesticadora del Estado. No obstante, cuando el dispositivo que promueve el concepto de territorio nacional se disuelve, uno de los mecanismos de la estandarización también deja de funcionar. Desplazarse libremente de una zona a otra -de comunidad a comunidad- sin ser controlado por los sistemas aduaneros ni por las intendencias policiales, conlleva a que la libertad se corporice en una práctica cotidiana. El movimiento constante es una fuerza incontrolable. Su carácter libertario radica en su capacidad de abolición del sedentarismo y de la domiciliación, desbaratando todo control estatal. Desplazarse es desdomesticarse. Ir de un lugar a otro, conocer gente, aprender sus idiomas y entender otras visiones de mundo, es una praxis libertaria. Dicha praxis agudiza la peculiaridad.

El fascismo es fomentado por el nacionalismo: sentimiento de propiedad nacional que exacerban las clases poseedoras y adineradas. Ese sentimiento es transferido a los desposeídos y pobres de la ciudad por medio de los mecanismos de propaganda y adoctrinamiento cívico, oficial y nacional. Algunas personas, por ejemplo, repiten discursos -que publicitan la ideología- en la primera persona plural. Se conjuga el verbo en la forma del nosotros, promoviendo el control idiomático y reforzando las identificaciones entre patria, bandera, gobierno y gente. Decir por ejemplo: “tenemos un parque, una cordillera, un buen equipo o una economía estable”, implica un grado lingüístico de aceptación de cierta identidad colectiva nacional asignada y/o impuesta. Éste es el nosotros de la realeza, adaptado a los tiempos modernos para hacer pensar a la gente que el gobierno y sus instituciones financieras representan al individuo común. La gente habla de las acciones del gobierno como si hubiese tenido alguna participación en la decisiones gubernamentales o en la represión militar. Ésta es la alienación nacionalista que facilita la aparición del fascismo. El adoctrinamiento se reproduce a través de las escuelas, el deporte, los valores tradicionales, las reglas, las narrativas oficiales y los medios de control. La propaganda se aviva a través de las pantallas lumínicas (p.e. la televisión, el cine, la informática, etc.), los medios impresos, la radio, la educación, etcétera. El fascismo se cristaliza en la noción de nación. Por ello, toda identidad comunitaria asignada y/o impuesta tiende a reforzar dichas nociones: nacionalidad, regionalismos, idioma, rol social, colegiaturas, creencias religiosas, clanes familiares, hermandades, relaciones de trabajo, oficio o profesión, etcétera.

La comunidad real no transita por el sendero de estas aplicaciones identitarias. La comunidad real tiene que ver con el compañerismo y la amistad. Y no es difícil imaginarla. La constituyen todos aquellos familiares, amigos y amigas que vemos a diario y con quienes preferimos relacionarnos y disfrutar cada día. Allí se vivencia la solidaridad cotidiana y se le niega presencia al Estado. Allí hay reconocimiento mutuo y respeto a ultranza. Allí también se desterritorializan las fronteras y se arrían con bravura las torpes banderas de la xenofobia.

[Tomado del libro El Jardín de las Peculiaridades, Valparaíso, Nihil Obstat, 2011, pp. 41-43; texto completo accesible en http://vivalaanarquia.files.wordpress.com/2010/12/el-jard_n-de-las-peculiaridades.pdf.]

miércoles, 29 de octubre de 2014

1ª Feria Antiautoritaria del Libro y del Fanzine de Cali


1ª FALCA

Con esta pequeña intención, se pretende generar un espacio de reflexión, cuestionamiento, desaprendizaje, de construcción y destrucción, de las ideas y practicas individuales y sociales de la realidad presente.

La convocatoria estará abierta hasta el 15 de noviembre del 2014, la invitación está abierta a proyectos editoriales de diferentes formatos como fanzines, boletines, revistas, folletos, libros, periódicos…. de carácter autogestionado y autónomo. Se busca hacer  difusión de publicaciones/editoriales afines a las ideas antiautoritarias en sus diferentes matices, antipatrialcal, antifascista, ecologista, antiespecista, anarquistas…

El evento se realizará los días 29 y 30 de noviembre, La idea es también dar espacio a otros formas de expresión como la poesía, el cuento, la música de tipo acústica, muestras de teatro, performance, muestras audiovisuales, títeres , marionetas…

Igualmente, lanzamiento de libros, fanzines, presentación de editoriales, conversatorios, ponencias, talleres…

Envíe su propuesta a : primerafalca@gmail.com

Más Info en http://1rafalca.blogspot.com/




























Desde 1999 militares se la han gozado con 505% de aumentos salariales


Redacción

El reciente anuncio de Nicolás Maduro de incrementar el sueldo a los militares en un 45% a partir del 1/11/2014, revela que en 15 años de “revolución” los armados han recibido un impactante porcentaje de 505 % desde el año 1999 hasta hoy.

En los gobiernos de Hugo Chávez se otorgaron continuos aumentos al personal militar. Entre 1999 y 2003, el aumento fue de 30% cada año. En octubre de 2003, en medio de la conflictividad política, Chávez anunció un aumento salarial de entre 50% - 60% para 2004. Entre 2005 y 2009 se volvió al aumento de 30% anual, pero en 2010 y 2011 los incrementos en el salario de los militares fueron de 90%. En abril de 2010 hubo un aumento de 40%, a lo que se suma el aumento decretado para 2011 de 50%, retroactivo desde el mes de septiembre. Ambos años estos porcentajes superaron a los decretos de aumento de salario mínimo. En 2012 el aumento volvió a ser de 40%.

"Con Maduro no ha sido nada duro"

Desde que tomó la silla presidencial, Maduro ha resaltado “la necesidad de ajustar correctamente los salarios” de los integrantes de la corporación militar, tal como lo hizo su predecesor, así que -contando al actual- ha hecho cuatro anuncios de aumentos de sueldo en menos de dos años. Las otras tres gracias presidenciales se reseñan a continuación:

- Mayo 2013
Luego del aumento del 40% que realizara el fallecido presidente Chávez, al inicio de su gestión Maduro autorizó en estas fechas un incremento en la escala salarial de los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, así como la creación de tres fondos para beneficiar a los efectivos militares como refuerzo de la Misión Negro Primero. Dichos beneficios serían la creación de un fondo de contingencia médica, uno para el acceso a la vivienda y la recreación y esparcimiento. En su momento, el mandatario especificó que “decidió aumentar el período de los créditos para los vehículos de 4 a 7 años, igual que la cobertura básica de póliza de salud que estaba en 20.000 bolívares aumentarla a 50.000 bolívares. También está el incremento del beneficio del tickets de alimentación”.

- Octubre 2013
La entonces ministra de la Defensa, Carmen Meléndez, anunció un ajuste de salarios a militares de la FANB según sus rangos: “Para todo el personal sargento el aumento será de 60%; los oficiales y generales de división, 50% y los mayores generales y almirantes, 45%. Ese es el ajuste real”.

- Noviembre 2013
El presidente Nicolás Maduro anunció el 27 de noviembre de 2013 un nuevo aumento general de sueldo a toda la tropa profesional de la Fuerza Armada, en ese momento no precisó porcentajes, aunque informó que los efectivos recibirían un bono especial navideño.

Para concluir, y tener idea aproximada de la reacción castrense a estas noticias, ir a https://www.youtube.com/watch?v=qfZ3kA28-0M


Nota de consolación: Para no dejarlos marginados, a los ilustres magistrados del Tribunal Supremo de Justicia también les dieron su vainita, así que para el próximo año tendrán 48,9 % más de plata para sus sueldos. Ver detalles en http://www.el-nacional.com/politica/TSJ-gastara-sueldos-magistrados_0_508749294.html


Opinión - Venezuela: Cultura de la muerte


Belsaí Yánez

No es posible asignar a lo meramente circunstancial, los atroces crímenes que forman parte de la realidad social venezolana en los últimos tiempos. Asesinatos cometidos a puñaladas, acompañados de tortura, cuerpos despezados, Robert Serra, Enrique Franceschi, Eliecer Otayza, Maia Sardinha, Yesenia Mújica, son los casos más relevantes de este horror en el 2014, sumados a los miles de muertos por la violencia, anónimos en cuanto a hecho noticioso masificado, pero presentes en el dolor de sus familias.  Estamos ante escenarios que conducen a que el terror se hospede, en algunos casos, acompañado del “morbo”, en otros con la desesperanza y el desconcierto, en pocos, con clara conciencia, con entendimiento y fortaleza para desalojarlo. Es difícil elaborar psicológicamente el horror. Bajo el dominio del miedo continuo se produce una parálisis, no es posible pensar, la tendencia es a evadir o a congelarse.

Estamos ante asesinatos con violencia patológica grave, enferma, sin el más mínimo rasgo de humanidad. Para apuñalear a una persona, así como para desmembrarla, tiene que latir un odio inconmensurable, sólo que ese odio que parece personal y subjetivo, tiene como particularidad, que nace bajo circunstancias objetivas y colectivas. En los crímenes que han acontecido, no estamos ante Un criminal o Un asesino despiadado, estamos ante una cultura despiadada, una cultura de muerte.

En la violencia brutal e inclemente, la sociedad está representada, el criminal la encarna. También es una manifestación de la relación con los otros, de los vínculos afectivos y de la conexión con la humanidad y es, indudablemente, expresión de la propia realidad psicológica, descompuesta, cargada de odio e impotencia en niveles pasionales desmedidos, a tal punto, que la empatía y el derecho a la vida no tienen espacio.

En toda violencia se expresa el poder, la dominación. Requiere de la conversión psicológica del sujeto en objeto, más aún, cuando se manifiesta como un acto despiadado, bestial, sanguinario. En las ejecuciones aberrantes, como las que Venezuela ha tenido que conocer en los últimos meses, simbólicamente hay una destrucción de la condición humana, porque el asesino al destruir al otro, se destruye a sí mismo, también deja de ser, se destruye como persona y como humanidad. Hendir una y otra vez, con fuerza, sin reflexión, sin contención, un cuchillo en otro cuerpo humano hasta despojarlo de la vida, bañándose de sangre, de muerte, así como el hecho brutal de descuartizar a alguien, son actos que sólo son posibles bajo una completa despersonalización del victimario (máquina de muerte) y en la mente de éste, despersonalización de la víctima que pasa a ser una cosa, un objeto destruible. Nadie es persona, ambos son objetos, todos son objetos.

Detrás de la destructividad despiadada coexisten la impotencia, la exclusión del hecho humano y el deseo de poder del impotente. Crecer en un país enfermo, en el que desde la familia hasta el Estado no sólo transmiten, sino que sobrevaloran el pragmatismo, el manejo amoral de la oportunidad, el desenfreno por la riqueza y el poder, la fuerza de la imposición y la degradación del otro, la aniquilación del adversario (real o simbólica), las mafias “exitosas”, el delincuente como modelo, es realmente abrumador, tóxico, deformante, criminal de lo humano que existe en cada ser.

La debilidad psíquica, la descomposición espiritual, no son condiciones aisladas. La deformación se encuentra en todos los niveles, es cotidiana, porque lo es la competencia incontenible por poseer negando al ser. La debilidad está adentro, es intrapsíquica y está afuera, en la sociedad. No hay un referente que contenga, mucho menos que facilite, que lo moral-humano se construya. La debilidad es muerte.

La violencia no nace de lo que llamamos “el corazón” de los seres humanos, la violencia está en el corazón de un sistema, en el que se despoja al ser de lo que crea, dejándole apenas lo que le permita subsistir y reproducirse, que lo obliga a competir con los otros para poseer lo creado por todos, en una disociada relación de anhelo de objetos que parecieran cobrar vida y dominarlo. La paz no puede convivir con la explotación, con el arrebato a otros de lo que producen, ni puede existir bajo este intercambio dónde las cosas simulan seres, mientras los seres se vuelven cosas. En esas iniquidades late la violencia, la que despoja y la que crece al ser despojado, la que deshumaniza. Para la paz, en cuanto a desaparición y ausencia de violencia, se requiere erradicar todo tipo de dominación.

Por otra parte, no es casual lo que habita en las entrañas de la violencia atroz: Una sociedad que refuerza, subrepticiamente, un modelo hedonista en el que el goce, el placer instantáneo, desenfrenado, constituyen una forma de  huir de la propia existencia; dónde el consumo de drogas, los placeres indómitos, son la ilusión de un escape del sufrimiento del no ser, escape en el que -contradictoriamente-  el ser pleno, creativo, solidario, transformador, se anula por completo, al aniquilar su identidad, y destruye sus vínculos, su esencia, su naturaleza.

Detrás de los actos de violencia repugnante tenemos una realidad palpable, cotidiana. El resentimiento profundo, un odio irracional que emerge de la convicción que la destrucción del otro diferente, es condición para la sobrevivencia. Clara  muestra de ello es la violenta y sanguinaria represión del régimen venezolano, la ensañada contra los jóvenes en las protestas, con un fin claro de exterminar, donde la muerte de Geraldine Moreno es emblemática: toda la saña de un Estado descargada en el rostro hermoso y en los sueños de una joven. Lo que son los asesinatos atroces, emergen también en la represión de Estado.

Sucede que este reino de injusticia poderosa ha engendrado muchos, demasiados monstruos. Las condiciones que pululan en la Venezuela actual son manifestaciones agudas de un sistema que deshumaniza, que despoja. Es un régimen que eleva a niveles superlativos todos los males, por eso degrada, para reducir y dominar. Descarga las culpas y proyecta sus trastornos en los otros sin las más mínima vergüenza; oculta las faltas en monumentales mentiras que se vociferan sin tapujos y esgrime la ley como enorme falacia; maneja a su antojo la impunidad, las leyes, los poderes, urde una paz que es un espectro para ocultar una truculenta historia de armas, “colectivos”  y  crímenes, de engaños, de disfraces, en la que los que ponen el "orden" y la disolución delictiva, son una unidad indisoluble que intercambia roles y solo se diferencia por una “chapa” o un uniforme circunstancial.

El régimen en Venezuela es un sociópata sin contención, sin barandas, armado, que es capaz de cualquier cosa por salvar su pellejo. Como Estado necrofílico, su cultura rinde adoración a la muerte y la destrucción. Ejerce, abiertamente su poder mediante la dominación aplastante que se mueve en permanentes atropellos, con un doble discurso en el que la perorata de la paz es un campo de guerra sin camuflaje, en que la ley es excremento maleable, en el que la satisfacción de las necesidades básicas se ha convertido en una cruzada en la que la muerte deambula amenazante. Aniquilar para sobrevivir, destruir para dominar, no para construir, la cultura de muerte está en los asesinos y en la sociedad, se nutre del miedo, lo institucionaliza para hacer perdurable la dominación. Venezuela está paralizada, está sujeta al horror, pero hay que empezar por romper el miedo para transformar, para que renazca la vida.

[Tomado de http://bandera-roja.blogspot.com/2014/10/venezuela-cultura-de-la-muerte.html.]

Opinión: Antecedentes y fomento de la fragmentación sindical


Héctor Lucena

En la comprensión de las relaciones de trabajo de una sociedad determinada, entendida ella como la relación necesaria entre empresa y trabajadores para los hechos productivos, una tarea fundamental es el conocimiento de trabajadores y sus organizaciones como también de empresarios y sus gremios. Ambos han de ser comprendidos en su dimensión interna, como en sus relaciones entre si, y muy especialmente en sus relaciones con el Estado y particularmente con los Gobiernos. Hoy la sociedad venezolana vive difíciles relaciones en este esquema. Es por lo que nos planteamos comentar sobre la evolución sindical, entendiendo que desde sus origines ha sido una fuerza que nació enfrentando al status quo, por lo que ha sido natural que a lo largo del camino enfrentara oposiciones y obstáculos. De su evolución derivan varias consideraciones, algunas bien estudiadas, otras no, por lo que también hay creencias y especulaciones.

En la vida económica de las sociedades que llegaron más temprano al capitalismo -países europeos-, desde sus inicios se empezaron a formular planteamientos dirigidos al reconocimiento y a los derechos de los trabajadores y sus organizaciones. Es muy importante tener presente que tenían una orientación bien diferente a las organizaciones previas que congregaban a los trabajadores organizados a partir del oficio, es decir los gremios de quienes como artesanos tenían una situación de relativa ventaja, por el conocimiento y el control de los procesos productivos que ejecutaban. Pero la fábrica y el maquinismo en general, degradó el trabajo artesanal y colocó a los trabajadores en una situación menos ventajosa para la defensa y conquista de un tratamiento justo. Esta historia tiene dos y tres siglos en los países europeos.

Mientras todo esto pasaba en el viejo mundo, por estos lares tropicales de la Venezuela de entonces, estábamos en guerra primero por la independencia y luego la de los caudillos regionales contra quienes se adueñaron del poder central, y ahí se nos fue todo el siglo XIX. Empezando el siglo XX el gobierno central finalmente se impuso y liquido los últimos levantamientos de montoneras y caudillos. En todas estas etapas, por supuesto no dejo de realizarse el trabajo predominantemente agrícola y pecuario, pero con formas de propiedad y organización productiva pre capitalistas, más que obreros asalariados lo que movía esta producción eran campesinos, jornaleros y peones. En tanto que por los patronos se trataba fundamentalmente de vestigios de oligarquías, terratenientes y campesinos ricos, y no de alguna burguesía. El país figuraba en el mundo solo con su mapa geográfico, pero no con el económico.

Empezamos a aparecer en mapas económicos y geopolíticos con el descubrimiento de los yacimientos petroleros en la segunda década del siglo XX, justamente hace cien años. Las labores emprendidas por las compañías petroleras en los primeros años requirieron grandes contingentes de mano de obra, pero para tareas elementales vinculadas a las labores que permitieran auscultar nuestra geografía en el propio terreno, lo que implicaba abrir caminos, campamentos, desplazamientos en zonas inhóspitas por lo que por cada gringo habían decenas y centenas de trabajadores locales y hasta importados muy especialmente de las Antillas, habida cuenta que sus pobladores portaban la condición de súbditos de las monarquías británicas y holandesas, pioneras en la inversión exploratorio e inicial de esta etapa.

Como ya Venezuela aparecía en el mapa económico y geopolítico, inmigración de todo el orbe empezó a llegar al país. En lo político el país seguía siendo atrasado, modesta evolución en 1936, otros ensayos entre 1945-48, breve lapso de medidas avanzadas que fueron las que al fin permitieron mostrar una fisionomía a las relaciones de trabajo, porque hasta entonces o no había nada o lo poco que había era simplemente formal, como fue por un período la misma ley del trabajo de 1936. Muy ponderada en alguna bibliografía, justamente por eso porque no había nada previamente; aunque los trabajadores hicieron sus esfuerzos por crear sindicatos y federaciones. Pero véase que con toda la riqueza que succionaban las compañías petroleras desde la segunda década del siglo XX, no fue sino hasta 1945 y 1946 cuando se produjeron las primeras negociaciones entre sindicatos y compañías petroleras, que es decir al fin su reconocimiento.

Este inicio tardío de las relaciones de trabajo aun hoy marca aspectos que son vitales para la comprensión de este campo. Hoy caracterizamos las acciones regulatorias de la revolución bolivariana por aprobar importantes beneficios individuales para los trabajadores, haciendo el papel del gestor o dador de los mismos, al tiempo que restringe el accionar de las organizaciones propias de los trabajadores. Queda la idea que es el gobierno quien da los beneficios, y no es el producto o logro del accionar colectivo de los propios trabajadores, o que estas conquistas sean propias del desarrollo institucional laboral venezolano.  En otros tiempos era común oír “las prestaciones sociales nos las dio Carlos Andrés”, hoy se oye “la pensión me la dio Chávez”. Quizás se pueda subrayar que en el primer caso, se asociaba la conquista tanto con el caudillo como con su partido.

Así como la Ley del Trabajo de 1936 fue avanzada en beneficios individuales, al mismo tiempo dejó para el sindicalismo una estructura perversa de atomización y fragmentación, dando amplio poder discrecional al estado y gobiernos para invadir la vida sindical, castrando posibilidades de esta organización antes de ser incluso un movimiento nacional.

Hoy, en la revolución bolivariana ha sido una constante aprobar regulaciones para restringir el campo de actuación autónoma a las organizaciones de los trabajadores, condensadas ellas en el Decreto con rango y fuerza de ley orgánica del trabajo, los trabajadores y trabajadoras, pero ademas se fomentan otras regulaciones que privilegian la organización a partir del territorio, de la comunidad y de otros criterios, pero no del trabajo ni la producción. A todo esto se sumará, aún pendiente en manos gubernamentales implementar los consejos de trabajadores, que agregarían más fragmentación y dispersión entre los trabajadores.

[Tomado de http://hectorlucena.blogspot.com/.]

De la ANARQUÍA


François Chátelet (1925-1985)

Es lugar común del pensamiento político, resabiado o banal, el afirmar que toda colectividad un poco numerosa requiere obligatoriamente para sobrevivir, para preservar su seguridad y acrecentar su dicha, un jefe (o un gobierno) del que emanen las decisiones, y un conjunto de enunciados necesarios –las leyes– que aseguren el recto orden social. Bien se reclame de la Razón de los filósofos o de alguna revelación divina, o bien se fundamente en la experiencia cotidiana o en el cálculo de las ciencias experimentales, se da como evidente que es necesario un principio que tenga poder para unificar la multiplicidad. Esta idea está tan arraigada que, las más de las veces, los discursos políticos más profundos dedican toda su energía, desde antaño y hasta no hace mucho, a debatir cuestiones tales como las de saber a quién le debería tocar el mando y cuáles debieran ser las leyes más adecuadas para garantizar lo mejor posible la paz en el interior y la fuerza en el exterior. Y, hoy en día, la política de los políticos ¿no nos presenta como esencial el debate que afronta la elección entre dos regímenes –uno que se pretende liberal y el otro que se pretende socialista, cuando tanto el uno como el otro están sometidos al mismo axioma de la productividad del Capital–, o entre dos modelos: el americano y el soviético, cuando uno y otro se encarnan en dos Estados que, con medios diferentes, se afanan en cuadricular el espacio mundial en una red de bastiones militares, de satélites informativos, de instituciones tecnocráticas y de policías en todos los órdenes?

No es el momento aquí, ahora, de reavivar una tradición muy antigua –en nuestra civilización se remonta, según los documentos que nos han quedado, a los cínicos y los sofistas griegos– que cuestiona el principio de este principio unificante. Que se precise alguna unidad en una colectividad, no ofrece duda ninguna. Pero ¿por qué mantener que ésta deba provenir necesariamente de un principio exterior y superior? ¿Por qué razón no convenir, a título contractual y, por consecuencia, provisional, que tales individuos, tales microgrupos, que se dan a mantener de hecho relaciones de interés, de costumbre, de deseo o voluntad, decidan simplemente formalizar estas relaciones en alianzas diversas que permitan intercambios (de bienes, de servicios o ideas) y que no alienen en modo alguno la libertad de las partes contratantes por aquello que no es el objeto del contrato? ¿Por qué remitir la decisión a un hombre (o a un gobierno) –aunque fuera por un espacio de tiempo limitado–, cuando hay múltiples decisiones que tomar y que para cada una de ella, es posible concebir una institución precaria encargada de tomarla y de aplicarla y, luego, de desaparecer? ¿Por qué no desmultiplicar hasta el extremo en el espacio y en el tiempo, este irreemplazable descubrimiento del pensamiento democrático que es la pluralidad de los poderes? ¿Por qué encorsetar a la sociedad con enunciados necesarios, cuando, en la mayor parte de las veces, siendo respetada la igualdad de todos delante de la instancia que juzga públicamente, tiene importancia poder promulgar unas reglas flexibles que permitan tener en cuenta la singularidad de cada caso?

En resumidas cuentas, por qué no pensar seriamente en volver a poner en cuestión este principio-trampa, herencia de la teología, de la sacralidad del Estado. El poder del Estado está engrosado hoy día por una lógica tanto más espantosa en cuanto que tiene a su disposición medios científicos de coerción y de incitación. Y el sentido original de la an-arquía no dice otra cosa que esto: intentemos concebir la organización social de otro modo e imaginar esta organización como producto siempre cambiante, siempre provisional, de los deseos y de las voluntades de aquellos que constituyen la fuente de todo poder: los individuos, diferentes todos y todos tan semejantemente hombres.

[Tomado de http://revistapolemica.wordpress.com/2014/10/15/de-la-anarquia/.]

martes, 28 de octubre de 2014

La feminización del ejército: el caso del Estado Español


María del Prado Esteban

Idoia Rodríguez Buján ha sido la primera mujer soldado muerta «por España», cayó en Afganistán, en 2007, defendiendo los intereses imperialistas del Estado español (y su alianza con EEUU) en ese país. El Ministerio de Defensa está en manos de otra mujer, responsable no sólo de las operaciones militares en el exterior y del rearme del ejército, sino de lo que sucede en cada cuartelillo de la Guardia Civil, dado que es un cuerpo militar que depende de ese Minis­terio, además del de Interior.

Estos hechos, entre otros muchos, rompen algunos tópicos y estereotipos, como el de que las mujeres son siempre pacifistas y víctimas en las guerras, mientras que los hombres son belicosos y por ello las inician. Hoy, en La Legión, un cuerpo fundado por Millán Astray y perfeccionado por Franco, que ha sido considerado el reservorio de los disvalores machistas más repulsivos, más del 9% de sus miembros son «damas legionarias», con iguales tareas y cometidos que sus compañeros, «caballeros legionarios». En el conjunto de la tropa del ejército español las mujeres son el 18%, pero la demanda femenina ha tenido un incremento anual sostenido del 60%. El 25% en las Escuelas Militares son alumnas y pronto comenzarán a alcanzar el grado de general las primeras que cumplan los requisitos de antigüedad y formación. El modelo español ha sido calificado de los más «progresistas» porque permite el acceso de las mujeres a todos los puestos, incluidos los de combate. En el Cuerpo de Reservistas Voluntarios las féminas suman casi un tercio de los 4.500 integrantes con que cuentan. Tales son algunos de los hechos.

Eso significa que en los próximos decenios muchos crímenes de guerra, actos genocidas y torturas serán perpetrados por mujeres (hoy está ya comenzando a suceder) lo que hace tambalearse muchos de los presupuestos de un feminismo sexista esencialista y estatolátrico. No puede aceptarse el argumento de que las féminas están siendo usadas por el patriarcado como carne de cañón, pues en la cadena de mando de las instituciones de la violencia estatal su número crece sin cesar. En los cuerpos represivos su presencia aumenta más rápido incluso que en el ejército y son ya el 56% de los aspirantes para la escala ejecutiva de la Policía Nacional, lo que significa que, en un futuro próximo, estos cuerpos estarán mandados por mujeres a las que habrá que calificar como miembros de pleno derecho del Estado y ejecutoras de su política represiva.

La misoginia de los ejércitos es una ideología históricamente formada en un periodo muy específico. El Código Civil napoleónico de 1804 instauró un concreto sistema patriarcal parcial que respondía a las necesidades e intereses del sistema liberal estatal-capitalista en la época. Aquí fue servilmente copiado por el Código Civil de 1889 [1]. Estos textos legislativos institucionalizan la preterición femenina, y estatuyen la noción de familia como orden jerárquico, asentado, por tanto, en el desamor, en el que prevalece el varón. Pero tales privilegios fueron un regalo envenenado hecho a los hombres, pues a cambio de ellos debían entregar sus vidas al Estado. Los ejércitos de Napoleón I eran un sumidero que consumió lo mejor de la juventud masculina europea en su época. Las mujeres estuvieron obligadas a parir hijos para las guerras de las élites mandantes como los hombres lo estaban a servir, y a menudo morir, en las mismas. La obligada segregación de los sexos que exigía la vida castrense imponía el ascenso de valores y prácticas depravados como el alcoholismo, la prostitución y la violencia entre iguales. De estos ambientes es de donde surge la misoginia, precisamente por estar excluidas la mayor parte de las mujeres de tales situaciones de las que sólo participaban hombres y prostitutas. Lo que vulgarmente se entiende por «macho», es decir, un varón chulesco, violento, inmoral y misógino, es una creación sobre todo del ejército, por el que fueron forzados a pasar todos los hombres y no de la condición masculina en general.

Pero la esencia de los ejércitos no era la marginación femenina, sino la afirmación coercitiva del Estado, su agresividad frente a todo lo que se le oponga en el interior y la lucha con las otras potencias por el control de los recursos mundiales. El machismo es un valor prescindible sujeto a las necesidades cambiantes del sistema y no forma parte de lo substancial de la institución. Hoy es posible encontrar entre los documentos oficiales de las Fuerzas Armadas auténticos alegatos feministas [2] que resultan imposibles de interpretar desde los simplistas presupuestos del antimilitarismo de hace treinta años.

Durante los gobiernos de la socialdemocracia, de 1982 a 1996, se inició el ascenso imparable de las empresas multinacionales españolas que fortaleció y prestigió como nunca el capitalismo [3] y su expansión neocolonial. Vinculado a ello se redefinieron los objetivos de la política de «defensa» en España. Tal política estaba destinada a favorecer el ascenso del Estado español como potencia imperialista [4] y su primera traducción práctica fue la de cooperar con las operaciones de Mantenimiento de Paz (sic) patrocinadas por la ONU; para ello la creación de unas fuerzas armadas profesionales era un requisito imprescindible. El ejército de reemplazo era ya obsoleto en esos años, pues la caída de la tasa de natalidad hacía prever una disminución notable de los soldados de quintas. Pero sobre todo había dos aspectos que lo hacían inviable, la percepción social de que tal institución representaba los principios del régimen franquista y era una amenaza permanente para la sociedad civil y la imposibilidad de desarrollar los planes neocolonialistas del Estado Español en la esfera mundial, pues en la guerra del Golfo, en 1991, se comprobó que el envío de efectivos militares fuera de nuestras fronteras era muy conflictivo con tropas de reemplazo [5]. La culminación del proyecto de ejército profesional encontró un escollo muy importante en la voluntad civilista de la sociedad española que repudiaba la vida castrense de manera que, si a principios de los años 90 del siglo pasado el número de objetores respecto al de soldados era del 14%, en los años finales del decenio llegó a ser del 93%, por ello un estudio de una fundación cercana a las instituciones estatales concluye que dada «la declinación de la disponibilidad de hombres de 18 años y el desinterés generalizado por la profesión militar, el mantenimiento de un número casi constante de aspirantes a las FFAA sólo ha sido posible gracias a la creciente participación de las mujeres en las sucesivas convocatorias» [6]. De ese modo, en la actualidad se ha podido destinar a operaciones en el exterior casi 8.000 militares suprimiendo el tope de 3.000, que existía hasta 2008. En el caso de las mujeres son, además, unas tropas especialmente motivadas, entusiastas y entregadas a sus funciones, pues las consideran «liberadoras».

Lo cierto es que si para el primer liberalismo la reclusión de las mujeres en la esfera doméstica era una necesidad política y militar [7] de primer orden, hoy sus objetivos exigen la «emancipación» femenina de la cárcel del hogar, las mujeres están llamadas a servir al sistema no como madres, sino como soldados y también como productoras en el sistema laboral. Estos cambios suponen una auténtica refundación del Estado que aumenta su capacidad de dominar y sojuzgar, vistiéndose con un aura de libertador de las mujeres y otros sectores antes oprimidos. Este aspecto ha tenido una importancia decisiva en la percepción social del ejército que ha pasado a ser la institución mejor valorada de todas las del Estado según un sondeo del CIS en 2008, consiguiendo crear entre los ciudadanos la imagen de unas fuerzas armadas modernas y progresistas, feministas y humanitarias, cuyo mejor símbolo es la figura femenina, que para el imaginario social, tanto para hombres como para mujeres, sigue siendo expresión de pacifismo.

La capacidad para dotar al ente estatal de virtudes redentoras ha sido el objetivo esencial de la sociedad de la información, es decir, de la manipulación; en el asunto que nos ocupa el instrumento para acometer la vida interior de los sujetos y dirigirlos a su favor ha sido el feminismo de Estado, impulsado por el PSOE, que ha ido engordando y ampliando el Instituto de la Mujer, creado en 1983, hasta dar­le carácter de Ministerio, fun­­dando, en un arrebato orwelliano, el de Igualdad, digno heredero, por otro lado, de la Sección Femenina franquista.

De las corrientes feministas existentes, el feminismo institucional ha ido extrayendo las ideas y argumentos para ganar a las mujeres a su causa y convertir a una porción sustancial de ellas en fuerza de choque del sistema. Puesto que las virtudes castrenses no habían formado parte del universo mental femenino en el pasado, su creación ha de ser calificada como muestra innegable de la potencia de los instrumentos de manipulación de las conciencias en la sociedad actual.

El odio es el decisivo estado de ánimo del soldado de los Estados, las guerras injustas solo pueden sustentarse en la hostilidad hacia el enemigo y la xenofobia [8], el odio, junto con el egoísmo han de ser la disposición anímica prevaleciente en la sociedad para llevar a efecto los objetivos del Estado, tener instrumentos poderosos de represión en el interior y de conquista en el exterior. El aborrecimiento irracional a los hombres ha sido, por eso, el camino por el que muchas mujeres se sienten realizadas en la vida militar. Esta emoción ha actuado como idea medular de cierto feminismo nietzcheano y fascistoide afín de forma ontológica al sistema. En «El Segundo Sexo» Simone de Beauvoir deplora la falta de agresividad de las mujeres pues «la violencia es la prueba auténtica de la adhesión de cada cual a sí mismo» envidia la «voluntad macho de expansión y dominación» que pretende presentar como la esencia de la masculinidad, sin serlo, pues tal imagen depravada no puede representar al común de los varones sino a ese chulesco y provocador matón de cervecería que constituía las SA nazis, que es a quien la autora venera. Es ese sujeto machista gestado en las guarniciones militares quien se toma como ejemplo para reescribir la nueva feminidad, asumido ya que «el amor es el opio de las mujeres» [9] la guerra por ansia de dominación pasa de ser abominable a considerarse natural. Por otro lado, el feminismo institucional ha conseguido imponer la idea de que el salario es el principal instrumento de la emancipación femenina, de modo que la vida militar, si es profesional, o sea como mercenarias, se considera legítima. También se ha justificado la apetencia de poder como meta para las mujeres, lo que casa muy bien con la jerarquización de la institución militar.

Los instrumentos para conseguir esas fundamentales modificaciones en la idiosincrasia femenina han sido múltiples y complejos. Las teorizaciones feministas nietzcheanas se han dirigido a los sectores de mujeres preocupadas por su condición y con un cierto nivel intelectual, pero también se han difundido desde el cine, la novela, las revistas y la prensa, las «agencias de igualdad» dependientes del gobierno, la enseñanza, los sistemas de formación de las empresas, de manera que nadie, ni mujeres ni hombres, pueda sustraerse al perpetuo bombardeo de los dogmas oficiales.

Pero el enfrentamiento entre los sexos inducido desde arriba, que no es sólo entre los sexos pues se extiende a la contienda general de los iguales, proporciona otro valor positivo para la expansión de los recursos militares del sistema. La depravación y desintegración de la vida social ha sido siempre el caldo del que se nutren las mesnadas militares y policiales. El ascenso de formas degradantes de vida y diversión en las que muchas mujeres han visto rasgos emancipadores es uno de los asuntos a tener en cuenta. Otro, sin duda, es el ocaso previsible, en los años venideros, de la familia, presentado por algunas corrientes pretendidamente radicales como un gran logro social, pero que es realmente hoy una de las aspiraciones fundamentales del sistema que consigue con ello eliminar la última institución que agrupa a los sujetos al margen del Estado y en la que todavía perviven, de forma imperfecta e incompleta pero muy real, los valores de la convivencia, el apoyo mutuo, el colectivismo y el desinterés. La desaparición de la familia no se produce en el marco del surgimiento de otras formas alternativas y superiores de vínculos sociales [10], sino de la destrucción de todos los lazos que unían a las personas al margen de las instituciones gubernamentales y tendrá como resultado la constitución de un sujeto aislado de sus iguales, sin relaciones humanas relevantes que será, por tanto, presa del Estado. No habrá, entonces, una red de parientes que se preocupen, que lloren o que protesten por sus hijos o hijas y hermanos o hermanas llevados a las guerras futuras, y los soldados (mujeres en un porcentaje cada vez mayor) podrán ser enviados a morir en cualquier parte del planeta.

El Ministerio de Defensa gasta algo de dinero en hacer publicidad de las facilidades que tienen las militares para ejercer su maternidad, pero es obvio que en una sociedad de alta natalidad, las mujeres afluirían menos al ejército, de modo que, en este asunto, como en tantos otros, se practica no la prohibición sino el adoctrinamiento que impide a los sujetos pensar y desear siquiera lo que no conviene al sistema. La función que asignó el primer liberalismo a las féminas en la reproducción para el mantenimiento del sistema productivo y el ejército ha quedado obsoleta en las sociedades de la modernidad tardía que, además de expoliar los recursos económicos del Tercer Mundo, han ampliado este saqueo a la explotación de sus recursos demográficos. De esta manera las mujeres en Occidente son dedicadas principalmente al trabajo asalariado y las funciones estatales (en el ejército, la policía, la judicatura, la enseñanza y los medios de adoctrinamiento entre otros), mientras en los países pobres otras mujeres están obligadas a parir hijos e hijas para ocupar la escala inferior en el sistema productivo occidental, generando así un sistema de castas propio de las sociedades despóticas más aciagas.

En la actualidad cinco millones y medio de inmigrantes suplen a los niños y niñas no nacidos en el reino de España desde los años 80, unos miles lo hacen como tropa en el ejército español. Estas personas, nacidas y criadas en sus países de origen, ocasionaron un gasto tanto a sus familias como al Estado pero no serán productivos en ese entorno sino a miles de kilómetros, convirtiéndose así en uno de los más lucrativos negocios del momento actual. Por ello la maternidad, en occidente, no conviene al poder establecido y es denigrada, menospreciada e impedida por todos los medios a su alcance.

El más fundamental golpe a la maternidad viene de la manipulación de la psique femenina que ha producido un declive de las capacidades afectivas en un número creciente de mujeres que han reprimido y ahogado un elemento emocional, vinculado a su propia fecundidad, que en principio forma parte (en una gran porción de ellas) de su vida más íntima. Además han conseguido que, en el orden de prioridades, deseos y aspiraciones de las féminas el trabajo, la diversión, el dinero, el poder sobre los demás o cualquier minucia egoísta o placentera se encuentre por encima de la maternidad. Para las que no hayan sido completamente devastadas por la ideología dominante usan la coacción de las empresas, del entorno inmediato familiar y social (de personas asimismo adoctrinadas), y de los «expertos» (médicos, psicólogos etc.) que intervienen constantemente en la vida de los sujetos para imponer los intereses del capital y del Estado, entre otros. Se vincula el aborto a la «libertad» de la mujer, que es «libre» de abortar pero no de ser madre y se promocionan desde las alturas todas las formas de sexo no reproductivo, argucia fundamental para que la tasa de natalidad siga cayendo. Con todo ello el sistema está consiguiendo imponer sus intereses en lo demográfico a la sociedad para convertir a las mujeres en escuadrones dedicados a la producción, el consumo, la vida militar y policial.

Para fortalecerse el Estado ha modificado de forma esencial la cosmovisión de millones de sujetos femenino,s ello hace que cada vez haya más mujeres en los aparatos de violencia estatal, además aparecen implicadas en casos de torturas, crímenes de guerra y actos similares. Ellas obtienen ahora de las instituciones estatales privilegios legales y económicos parciales pero ciertos [11], del mismo modo que antes se les dieron a los varones, pero estas ventajas llevan aparejadas las mismas cargas que han portado los hombres históricamente, las de ir a las guerras y morir en ellas por las élites mandantes de sus países. En la compleja situación mundial actual no pueden descartarse conflictos bélicos de gran letalidad en el futuro que se acerquen a la Guerra Total, si tal hecho acontece los ejércitos profesionales serán insuficientes y los países implicados harán levas en masa a las que serán llamadas las mujeres, al igual que los hombres [12].

El feminismo de Estado es hoy la ideología equivalente al patriotismo de principios del siglo XX; si aquella fue el alimento espiritual de una generación de varones que pereció por millones en los campos de batalla de la I Guerra Mundial (y poco después en la Segunda), ésta cumplirá la misma función para las mujeres en los conflictos bélicos por venir. Por ello, esta ideología, que ha permitido la vinculación y apoyo de un importante sector de las féminas para los planes del ente estatal es un factor estratégico de primer orden que el sistema no permitirá que sea tocado sin una acción ofensiva feroz.

Las jerarcas del feminismo institucional, Carme Chacón, Bibiana Aído y María Teresa Fernández de la Vega entre otras, son culpables de la muerte de la soldado Idoia Rodríguez Buján y lo serán de la muerte en las guerras futuras de miles (tal vez incluso cientos de miles) de mujeres, no ya soldados voluntarias, sino muchachas que serán llamadas a filas por su quinta cuando el ejército profesional quede rebasado. Ellas son el enemigo principal de las mujeres en el presente.

En conclusión:
- El antimilitarismo de nuestro tiempo tiene ante sí la tarea de desentrañar, desde el análisis de lo real, tales proyectos y desenmascararlos, pues conocer y comprender al enemigo es la precondición para cualquier estrategia. Las mujeres comprometidas con la libertad y la emancipación social tienen que sumarse a estas tareas.
- El feminismo del pasado ha quedado obsoleto por los sustanciales cambios que el sistema ha introducido en la condición femenina y en la conciencia social por lo que tiene que ser revisado críticamente de forma colectiva por mujeres y hombres.
- Es necesaria la lucha contra todas las formas de segregación y división en el seno del pueblo fomentadas por el Estado, de modo que mujeres y varones, hermanadamente unidos, hagan frente al sistema tiránico actual en todos los ámbitos, también en la lucha antimilitarista.

Notas

[1] Nótese que ello sucede casi un siglo después que en Francia como producto, no del «atraso» español (soniquete de la progresía durante decenios) sino de la resistencia encontrada a tales proyectos a este lado de los Pirineos en el mundo popular, en los hombres tanto como en las mujeres.

[2] Es muy significativo el artículo «Mujeres» que aparece en la página web oficial del Ejército del Aire. La «Revista Española de Defensa», órgano del Ministerio, dedica en todos los números un espacio no pequeño a entrevistas, artículos etc. de mujeres. El Observatorio de la Mujer en las FAS, creado por el gobierno en 2005, hace informes y trabajos periódicos con el objeto de establecer las bases que permitan alcanzar la paridad en el ejército entre féminas y varones

[3] «El auge de la empresa multinacional española» Mauro F. Guillén

[4] Aunque el Plan Estratégico Conjunto (PEC) sigue siendo, a día de hoy, secreto, su contenido a grandes rasgos puede ser deducido de su concreción práctica en decretos y órdenes diversos.

[5] El análisis hecho por EEUU después de la Guerra de Vietnam y que llevó a diseñar un modelo de ejército profesional abierto al voluntariado y a las mujeres era conocido y ha sido la guía que se tomó para transformar las Fuerzas Armadas aquí. Sobre el actual ejército de Estados Unidos un texto esclarecedor es «Por tierra, mar y aire. Las huellas globales del ejército americano» R. D. Kaplan. Los ejércitos han cambiado mucho en los últimos 20 años y, por tanto, el antimilitarismo tiene que actualizarse, incluso refundarse, a partir de las nuevas condiciones

[6] «La incorporación de las mujeres a las Fuerzas Armadas: el caso español y su percepción pública en la perspectiva comparada» Angustias Hombrados, José A. Olmeda, Consuelo del Val. Real Instituto Elcano.

[7] En realidad ya en la I Guerra Mundial (1914-1918), las potencias en pugna, todas ellas, echaron mano de las féminas con el objetivo de ocuparlas en la industria y las labores de la retaguardia. Para esas mujeres se elaboró ya un primer ideario feminista que fue desarrollado más tarde. Sobre esta cuestión ver «Ellas solas. Un mundo sin hombres tras la Gran Guerra» Virginia Nicholson.

[8] Distinto es el caso de las guerras legítimas en donde el estado de ánimo prevaleciente ha de ser el de superar el horror por la violencia en aras de metas trascendentes, necesarias y justas.

[9] «Política sexual» Kate Millet. Este texto publicado en el año 1969 ha sido libro de cabecera de varias generaciones de feministas convencidas de su naturaleza revolucionaria, pero ninguna revolución positiva puede basarse en el desamor hacia los iguales que es el principal elemento constitutivo del sistema tiránico actual.

[10] En «Refugio en un mundo despiadado. Reflexión sobre la familia contemporánea» C. Lasch concluye que la crisis de la familia en Norteamérica ha tenido un desenlace inesperado «el restablecimiento del despotismo político basado no en la familia sino en su disolución. En lugar de liberar al individuo de la coerción externa, la decadencia de la vida familiar lo somete a nuevas formas de dominación, mientras que al mismo tiempo debilita su capacidad para resistirlas». Exacto.

[11] La Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género es una muestra de la perversidad de un sistema que usa la discriminación como factor de enfrentamiento entre iguales, lo mismo sucede con la ley de Igualdad, la de Paridad, las ayudas y subvenciones en el cine y en otros sectores. Es significativo que en la actual crisis el paro se masculinice según todos los datos.

[12] Esto será así inevitablemente, pues la constitución en su artículo 30 dice que todos los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España y, por lo tanto, pueden ser llamados a filas cuando el poder constituido lo decida.

[Tomado de http://www.nodo50.org/ekintza/spip.php?article512.]