Con la tecnología de Blogger.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Navidad: La gran orgía de la estupidez


Gazzetta del Apocalipsis

Todos lo sabemos: las fiestas navideñas son la gran orgía del Sistema. Durante esta época del año, todo cuanto nos rodea es una impúdica exhibición del poder subyugante del Sistema sobre nuestra mentes. Sin recato alguno, la maquinaria del Sistema nos dice qué debemos pensar, cómo debemos actuar, qué nos debe gustar y cómo debemos expresarnos. Nos convertimos en esclavos de compromisos y reglas no escritas y nos vemos obligados a gastar dinero con el fin de aparentar ante los demás y ante nosotros mismos. No hace falta ahondar demasiado en el tema, pues es de todos sabido y cualquier persona con un mínimo de conciencia ya se habrá dado cuenta de ello.

Pero la Navidad nos ofrece también una oportunidad única: la posibilidad de ver de forma mucho más clara cuáles son los engranajes de esta maquinaria infernal que llamamos Sistema y que el resto del año vive agazapada en nuestra psique, manipulándonos como a títeres. Para comprenderlo mejor, solo tenemos que hacernos unas simples preguntas:
¿Por qué razón actuamos de esta manera en esta época del año?
¿Qué justificación lógica hay para ello?

Al hacernos preguntas como estas es posible que aparezca la típica persona bien informada y nos hable sobre los orígenes paganos de la Navidad y su relación con el solsticio de invierno. Incluso es posible que ataque las actitudes actuales relacionadas con el consumismo desenfrenado, tildándolas de perversas y que reclame la necesidad de volver a los auténticos orígenes de la celebración y a su más que posible espíritu original.

Pero no nos engañemos: una persona que se presente con estos argumentos solo estará reclamando las bondades de una anterior versión del Sistema; algo así como vendernos las maravillas de Windows XP en comparación con los terribles defectos de Windows Vista. Nosotros vamos más allá: nos preguntamos directamente para qué necesitamos tener instalado un “sistema operativo” en nuestra mente y cuáles son sus efectos sobre nuestra existencia.

Volvamos pues, a repetirnos las preguntas:
1-¿Por qué razón actuamos de esta manera en esta época del año?
2-¿Qué justificación lógica hay para ello?

La respuesta a la primera pregunta es obvia. Actuamos así, nos comportamos como nos comportamos y hacemos lo que hacemos, porque nos han dicho desde pequeños que “es lo que toca hacer en estas fechas del año” Y punto.

Los pretextos que pongamos para repetir los mismos rituales en las mismas fechas, son irrelevantes, porque ya nadie recuerda ni a nadie le importa cuál es su supuesta justificación argumental. En la mente de las personas, solo existe un mecanismo instalado que dicta: “estamos en tal fecha y toca hacer tal cosa, como hicimos el año anterior” Y así es como año tras año, lo vamos repitiendo como robots programados. Dependiendo de su posición en el calendario, el programa nos hará cantar villancicos, correr borrachos ante un toro por un callejón o achicharrarnos apretujados tumbados en la arena de una playa. Llevamos instalado el mismo tipo de programación que le aplicaríamos a una máquina.

Por otro lado, si salimos a la calle y le trasladamos a la gente la segunda pregunta “¿qué justificación lógica hay para ello?”, quizás nos respondan que la justificación para tantas festividades es “celebrar el nacimiento de Jesús” o “pasar unos días con la familia”; pero en el fondo todas las respuestas ocultan una misma justificación implícita: “en estas fechas debemos actuar de esta manera porque es lo que hacen todos los demás y no queremos quedar aislados del resto del grupo”

Así pues, y resumiendo: durante la navidad, actuamos como actuamos porque “toca” hacerlo y porque lo hace el resto de gente. Fantástico: una fabulosa muestra de la evolución humana y de su intelecto superior; argumentos de peso dotados de un “profundo sentido existencial”, que reflejan muy claramente el tipo de esclavitud mental a la que estamos todos sometidos.

Llegados aquí, deberíamos preguntarnos: ¿Cómo hemos llegado a este profundo nivel de estupidez y aborregamiento colectivo? ¿Cómo puede ser que seres racionales actúen de forma tan irreflexiva, sin tan solo preguntarse sobre el por qué de sus actos? Para tratar de responder a estas preguntas, debemos comprender cómo funcionan algunos mecanismos…

EL SISTEMA SIEMPRE TIENDE AL VACÍO DE SENTIDO

Este es un hecho que realmente cuesta de comprender. Y es que con el paso del tiempo, cualquier costumbre o hábito repetido en sociedad, tiende por naturaleza a perder su razón original de ser y a convertirse en un ritual periódico vacío de todo significado y sentido, que empuja a las personas a repetirlo por el simple hecho de repetirlo. Es algo parecido a un estado de hipnosis masivo en el que las personas fueran inducidas a repetir el mismo acto una y otra vez al recibir una señal determinada. Pero, ¿cómo y por qué sucede eso?

LA ELIMINACIÓN DE LA CONCIENCIA INDIVIDUAL

Como hemos dicho otras veces, el principal objetivo del Sistema es reducir nuestra conciencia individual al mínimo, con el fin de arrebatarnos el poder y el control sobre nosotros mismos. Eso es algo que consigue automatizando tanto como puede nuestras respuestas, como si fuéramos una máquina programada con una serie de mecanismos lógicos y en el caso concreto de las costumbres y tradiciones, lo consigue porque aprovecha una tendencia natural del intelecto humano. Lo entenderemos mejor a través de un ejemplo.

Cuando aprendemos a conducir un coche, en los inicios, cada acción que llevamos a cabo la afrontamos de forma plenamente consciente. Cuando queremos poner en marcha el coche, escuchamos nuestra propia voz dentro de la cabeza, repasando todos los pasos que debemos llevar a cabo: “gira la llave, enciende el motor, aprieta el pedal del embrague, acciona la palanca de cambios y pon la primera marcha, suelta el embrague despacio a medida que vas apretando el pedal del acelerador, etc…” Curiosamente pero, a medida que aprendemos a conducir, nuestra voz consciente se va apagando, como si se alejara en nuestro interior, hasta que al final realizamos todas estas acciones de forma automática. De alguna forma, cuando aprendemos a conducir, tendemos a convertirnos en máquinas más eficientes y somos capaces de realizar muchas más acciones y de forma más rápida y eficaz, porque simple y llanamente, hemos programado nuestra mente para actuar directamente, saltando los filtros del pensamiento consciente. Es algo que podemos comprobar fácilmente: si mientras conducimos el coche en nuestro día a día dejamos de actuar con esa especie de “piloto automático” y empezamos a escuchar de nuevo la voz consciente diciéndonos qué pedal debemos apretar, cómo y cuándo y elucubrando qué marcha debemos poner a cada momento, es posible que cometamos errores graves de conducción y al final tengamos un susto, como si volviéramos a nuestros primeros días en la auto-escuela.

Así pues, por motivos de eficiencia, nuestra mente tiende a automatizar todas aquellas acciones repetitivas que pueden ser sustituidas por mecanismos de programación cerebral, dejando la voz consciente y racional en un segundo plano. Es una de las capacidades maravillosas que nos otorga nuestro fabuloso cerebro.

El gran problema se presenta cuando aplicamos estos mismos mecanismos de automatización a otros ámbitos de las actividades humanas, para los cuales no resultan adecuados. Éste es el truco que aplica el Sistema para programarnos y dominarnos. Aprovechando esta tendencia natural a la automatización de acciones repetidas, el Sistema consigue que aceptemos eliminar nuestra voz consciente en otro tipo actividades que implican una mayor escala temporal y en las cuales sí sería necesario tomar conciencia del cómo y el porqué de nuestros actos. Eso explica, que cada año, por ejemplo, repitamos los mismo rituales una y otra vez en las mismas fechas sin tan solo preguntarnos cuál era la función original que justificaba su existencia ni cuál es su utilidad para nosotros. Llega la fecha y simplemente, hacemos “lo que toca”, de la misma manera que vemos el semáforo en rojo y apretamos el pedal del freno. Lo hacemos automáticamente…y eso nos convierte en poco más que autómatas.

CONSECUENCIAS

Pero hay una consecuencia final adicional para todo lo expuesto anteriormente: y es que cualquier elemento o actividad que ponga en duda el funcionamiento del propio Sistema, acaba siendo incorporado al propio Sistema como un mecanismo propio de él. Dicho de otra manera: gracias a los mecanismos que acabamos de exponer, el Sistema adquiere la capacidad de convertir un gesto de rebeldía o de subversión contra el propio Sistema en una nueva costumbre o hábito, de manera que cualquier individuo que emprenda una acción contra las cadenas que le aprisionan, verá como tarde o temprano, su propia acción se convierte en una nueva cadena que aprisiona su libertad y la de los demás. Tenemos un ejemplo muy curioso de ello en las propias tradiciones navideñas.

EL CAGANER

 osiblemente, uno de los ejemplos más evidentes de cómo el Sistema es capaz de incorporar elementos que ponen en duda sus lógicas de funcionamiento, lo encontramos en la simpática figura del caganer. Para quien no lo sepa, el caganer es una figurita tradicional catalana, que se sitúa en los belenes o pesebres y que consiste en un hombre haciendo sus necesidades.

Recordemos que el belén es una representación tradicional del nacimiento de Jesús y que por lo tanto está dotado de un profundo sentido religioso, simbólico y trascendental. Que a alguien, hace siglos, se le ocurriera añadir algo tan mundano como un hombre cagando, compartiendo escenario con el mismísimo Niño Jesús, la Virgen Maria, San José y el Ángel de la Anunciación, solo puede calificarse como un acto subversivo, insolente, burlesco y transgresor. Sin embargo, y a pesar de las evidencias que indican que el origen del caganer es una burla a la trascendencia de lo sagrado y una transgresión de las reglas que rigen el Sistema, el Sistema no sólo ha conseguido darle al vuelta al concepto original del caganer, llegando a incorporarlo como elemento tradicional del pesebre, sino que al final ha conseguido eliminar su significado original, convirtiéndolo en un elemento inocuo y vaciándolo de su sentido subversivo original. La demostración de este hecho la encontramos reflejada en la propia historia oficial del caganer: nadie es capaz de establecer cuáles son los orígenes de la figura, sin embargo no han faltado las personas biempensantes que le han otorgado un significado simbólico, con el fin de anular su valor como elemento transgresor. Resulta risible, hasta rozar lo patético, leer que “el caganer representa un símbolo de salud, prosperidad y buena suerte para el año siguiente, porque está devolviendo a la tierra lo que de ella procede, pues la fecunda con sus heces” o que es “una síntesis que harmoniza el mensaje trascendente y sobrenatural con la realidad material más mundana y los condicionamientos biológicos de nuestro organismo” Si el caganer es un símbolo de prosperidad que nos recuerda nuestra realidad más mundana y es tan normal situarlo en el mismo escenario que lo sagrado, ¿porque no hay representaciones de gente cagando en ninguna iglesia o edificio sagrado? Si es tan normal mostrar a un tipo defecando en el mismo escenario del nacimiento de Jesús, ¿por qué no vamos a considerar aceptable ver a un tipo haciendo lo mismo cerca del Papa cuando oficie una misa en el Vaticano?

Si es tan normal representar lo mundano al lado de lo sagrado, suponemos que los creyentes no tendrán problema en situar un gran falo erecto al lado de la pila del agua bendita bajo el argumento de que es “una síntesis que harmoniza el mensaje trascendente y sobrenatural con la realidad material más mundana y los condicionamientos biológicos de nuestro organismo” Como podemos deducir, todos esos argumentos que tratan de justificar la presencia del caganer en el pesebre otorgándole un carácter simbólico, tienen una única función: eliminar todo rastro de transgresión alrededor de esta figura. Un trabajo que acostumbran a realizar de forma voluntaria todas aquellas personas biempensantes cuya única función a lo largo de la historia ha sido defender el Sistema de toda idea que pueda poner en peligro sus lógicas de funcionamiento. Y es que es bastante obvio cuál debe ser el origen del caganer.

Lo más probable es que el caganer naciera como una travesura transgresora que alguien situó furtivamente en un pesebre a modo de burla del propio Sistema. Dicha acción fue imitada por otras personas de las clases populares y al final, con el paso del tiempo y de las generaciones, aquel acto que en sus orígenes tenia un significado casi subversivo, se convirtió en una costumbre, hasta que la gente olvidó su sentido original y finalmente se transformó en una tradición más. Una tradición tan vacía de sentido como la del propio belén. Hoy en día, el caganer, la figurita insolente, se ha convertido en algo obligatorio que ningún catalán puede obviar en su pesebre si no quiere sentir que está incompleto; y está tan incorporada al Sistema que se ha convertido en un negocio por sí mismo, pues ya se representan los personajes más célebres de cada año a modo de caganer. El caganer nació como un insulto contra el Sistema y al final se ha convertido en todo lo contrario: un símbolo del Sistema durante la Navidad. Es así de triste. Ya es un nuevo eslabón de la cadena que nos aprisiona.

CONCLUSIÓN

Es evidente que el mundo de los humanos se ha construido a base de definiciones inventadas por nosotros mismos; de etiquetas que sirven para clasificar y categorizar los conceptos que nosotros mismos creamos. Uno de los grandes triunfos del Sistema ha sido conseguir que en nuestro mundo sea más importante la etiqueta con la que clasificamos las cosas que su significado profundo o su sentido original.

Eso explica que la “repetición periódica de conductas necias sin sentido ni función práctica por parte de personas que actúan sin pensar ni hacerse preguntas”, haya terminado por ser tan importante. Simplemente, la hemos llamado “tradición”.

Con tan solo una simple etiqueta y un nombre pomposo, “tradición”, hemos conseguido que la repetición periódica de una memez, esté dotada de un sentido trascendental para nuestra evolución cultural. Aunque sea un acto de profunda estupidez como perseguir un queso rodando cuesta abajo por una pendiente, arrojar una cabra desde un campanario o pinchar con lanzas a un toro. O celebrar el nacimiento de un hombre del que ni tan solo sabemos en qué día nació…

Algunas personas creen que la tradición es uno de los pilares fundamentales de las sociedades humanas y de la civilización. Y sin duda, tienen razón: la tradición es un pilar fundamental y como todo pilar, su función principal es soportar peso. El problema es que la gran mayoría cree que este pilar soporta el peso de un templo, cuando en realidad, lo que soporta es el peso de un manicomio…

[Tomado de http://gazzettadelapocalipsis.com/2014/12/17/navidad-la-gran-orgia-de-la-estupidez/.]




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia