jueves, 27 de junio de 2013

Debate: Conflicto Universitario: De la justa reivindicación al Show político-electoral

Ebert Cardoza Sáez

Quiero denunciar a los mercenarios de la política, tanto gremial como estudiantil, quienes reciben financiamiento a espaldas de sus seguidores, sólo con el interés  de “hacer oposición” al gobierno, sin ninguna propuesta de cambio estructural, obedeciendo directrices extrañas a la universidad, para satisfacer ambiciones personalistas y grupales. Autonomía significa, sobre todo, independencia y libertad de pensamiento, ello significa no estar subordinado a las directrices de la MUD, ni ser un apéndice del PSU
Estamos en medio de una crisis sistémica del capitalismo a escala mundial, pero también de un reacomodo del mismo, cuyas consecuencias en el sistema educativo es sensiblemente notorio, aun en aquellos países donde ha aumentado la asignación presupuestaria. Dicha crisis se expresa en la merma en la calidad de la educación, la cual se ha traducido en crisis de valores.

El conflicto Gobierno-Universidades por razones reivindicativas y de presupuesto, justa lucha reconocida, incluso, por parte de funcionarios del gobierno, ha degenerado en una serie de manifestaciones expresadas en “Paros”, marchas, clases magistrales de calle, volanteo, dramatizaciones callejeras, difusión mediática (T.V., Internet, Twitter, etc.), así como también asambleas donde siempre brillan más quienes aspiran cargos y andan tras bastidores moviendo sus hilos de influencia para manipular la opinión pública y sacar provecho político-electoral del conflicto. De allí que el conflicto universitario haya degenerado en show mediático político-electoral.

POSICIONES ELECTORERAS

Para nadie es un secreto el drástico deterioro del ingreso y el poder adquisitivo después de la devaluación del mal llamado “Bolívar Fuerte”, junto a la reciente devaluación. Derivado de ello, es ampliamente conocida la escalada inflacionaria y especulativa en los precios, lo cual ha incidido negativamente en el poder adquisitivo. Todo ello, por supuesto, ha incidido en el tema de los sueldos y salarios. Pero también es cierto que la problemática universitaria está siendo utilizada para fines de proselitismo político, pues se aproximan las elecciones –ya postergadas-, dentro de la universidad y cada grupo busca apuntalar posiciones para ocupar cargos de gobierno y co-gobierno universitario.


En medio de tal situación, el gobierno debe entender la grave situación generada por sus medidas económicas neo-liberales disfrazadas de socialismo, debe desistir de sus pretensiones hegemónicas alienantes de imponer un “pensamiento único”, tras la falsa prédica del pluralismo.

El anuncio de la oferta salarial para las universidades por parte del gobierno- la cual si bien no llena todas las expectativas frente a la drástica devaluación y escalada inflacionaria- en lugar de generar soluciones, ha generado es la agudización del conflicto por parte de FAPUV. Es decir, la respuesta gubernamental ha servido sólo para cerrar aún más las puertas de la “casa que vence las sombras”.  

Ahora bien, qué se persigue con el conflicto universitario propuesto por FAPUV y sus filiales: Un Paro continuado desde el 2002, cuyas pérdidas afectan sobre todo a los estudiantes, pues los trabajadores y trabajadoras de la comunidad universitaria continuarán cobrando -antes y después del aumento-, mientras los estudiantes estarán aplazando su futuro y sus padres postergando su aspiración de verlos culminar sus carreras.

¿A DÓNDE VAMOS?

Es bueno saber que la figura de PARO no existe en la Constitución,  ni ninguna de las Convenciones internacionales firmadas por Venezuela, sino que me corrijan los expertos en derecho constitucional. Desde que el movimiento obrero existe, la acción reivindicativa, cuando se agotan las posibilidades de diálogo y negociación es la HUELGA GENERAL. Por tanto, estamos en presencia de una PARO CONTINUADO cuya itinerario ha sido el siguiente: Paro patronal (Fedecamaras-CTV-Coordinadora Democrática)- Paro petrolero- Paro Cívico- Paro profesoral. Es decir, es el mismo Paro continuado, por tanto, no será levantado.

Pareciera que ahora FAPUV no sabe cómo capitalizar el descontento, ni cómo salir del atolladero en el cual pretender meter a toda la comunidad universitaria. Por tanto,  BASTA de manipulación política gremial, estudiantil o sindical. El conflicto ha caído en poder de  un sector minoritario de la MUD, quienes han dejado de ser políticos, para convertirse en mercenarios.

Frente a ello, en manos de los Rectores de las universidades autónomas, en primera instancia, está en convocar al reinicio de clases. Si el conflicto continúa en manos de FAPUV y sus filiales no habrá salida al conflicto.

Los gremios han sido tomados por sectores claramente identificados con la MUD, aunque también están quienes acatan líneas del PSUV. La autonomía sindical ha quedado secuestrada por el partido, el cual termina controlado por una minoría dentro de la mayoría. Como diría Marx “La emancipación de los trabajadores debe ser obra de los trabajadores”, así también los propios trabajadores universitarios deben ser los artífices de la transformación universitaria.

SOLIDARIDAD CON LOS ESTUDIANTES

Quiero denunciar a los mercenarios de la política, tanto gremial como estudiantil, quienes reciben financiamiento a espaldas de sus seguidores, sólo con el interés  de “hacer oposición” al gobierno, sin ninguna propuesta de cambio estructural, obedeciendo directrices extrañas a la universidad, para satisfacer ambiciones personalistas y grupales. Autonomía significa, sobre todo, independencia y libertad de pensamiento, ello significa no estar subordinado a las directrices de la MUD, ni ser un apéndice del PSU

Me solidarizo con los numerosos y mayoritarios estudiantes que se han manifestado contrarios al Paro y aspiran culminar sus estudios, pero son silentes en sus denuncias, muchas veces por miedo a represalias por parte de sus profesores. Así como también con  todos aquellos profesores y estudiantes que, voluntaria y sinceramente, han manifestado su descontento en diferentes formas, pero que gracias a una dirigencia apegada a las líneas de partido y factores externos a la universidad, han desvirtuado la justa lucha reivindicativa.  Es lamentable, pero la malicia de los políticos se apoya en la ingenuidad de sus seguidores.
Estas “protestas funcionales”, como diría mi amigo y camarada Enrique Contreras, son sólo útiles para que todo siga igual, sin cambiar de fondo, estructuralmente, a la Universidad, ni proponer salidas realmente transformadoras. Es hora de transformar a la universidad desde adentro, sin injerencia partidista de ningún tipo. Es hora de actualizar sus planes de estudio, vieja deuda con la universidad. Es hora de adecentar la administración de los recursos asignados de manera transparente y eficiente.

Quiero manifestar públicamente mi desacuerdo con respecto a la convocatoria por parte de FAPUV,  a Paro Indefinido –nunca antes había sido tan “indefinido” un paro-, no tanto por las razones subyacentes que justifican la acción, sino por los intereses oscuros tras la dirigencia gremial.

En virtud de ello, he decidido, de manera unilateral y personal, NO ACATAR PARO, en solidaridad con la mayoría estudiantil que está a favor del reinicio de clases.  De manera responsable asumo el compromiso con la universidad y, sobre todo, con los estudiantes, consciente de los enemigos internos y externos de la institución universitaria, aquellos que como cantaba Alí “quieren matarte con flechas de oscuridad”.

Por tal razón, si las circunstancias lo ameritan, quedó en libertad para tomar mi decisión IRREVOCABLE  de RENUNCIAR a APULA, como asociación federada de FAPUV, pero también mi firme determinación de DENUNCIAR cualquier intento de cercenar la autonomía sindical y arrodillar a la clase trabajadora a las órdenes del Patrono.

Sólo cumpliendo con la sagrada misión de EDUCAR, podemos ayudar a la universidad y contribuir con el desarrollo económico, social y cultural del país.

BASTA DEL SHOW POLITIQUERO EN LAS HUELGAS Y MOVILIZACIONES UNIVERSITARIAS.
NI SINDICATOS BORREGOS DEL GOBIERNO, NI ASOCIACIONES MERCENARIAS AL SERVICIO DE INTERESES PARTIDISTAS.
POR UNA UNIVERSIDAD VERDADERAMENTE AUTÓNOMA Y AUTOGESTIONARIA, LIBRE Y EMANCIPADORA.
POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE UNIVERSITARIA DONDE SE DISCUTA LA LEY DE UNIVERSIDADES, EL CONVENIO UNICO COLECTIVO, ASÍ COMO EL MODELO DE UNIVERSIDAD DE CARA AL SIGLO XXI.
POR UNA UNIVERSIDAD AL SERVICIO DE LA EMANCIPACIÓN, NO DEL NEO-LIBERALISMO Y LA GLOBALIZACIÓN.


LA LÍNEA JUSTA ES LUCHAR HASTA VENCER


Mérida, 27 de junio de 2013

1 comentario:

  1. interesante, lo que demuestra como en Venezuela la autonomia es solo una fachada que usan las organizaciones politicas para persuadir a las masas.

    ResponderEliminar

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones