lunes, 8 de agosto de 2011

Estados Unidos: Se ensanchan brechas de riqueza entre blancos, afrodescendientes e hispanos

Las brechas de riqueza han aumentado a niveles sin precedentes entre las comunidades étnicas en Estados Unidos. La riqueza media de los hogares blancos es 20 veces mayor que la de los afrodescendientes y 18 veces mayor que la de los hispanos, según un informe del Centro de Investigaciones Pew en el que se analizaron datos recabados por el gobierno.
Los cocientes desiguales de riqueza entre las tres comunidades son los mayores al duplicar los primeros conocidos, cuando la administración comenzó a publicarlos hace un cuarto de siglo, según el Centro de Investigaciones Pew, un “ fact tank” (institución de recolección y análisis de datos) independiente que proporciona información sobre tendencias sociales, económicas y de opinión pública en Estados Unidos y en todo el mundo.

El estudio concluye que, en términos porcentuales, el estallido de la burbuja del mercado inmobiliario en 2006 y la recesión que siguió a partir de finales de 2007 y mediados de 2009 tuvo mucho mayor costo para la riqueza de las minorías que para la de los blancos. Desde 2005 a 2009, la media de riqueza ajustada a la inflación cayó 66% en los hogares hispanos, 53% en los afroamericanos y apenas 16% en los blancos.

Como resultado de estos descensos, el hogar afroaestadounidense típico tenía no más de 5.677 dólares de riqueza (activos menos deudas) en 2009, el hispano, 6.325 dólares, y el blanco, 113.149 dólares.

Por otra parte, alrededor de un tercio de los hogares afroestadounidenses (35%) e hispanos (31%) tenían un valor neto cero o negativo en 2009, comparado con el 15% en las familias blancas. En 2005, las acciones, en términos equiparables, habían sido del 29% para los afrodescendientes, del 23% para los hispanos y del 11% para los blancos.

Los hispanos y los afroamericanos constituyen las principales comunidades étnicas minoritarias de Estados Unidos después de la mayoría blanca, representando cada una 16% y 12% de la población.

Las constataciones del Centro de Invetigaciones Pew se basan sobre datos de la Encuesta de Ingresos realizada periódicamente por la Oficina del Censo de Estados Unidos a decenas de miles de hogares. Los datos de 2009 son los últimos en darse a conocer.

La caída del valor de la vivienda fue la principal causa de erosión de la riqueza hogareña en todos los grupos, siendo los hispanos los más afectados.

Entre 2005 y 2009, el promedio del patrimonio inmobiliario de hispanos propietarios se redujo a la mitad —de 99.983 dólares a 49.145 dólares—, y la tasa de propiedad de vivienda también cayó en esa comunidad de 51% a 47%. Un análisis geográfico sugiere la razón: gran proporción de los hispanos habitan en California, Florida, Nevada y Arizona, estados a la vanguardia de la burbuja inmobiliaria de la década de 1990 y principios de 2000, pero desde entonces han estado entre los que sufrieron mayores descensos en los valores.

Los propietarios blancos y afrodescendientes experimentaron también el declive del valor medio de su patrimonio inmobiliario durante este período, pero no tanto como los hispanos. Entre los propietarios blancos, el descenso fue de 115.364 dólares en 2005 a 95.000 en 2009. Entre los propietarios de viviendas afroamericanos, fue desde 76.910 dólares en 2005 a 59.000 en 2009. Hubo poco o ningún cambio durante este período en la tasa de propiedad de vivienda de blancos y afroestadounideneses, la cual se redujo del 47% al 46% entre los afroamericanos y se mantuvo inalterada en 74% entre los blancos.

La riqueza de los hogares es la suma acumulada de activos (casas, coches, ahorros y cuentas corrientes, acciones y fondos mutuos, cuentas de jubilación, etcétera) menos la suma de la deuda (hipotecas, préstamos para automóviles, tarjetas de crédito, etc.) Esto es diferente al ingreso del hogar,  el cual mide el flujo anual de salarios, intereses, ganancias y otras fuentes de ingreso. Las diferencias de riqueza entre blancos, afroestadounidenses e hispanos han sido siempre mucho mayores que las diferencias de ingresos.

El marco de tiempo desde 2005 hasta 2009 permite una mirada previa y posterior al impacto de la recesión. Sin embargo, esas fechas no se alinean perfectamente con la crisis, que se desarrolló entre diciembre de 2007 a junio de 2009, según la Oficina Nacional de Investigación.

En 2005, tanto las acciones como los mercados de vivienda continuaban en aumento. De esa manera, si el año de referencia para estas mediciones de riqueza estaba cerca del tope de estos mercados en 2006 o 2007, es probable que los descensos registrados hayan sido incluso más pronunciados.
Por otra parte, desde el fin oficial de la recesión a mediados de 2009, el mercado inmobiliario estadounidense se ha mantenido en receso, mientras que la bolsa ha recuperado gran parte del valor perdido desde 2007 hasta 2009.

Extraído de Boletín de Social Watch, agosto 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones