Con la tecnología de Blogger.

martes, 6 de junio de 2017

Opinión: Las claves del fracaso de la izquierda en Venezuela



Carlos León

La izquierda está muriendo en Venezuela. Se mantenga la revolución o no, la izquierda venezolana está muy cerca de su fin y muy probablemente se acabará en los próximos años. Un gobierno que poco a poco deja de creer en socialismo (para muchos nunca creyó) y una oposición que desde hace mucho no cree en este socialismo revolucionario le ponen fecha de defunción a la izquierda bolivariana.

¿Qué hizo que el pueblo perdiera la fe en la izquierda? ¿Existió realmente en algún momento fe en la izquierda? Resumo las respuestas a estas preguntas y a la muerte de la izquierda venezolana en las siguientes causas. Hay causas heredadas de síntomas generales de los gobiernos de izquierda en países subdesarrollados y hay otras especificas al caso venezolano.
  La peligrosa confusión entre populismo y socialismo.
  La batalla focalizada en el frente económico.
  La contradicción entre lo que representa el socialismo y la filosofía de vida de sus voceros y dirigentes.
  La militarización de un movimiento humanista.
  La desacertada idea de que hasta la más desastrosa gestión socialista es mejor que un gobierno capitalista.
  El falso criterio de pensar que un pueblo está dispuesto a morir para defender un movimiento que tiene hermosas palabras pero que no da resultados.
  La errónea estrategia de confrontación con los sectores de "derecha" en vez de inclusión y convencimiento progresivo.
  La inocente idea de pensar que la batalla entre la "izquierda" y la "derecha" todavía está vigente en la política internacional.
  La trágica lealtad a un movimiento por encima de la lealtad a un país.
  La fatal decisión de apostar completamente al rentismo petrolero y confrontar y acabar con la empresa privada.
  El uso de un contexto bélico como base moral y legal para la toma de decisiones.
  El uso de recursos naturales en vez del uso de impuestos como principal fuente de financiamiento para un movimiento social.
  El discurso irresponsable de odio de clases.

Para los que deseen leer más a profundidad mis argumentos, a continuación, los expongo.

 La peligrosa confusión entre populismo y socialismo.

El populismo NO es socialismo. Este es un gran problema de los gobiernos de izquierda en general. Socialismo es igualdad de oportunidades, no regalías con objetivos electorales. La campaña electoral es necesaria, pero basar un movimiento completamente en esto produce un camino condenado al fracaso. Jamás el populismo va a sacar a la gente de las malas condiciones. Generalmente las mantiene ahí y habitualmente produce vicios terribles de manipulación y falsas esperanzas a los menos privilegiados. En Venezuela la revolución no se encargó de crear oportunidades sólidas para que las personas tuvieran la oportunidad de surgir, sino más bien se dedicó a mejorar temporalmente la situación de los menos privilegiados sin acompañar con estrategias que pudieran lograr el mejoramiento permanente de sus condiciones.

 La batalla focalizada en el frente económico.

Focalizar la batalla sólo en lo económico es cómo tratar de erradicar una enfermedad solamente controlando los síntomas. El socialismo tiene que enfocarse en la educación y en la reprogramación moral de las personas. Regular el mercado y nacionalizar empresas no causa ningún efecto en un pueblo que es consumista y egoísta. En la revolución bolivariana esto se evidencia claramente con la corrupción desmedida en las empresas nacionalizadas y en las entidades del gobierno, con el bachaqueo y con todas las maneras con las que el pueblo venezolano y los dirigentes chavistas, de alguna manera u otra, lograron hacer funcionar el llamado capitalismo salvaje a pesar de las restricciones económicas. Un mercado neoliberal con un pueblo 100% noble, desinteresado y humanista funciona mejor para la causa socialista que un mercado regulado con un pueblo avaro y egoísta.

 La contradicción entre lo que representa el socialismo y las filosofías de vida de sus voceros y dirigentes.

Esto tiene mucho que ver con la clave anterior pero más enfocado en que los dirigentes y voceros de una revolución deben representar sus mejores ejemplos. En el caso venezolano claramente no es así. ¿Cuándo hablo de jets privados, mansiones, viajes en el exterior y riquezas que es lo que viene a la mente? Es una contradicción muy grande dentro de la revolución, especialmente en estos momentos de crisis aguda, que sus máximos referentes compartan tantas características con la que ellos mismos llaman "la odiada oligarquía capitalista". Esto representa un costo político que poco a poco va pasando factura entre los que poco tienen y van dejando de creer. Algunos defensores preguntan ¿por qué los socialistas no pueden tener esta clase de vida? Es cierto si la pueden tener, pero partiendo de un discurso chavista en el que ser rico es malo y en el que la oligarquía es la enemiga, tus máximos referentes no pueden vivir una vida más capitalista que la propia oligarquía a la que te estas enfrentando. Aún más cuando son fortunas amasadas en cortos periodos de tiempo y que tienen mucho que ver con oportunismos extremamente capitalistas. Una revolución socialista con dirigentes capitalistas es una fórmula para el fracaso. En las palabras de Alí Primera, "No te dejes engañar cuando te hablen de progreso porque tú te quedas flaco y ellos aumentan de peso".

 La militarización de un movimiento humanista.

Chávez basó la revolución en la unión cívico militar. O más bien, en una dirigencia cívico militar. Esto, poco a poco transformó lo que había sido un debate entre dos sectores de la población en una lucha entre el grupo que tiene las armas y quiere imponer una doctrina contra un sector civil y desarmado que quiere otra cosa. La izquierda venezolana poco a poco ha ido perdiendo credibilidad al quedar opacada detrás de un régimen militar armado. Sea mayoría o no, el sector desarmado siempre le va a ganar la guerra moral al sector armado. El socialismo es un movimiento más humanista que político y en el caso venezolano pasó a convertirse en un movimiento dirigido por los que tienen las armas, perdiendo así poco a poco su carácter social.

 La desacertada idea de que hasta la más desastrosa gestión socialista es mejor que un gobierno capitalista.

He aquí otro error gravísimo de la izquierda que permite una justificada mediocridad, o en casos como el que vive Venezuela en estos momentos, un justificado colapso total. La idea de que cualquier gobierno de izquierda por muy malo que sea es mejor que un gobierno capitalista explica porque el capitalismo se mantiene todavía con tanta fuerza, inclusive cuando la conciencia global ha aceptado la primicia socialista de que hay que acabar con la pobreza y mejorar las condiciones de los menos privilegiados. La izquierda comete el error de ofrecer gobiernos mediocres y de muy mala calidad confiando que el pueblo va a seguir votando por ellos simplemente porque son socialistas. El pueblo por muy socialista o capitalista que piense que es, va a preferir un gobierno capitalista que funcione que un gobierno socialista que no funcione y viceversa. La ventaja que tiene el capitalismo es que no se puede proteger detrás de una imagen de protector del pueblo y siempre tiene que demostrar que funciona (así sea a través números crueles de crecimiento económico).

 El falso criterio de pensar que un pueblo está dispuesto a morir para defender un movimiento que tiene hermosas palabras pero que no da resultados.

Esto se relaciona mucho a la clave anterior. El pueblo no es idealista, los líderes son idealistas y el pueblo confía en que esos ideales le brinden un futuro mejor. Los movimientos empiezan con unos ideales, unos actores que transmiten los ideales y una esperanza en un pueblo creyente. A medida que pasa el tiempo, los ideales quedan sólo para los actores porque el pueblo es el que vive los resultados. Un pueblo está dispuesto a morir para implantar un ideal en el que cree firmemente, pero no está dispuesto a morir por un ideal implantado que no le funciona.

 La errónea estrategia de confrontación con los sectores de "derecha" en vez de inclusión y progresivo convencimiento.

Otra carrera que actualmente le tiene ganada el capitalismo al socialismo es en su trato por la contraparte. El socialismo basa mucha de su lucha en la confrontación y descalificación de la derecha. Una estrategia que (más allá de si están en lo correcto o no) no es acertada a la hora de gobernar un país y mantenerlo en la estabilidad. Es muy difícil gobernar un país confrontado (creo que Venezuela es el mejor ejemplo de esto, este año solamente van más de mil protestas). Y, es imposible convencer a una persona que previamente has descalificado. La izquierda mundial y especialmente la venezolana se ha encargado de descalificar y confrontar a un sector de la población que si cierto no era mayoría en la era de Chávez era igual un sector bastante grande y en crecimiento y que hoy en día se convirtió en mayoría. Es cierto que la llamada derecha ha caído en el juego de la confrontación y ha respondido de igual manera, pero recordemos que fue una estrategia que comenzó el presidente Chávez. Si se hubiese tomado el camino de la inclusión y el convencimiento respetuoso de ese sector que no estaba de acuerdo en el principio, probablemente hoy en día tuviéramos otra realidad.

 La inocente idea de pensar que la batalla entre la "izquierda" y la "derecha" todavía está vigente en la política internacional.

Esta clave la voy a explicar con un par de preguntas. ¿Es China un gobierno de derecha o de izquierda? ¿Es Rusia un gobierno de derecha o de izquierda? ¿Alemania y la Unión Europea es una coalición mayoritariamente de derecha o de izquierda? ¿Es USA un gobierno más de derecha que China? Creo que con estas simples preguntas está claro que no es tan fácil descifrar quienes están del lado de la izquierda y quienes están del lado de la derecha. La realidad es que no hay un conflicto global entre la izquierda y la derecha, lo que hay es un conflicto global por simple control económico. La revolución apostó a unos aliados bajo una mentalidad de guerra fría de los años 80 y hoy en día se está dando cuenta que lo único que valen son los reales, no los ideales.

 La trágica lealtad a un movimiento por encima de la lealtad a un país.

Ser leal a un país es tener la capacidad de identificar y corregir cualquier daño que se le pueda estar generando, así venga desde tu propio movimiento político. Por ejemplo, la corrupción es uno de tantos ejemplos en los que la lealtad a un movimiento venció a la lealtad a un país en el caso Venezuela. La corrupción es un problema de todos independientemente de nuestra postura política, y debe ser rechazado de igual manera desde todos los sectores. En la revolución bolivariana, la lealtad al movimiento sobre la lealtad al país fue un síndrome que, si bien funciono al principio cuando las cosas se pusieron rudas en el paro y el golpe, fue una decisión tomada a corto plazo por el presidente Chávez que a la larga le fue pasando factura y con efectos muy negativos y notables. Tal así que su última campaña fue completamente dirigida al famoso "golpe de timón". La lealtad que logró comprar en sus difíciles años le hizo mucho daño a la larga en formas de obras inconclusas, corrupción desmedida, abandono de misiones, precarias condiciones y servicios, altísima impunidad, un sistema judicial incompetente, etc. Todos estos se convirtieron en costos políticos que la revolución ya no pudo soportar.

 La fatal decisión de apostar completamente al rentismo petrolero y confrontar y acabar con la empresa privada.

Esta es la principal razón por la que la izquierda va a terminar de acabar en los próximos años. La revolución bolivariana se caracterizó durante gran parte de sus años bajo el presidente Chávez como notorio adversario de la "represora y enemiga del pueblo" empresa privada (al menos desde lo que se quería demostrar con la propaganda). Postura que gracias a los altos precios del petróleo le permitió a Chávez hacer y deshacer lo que quiso con la empresa privada venezolana llevándola a un estado de precariedad probablemente nunca antes visto. Ahora pregunto, ¿es posible la continuidad de una izquierda venezolana chavista a la merced de la empresa privada, rompiendo con uno de los principales legados de Chávez y conduciendo la economía venezolana, junto a la corrupción y la naturaleza capitalista de sus dirigentes, a un muy posible capitalismo salvaje (al menos en los primeros años de apertura)? No hay duda que se viene una apertura económica derechista con revolución o con cambio de gobierno. Ya abrieron las importaciones, pero los costos son muy altos, y el tercer o cuarto control de precios no se lo cree ya nadie. La estrategia para la izquierda era mantener siempre una empresa privada saludable, pero con consciencia social (altos impuestos). Hoy en día este tema se le convirtió en un costo político haga o que haga (costo político para la izquierda no para el gobierno, el gobierno se podría convertir a derecha y modificar sus bases, como hizo el gobierno chino).

 El uso de un entorno bélico como base moral y legal de la toma de decisiones.

Dentro del teatro de la guerra mundial entre la izquierda y la derecha (algo que no existe, ver punto 8), el gobierno se valió para justificar todo lo que hacía por muy desastroso que fuese como defensa de la guerra. Sí, puede haber muchos que creen en una guerra mediática, o de intereses políticos, pero más allá de que hay una guerra o no, el gobierno la perdió y la va a perder porque en gran parte la guerra viene de su propia estructura interna en forma de corrupción, amiguismo, impunidad, fallos administrativos, negocios con cambios de divisas, en fin, la corrupción como política de estado. Al ellos justificar estos errores como batallas perdidas ante la guerra y al ejecutar decisiones bélicas muy dudosas dentro de los parámetros democráticos (desconocimiento de la asamblea nacional, decisiones del TSJ, tribunales militares, etc.) el gobierno se ve muy posiblemente ante una caída abismal que opaque completamente la virtud democrática de lo que fue la revolución bolivariana en sus origines. Y al entrar en el juego bélico, sus reservas a tomar decisiones radicales cada vez son menos y cada vez se convierten en costos políticos más altos.

 El uso de recursos naturales en vez de impuestos como fuente de financiamiento para un movimiento social.

El uso de recursos naturales para el financiamiento de la revolución produjo dos efectos negativos, uno dentro de la conciencia del pueblo y otro en la sostenibilidad del movimiento. Financiar con el petróleo, por ejemplo, en vez de invertir esos ingresos y financiar con los impuestos generados de esa producción provocan dos sensaciones completamente diferentes en cuanto a de quien es la revolución y para quien. El objetivo del socialismo es que la sociedad en su totalidad conscientemente contribuya para el mejoramiento de la comunidad y que todos vivan en las mejores condiciones posibles. Esto crea un sentido de harmonía y hermandad entre los ciudadanos y los educa a creer que en conjunto es que pueden todos salir adelante y es lo que ocurre en los países nórdicos, Australia y otras referencias de socialismos funcionales. En Venezuela el socialismo se basó en unos ingresos exorbítales de un recurso natural que pasaron a ser administrados como mejor le parecía un presidente en torno a lograr que una revolución funcionara. El concepto es muy diferente. En Venezuela el objetivo era convencer a todos los venezolanos a contribuir por la igualdad y la justicia, no tomar unos reales que entraron y pasarlos de un lado a otro forzando una revolución a la gastadera. Eso, por un lado, por el otro está el error de sostenibilidad económica. Fácil, una revolución basada únicamente en precios petroleros sin proyecciones de crecimientos o "plan b", se desploma cuando bajan los precios (esto creo que ya todos los venezolanos lo entendemos muy bien).

 El discurso irresponsable de odio de clases.

Por último, el discurso de inclusión de la izquierda bolivariana fue un arma doble filo desde sus inicios. No se puede hablar de una revolución inclusiva si excluyes a la clase media y clase alta y los tomas como enemigos. ¿Que haces con las personas de clase baja que pasen a ser clase media o clase alta? Conviertes automáticamente a simpatizantes que eran tus aliados en enemigos, de victimas a victimarios, al brindarle mejores oportunidades. Como bien describe la ironía Héctor Rodríguez, "No vamos a sacarlos de la pobreza para que se vuelvan escuálidos". Creo que fue innecesario el discurso de odio de clases que nos hizo mucho daño como venezolanos y que va a ser muy difícil de recomponer. Odio que tristemente dividió a un país y que le ha hecho mucho daño a los propios dirigentes chavistas que ahora gozan de una mejor calidad de vida y pasaron a ser la clase privilegiada. Hablan de odio e intolerancia (con todo lo recientes escraches y le exposición en las redes de detalles de sus vidas personales) pero ¿por cuanto tiempo fue la clase media discriminada durante estos años de revolución sin justificación alguna? No apoyo la indiscriminación contra un lado ni el otro, pero en las palabras del Papa Francisco, "Si alguien dice una mala palabra en contra de mi mamá, puede esperarse un puñetazo". Lo que trato de decir es que fue un odio infundado por una revolución que fue inclusiva para algunos y excluyentes para otros. La estrategia de la izquierda era incluir a todos, educarlos y convencerlos no marginalizarlos y confrontarlos.

Para los que leyeron el articulo completo:
No estoy a favor de que haya fracasado la izquierda venezolana, estoy a favor de que haya funcionado. Pero los errores fueron muchos y la actual dirigencia no despierta en mi ningún sentido de confianza o afinidad hacia el socialismo verdadero ni hacia un país democrático, por eso soy crítico de ella. Seré crítico del gobierno que sea que no es fiel a sus principios. Y pienso que la dirigencia actual del gobierno significa el fin de la izquierda bolivariana en Venezuela.

[Tomado de https://www.aporrea.org/ideologia/a247242.html.]


1 comentario:

  1. con el sectarismo,llega la estupidez! en venezuela hay muchas ramas de la izquierda,no solo la chavista analfabetos! y el hecho de que dentro de la dirigencia del psuv y de pdvsa hayan casos de corrupcion,no quiere decir que el modelo no funcione del todo, por que EN TODOS LOS MODELOS SOCIO POLITICOS HAY CORRUPCION! y en realidad se sabe si un modelo socio politico, funciona o no, quitando esta plaga primero. a leer mas y a bufar menos!

    ResponderEliminar

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia