Con la tecnología de Blogger.

viernes, 10 de marzo de 2017

Barcelona Hoy: Cartografía viva de la anarquía




Jeffrey Swartz

En las últimas décadas Barcelona ha quemado etapas y consumido marcas de identidad a un ritmo vertiginoso. Ahora que nos acercamos a la conmemoración del 25º aniversario de los Juegos Olímpicos, recordamos cómo la Barcelona olímpica dio paso a la ciudad de diseño, a la metrópolis cultural y también a la millor botiga del món, tal y como rezó una campaña oficial. La obsesión de la ciudad por resumirse en un solo lema, de consumo fácil, se ha ido diluyendo a medida que los mismos barceloneses se han atrevido a cuestionar esta larga genealogía de modelos fabricados desde arriba. Por eso, quizá, el más reciente suena tan hueco: la autodenominación de “ciudad refugio” por parte de la alcaldesa, quién rediseñaría a Barcelona como “la capital de la esperanza”. ¿Qué necesidad tiene la ciudad de convertir cada virtud en el autobombo?

Visita fugaz al pasado glorioso
En una ciudad construida a base de identidades diversas que se solapan en un collage que contrasta valores e intereses, la Barcelona anarquista se perfila como una de las más sugerentes. Por un lado está la historia “gloriosa”, señalada por los intelectuales, quienes ven en las circunstancias de los años 30 uno de los mejores ejemplos del anarquismo puesto en práctica. El papel, clave en todos los aspectos, de la CNT, confederación anarcosindicalista, se erige como una referencia innegable, monumental, pero imposible de resucitar. Postular una sociedad autorganizada, capacitada para reemplazar las imposiciones estatales y empresariales con estructuras propias y federadas de apoyo mutuo —siguiendo la formulación del anarquismo clásico— requeriría no solo una militancia masiva, sino también una fuerte debilitación de los estamentos dominantes.

Algunas entidades barcelonesas vinculadas al pasado se disponen a hacer de puente con el presente. El Ateneu Enciclopèdic Popular (AEP) nació en 1902 en la tradición de los centros libertarios, con el propósito de aportar herramientas de conocimiento para los obreros. Expoliado por el franquismo, se reabrió en 1977 como centro de documentación, con la voluntad de “ser capaces de enseñar y crear nuestra propia historia”, en palabras del librero y activista Manel Aisa.

¿Aquí nadie quiere ser anarquista?

Más allá de las comparaciones peliagudas con el pasado revolucionario, en la actualidad se percibe una presencia anarquista real pero intangible. El historiador Xavier Diez, autor de L’anarquisme, fet diferencial català (2013), habla de una “ideología gaseosa”, difícil de sujetar y que afecta a todo. Diez encuentra rasgos anarquistas —el asamblearismo y la iniciativa asociativa— en lugares inesperados, como las comunidades de vecinos y la Assemblea Nacional Catalana, que impulsa el independentismo más allá de los partidos políticos.

Muchos anarquistas no estarían de acuerdo con el contenido social de algunos de los ejemplos de Diez, aunque sus procedimientos sean antijerárquicos. Aun así, hay coincidencias entre las opiniones encontradas en el curso de iluminar esta cartografía viva de las prácticas anarquistas en la Barcelona actual. Manel Aisa, por ejemplo, habla de un “anarquismo impregnado”, más presente en las periferias que en el centro. Diez insiste en un “anarquismo tácito”, resumido en prácticas tapadas, inconscientes o que no se identifican abiertamente.

La semilla anarquista se encuentra con otra dificultad, en caso de querer emerger: no todo el mundo quiere denominarse así, prefiriendo ocultar las siglas o bien defender un perfil mixto. Aparecen un sinfín de eufemismos —libertario, asambleario, anticapitalista— que se filtran a través de conceptos paralelos como la transformación social o el poder popular. Al llamar a la revista La Directa, que es un referente para la información alternativa, nos topamos con la frase de un redactor: “Nosotros no nos identificamos como anarquistas”. Aisa dice algo parecido del AEP: “Nunca se ha pronunciado ‘anarquista’”. Porque ¿quién quiere ser anarquista?

De marciano a Robin Hood
Al ser tradicionalmente crítico con la representación parlamentaria, el anarquismo no suele tener un partido político que resuma sus reivindicaciones. Una buena parte de los activistas son abstencionistas, rechazando la utilidad del voto. “Los anarquistas entran en el debate de las nuevas formas de hacer política”, reflexiona Iñaki García, de la librería El Lokal, en el Raval. “La sociedad está reclamando otras maneras de hacer política —la democracia directa— y no solo los anarquistas.”

Todo esto se junta a la larga historia de represiones legales, junto con las tergiversaciones mediáticas, que han estigmatizado el término. La conexión entre anarquía y violencia, que corresponde con una fracción menor de la práctica anarquista, se alimenta como instrumento de propaganda conservadora. Aun así, a medida que se articulan sus aspectos constructivos, cada vez más personas asumen la etiqueta sin ambages. Existe una Federación Anarquista de Catalunya, en la que participan algunos de los llamados Centros Sociales Ocupados (CSO). El legado sindicalista se debate entre la CNT y la CGT, con algún sindicato nuevo. Hay ferias de libros anarquistas, y un festival de cine anarquista, además de proyecciones estables, en La Cinètika de la Rambla Fabra i Puig. También está Embat, un thinktank anarquista con voluntad activista y que se define como “organización libertaria”.

El anarquismo es más visible, pero no todo el mundo está dispuesto a “salir del armario”, una idea que defiende Iru Moner, de la Asamblea de Vallcarca. Moner señala la tendencia de algunos militantes de llevar una doble vida, sin explicar sus convicciones a sus familias o en el trabajo. El hecho de defender a una opción anarquista podría exponer a uno a la persecución, pero también llevaría a un mayor entendimiento de sus postulados y la desestigmatización.

Las condiciones, además, han cambiado, explica Moner, en parte por las subidas constantes de alquileres y el acrecimiento de las economías de subsistencia provocadas por la crisis. “A raíz de la crisis de 2008, todos estos conceptos que antes sonaban a marcianos —‘estáis locos’, ‘sois anarquistas’— han cogido fuerza.” En las asambleas de barrio, insiste, “no se prejuzga a las personas por el hecho de utilizar un sitio que no es su propiedad legal”. En Vallcarca uno de los objetivos compartidos es de defender la integridad de lo que queda del casco antiguo, un núcleo en parte ocupado, además de resistir la gentrificación del barrio. Es cada vez más habitual escuchar a los vecinos de Barcelona referirse a la violencia de los desahucios, consentidos por el Estado, para así defender el derecho de un CSO de resistir contra el desalojo, como ocurrió con Can Vies en 2014. La burbuja inmobiliaria y las consecuencias de su colapso han acabado por dar la razón a los okupas para muchos conciudadanos.

Yo fío, doy y presto

La ocupación es una forma de acción directa, siempre que los jueces pongan el derecho a la propiedad por encima del derecho a la vivienda. Otras iniciativas para la construcción de una sociedad renovada trabajan desde espacios legales más favorables. Pensamos en las redes de intercambio y cooperación, que viven un auge sin precedentes. El cofundador en 2010 de la Cooperativa Integral Catalana (CIC), Enric Duran, conocido por su estafa a 39 bancos para financiar proyectos sociales, ha descrito el cooperativismo como una “herramienta para construir contrapoder desde la base, partiendo de la autogestión” y la democracia directa. Aunque existe un cobijo legal que permite su desarrollo, Duran y otros predican la “desobediencia económica ante las estructuras del Estado”, por ejemplo, con los impuestos. La organización cooperativa del trabajo permite “prefigurar una sociedad diferente”, en palabras del economista Lluís Rodríguez, participante en las jornadas de Embat.

Seguramente muchos pensarán en las cooperativas de consumo; hay tantas (hasta 200 en la ciudad) que incluso han surgido coordinadoras (como la de Poblenou). El cooperativismo también incide en los sectores de la salud, la educación y las tecnologías (hay para el consumo eléctrico, así como para la gestión ambiental). Incluso hay entidades financieras, como Coop57, que hace de filtro ético e intermediario financiero sin ser un banco; muchos ateneos y cooperativas utilizan sus servicios. El cooperativismo demuestra que se puede construir en una manera coherente con principios anarquistas (y con otras ideologías sin duda) sin ser consciente de ello.

Las que limpian

La lucha contra la precariedad sigue siendo uno de los temas que más preocupa a los barceloneses, recelosos ante la proclamación del fin de la crisis. Una buena parte de la clase media se desliza hacia la subsistencia, donde se encuentran con personas que llevan toda la vida ahí. Sorprende, por lo tanto, la relativa pasividad de los trabajadores más vulnerables, abandonados a su suerte por los grandes sindicatos. La única huelga visible en Barcelona actualmente es de los empleados de los restaurantes Udon, con apoyo del Sindicato SUT.

Otra respuesta sorprendente ha sido la aparición de Las Kellys, una asociación autofinanciada de camareras de piso, mujeres dedicadas a la limpieza de habitaciones hoteleras. El nombre, explica Isabel, “viene de un chiste: las que limpian”. Ella y sus compañeras se han encontrado con una recepción mediática inesperada en todo el Estado. “Ya no es solo ser camarera de piso y decir que estamos mal, sino ya es ser camarera de piso, decir que estás mal, tomar conciencia y hacer cosas para cambiar la situación.” Su fórmula para atribuirse poder y autonomía podría servir para todo el sector de hostelería, abocado a la reducción radical de costes en busca de mayores beneficios. Salarios de camareras en las empresas subcontratadas, que desafían a los convenios, han bajado de 1.100 al 800 al mes, o peor. Mientras antes en un día limpiaban 15 habitaciones —a tener en cuenta que son más grandes y detallistas cuanto más lujoso es el hotel—, ahora se les puede exigir 25. Algunas mujeres están sujetas a un régimen que paga por habitación —en algunos casos poco más de 2 euros cada una— lo que repercute gravemente en la salud.

¿Por qué han surgido Las Kellys justamente ahora? “Mucha gente tiene miedo de rebelarse”, reflexiona Miriam. “Somos pocas que hemos empezado así, y poco a poco vamos reuniendo más fuerzas.” Las Kellys de Barcelona son un grupo modesto, teniendo en cuenta que hay hasta 6.000 mujeres trabajando en la profesión solo en la ciudad. Visibilizan una realidad de trabajo al borde de la subsistencia en condiciones desprotegidas, además de justificar las lecturas feministas, capaces de dirigirse a las discriminaciones laborales y sanitarias que afectan a las trabajadoras. Hay muchos colectivos de mujeres organizados desde los centros sociales libertarios, que además impulsan un análisis crítico de temas de género que trasciende ampliamente.

Stop!
En más de una ocasión los entrevistados para este reportaje han comentado que las condiciones actuales justificarían una acción más contundente. Un miembro de Embat lo dijo directamente: “Tendríamos que tener la capacidad de parar la ciudad”. La postulación de una huelga general podría sonar como una fantasía revolucionaria, aunque su lógica surge de lo que muchos llaman “poder popular”, el empoderamiento de las personas en todos los aspectos de la vida. En una ciudad donde los poderes de siempre imponen su voluntad contra el bienestar de tanta gente, una parada devolvería la jugada, convirtiéndose en un despertar de consciencias. Al mismo tiempo, casi todos reconocen que la construcción de una realidad alternativa —sea en clave reformista, revolucionaria o anarquista— corresponde a un proceso lento y altamente difuminado. ¿Existe la Barcelona anarquista? Sin duda, pero sus formas, consensos y conciencias están en vías de construcción.

[Tomado de http://bcnmes.com/anarco-atlas.]


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia