Con la tecnología de Blogger.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Uruguay: Habla el anarquismo autónomo



* Textos tomados de la publicación Tierra y Tempestad, Montevideo. El primer texto fue publicado en el #1, otoño 2008, el segundo en el # 11, verano-otoño 2011. Los respectivos números completos están disponibles en https://laturbaediciones.wordpress.com/tierra-y-tempestad.

Anarquismo Autónomo

El anarquismo surge a mediados del siglo XIX como una expresión radical de las ideas que anunciaban la eminente caída del capital y auguraban nuevas formas de convivencia humana, sin explotadores ni autoridades, heredera tanto de los socialismos utópicos como de las corrientes de ideas avanzadas que desde la revolución francesa (1789), e incluso antes, se venían propagando por el continente europeo con una fuerza alarmante.

Acá en Uruguay la historia no es muy distinta; ya desde 1830 podemos notar la presencia en círculos intelectuales de socialistas utópicos, y desde la década de 1860, las ideas anarquistas, primero de Proudhon y luego de Bakunin y Malatesta, calan hondo dentro del creciente movimiento obrero de claras tendencias anárquicas por aquellas épocas.

Pero no es de eso de lo que queremos hablarte... páginas y páginas se podrían llenar con la historia del anarquismo tanto en nuestra región como en el mundo. Pero no es de la historia de este movimiento que queremos hablarte... sino de su esencia... de la anarquía. Ese sentimiento que ha impulsado la voluntad y acción de tantos y tantas compañerxs a lo largo de los últimos 150 años...

La anarquía es un sentimiento que busca la libertad constantemente, en todas partes, tanto en la totalidad de la vida social como en la cotidianidad del individuo. La libertad parte del individuo y debe expandirse al resto de la sociedad, garantizada en la individualidad ajena. Ya que, como decía Bakunin, mi libertad no termina donde empieza la libertad del otro sino que muy por el contrario, se potencia con ella. No seremos nunca libres mientras quede un solo ser humano oprimido sobre la tierra.

Una desesperada búsqueda de la libertad que debe encontrar un sustento en el mundo social en el que vive el individuo, reconociendo, junto con Proudhon, que la propiedad es un robo y tan sólo nos limita y enemista como individuos, luchando a muerte unos contra otros por la posesión de objetos materiales, como dos bebés que se pelean por la posesión de un juguete que perfectamente podrían compartir.

Como anarquistas anhelamos (y luchamos por ello) un medio social favorable a la libertad en que la cooperación, la solidaridad y el apoyo mutuo (como señaló Kropotkin) sean la pauta que marque nuestro comportamiento y no la competencia, las envidias y los rencores. Y es la convicción, siguiendo las décadas de agitación de Malatesta por el mundo, de que este tipo de cosas sólo cambiarán cuando la voluntad de los hombres y mujeres se encauce a conseguir ese tipo de situaciones. Es decir, el desenvolvimiento de un mundo libre, que surja desde lo más podrido de este eterno capitalismo democrático, se realizará sólo por la voluntad de las personas que luchen a favor de ello y no cuando las condiciones históricas lo permitan... además de que tales condiciones históricas parecen no llegar nunca... Marx parece habernos sentenciado a la inacción con semejantes fatalismos!

Nosotras somos anarquistas y buscamos la libertad en todos los ámbitos, por eso nos organizamos desde la libertad. No creemos necesariamente en las grandes organizaciones de masas que como cualquier partido, pretendan someter la voluntad individual a los supuestos objetivos de la lucha social. Si renunciamos a determinadas cosas o situaciones para poder llevar a cabo nuestra lucha por la anarquía, e s por el placer que nos provoca sentirnos más cerca de la libertad, placer que se percibe físicamente, en el cuerpo, en el pecho, el placer de conspirar con nuestros/as hermanas/os, de hacer lo prohibido en busca de nuestra tan anhelada y negada libertad.

Creemos en la organización de pequeños grupos autónomos ligados por la confianza y la afinidad mutua; ya que el individuo aislado posiblemente no tenga la capacidad de acción y reflexión que un pequeño grupo de afinidad le puede ofrecer.

Creemos en la necesidad de la proliferación de este tipo de grupos para poder hacer frente a esta realidad que padecemos día a día, hoy bajo el manto hipócrita del progreso y el socialismo a la uruguaya. Capitalismo de izquierda, que no ha dudado en disparar, golpear, encarcelar y procesar a los compañeros y compañeras ante el menor olorcito a libertad que se respire por las calles.... fascismo de izquierda.

La proliferación de grupos autónomos de propaganda pero también de acción, es la que posibilita una respuesta y ofensiva difícil de asimilar por el poder, difícil de identificar y comprender por su carácter antiautoritario, basado en la confianza y el afecto y no en una cuota mensual.

Reivindicarse anarquista significa hacerse cargo de la causa de la libertad y luchar contra todo tipo de autoridad hasta sus últimas consecuencias, claro sí, con inteligencia, cuidándose el pellejo y el de nuestros hermanxs, ya que cada compañero o compañera que cae tanto en una prisión como en un manicomio, o en la desesperanza, es una sonrisa menos que nos empuja hacia el placer de un mundo libre de parásitos y jerarcas. Y es que de nada nos sirve una burbuja de libertad para poc@s, que no es más que otra jaula dentro de nuestra mente. Debemos ser consecuentes entre nuestro discurso y nuestra acción y cuidar de nuestr@s compañer@s ya que son lo más valioso que tiene nuestro movimiento.

Reivindicamos un anarquismo autónomo a cualquier tipo de estructura política, con sus programas, estrategias y evaluaciones económicas entre relaciones de costo-beneficio sobre las tácticas y estrategias. Queremos la libertad y debemos tomarla por asalto. Muchas veces vemos cosas de la realidad que nos disgustan y las pasamos por la garganta como un mal trago más que hay que soportar, cuando podríamos hacer frente a esas pequeñas cotidianeidades si nos generamos el tiempo y la predisposición necesaria para discutir y actuar en consecuencia, en relación a los golpes con que la vida nos embate día a día.

Lo que debe guiar nuestras acciones son nuestros deseos y voluntades, no un programa escrito en un papel, que debemos cumplir e imponer a los demás. Es decir, si deseamos accionar para combatir esta realidad, no es necesario afiliarse a ningún partido u estructura para empezar a "militar", basta con juntarse con el grupo de amigos que se tenga más afinidad. Basta desear la libertad para empezar a ejercerla un@ mism@. Yes que la belleza de la libertad es esa, no se puede comprar en ningún local comercial ni canjear por puntos del supermercado; sólo se puede conquistar con el esfuerzo colectivo e individual, y disfrutarla es lo más bello que podemos sentir.

La anarquía es placer... pero también es responsabilidad. Responsabilidad con uno/a mismo/a, responsabilidad de no ser un engranaje más en la gran maquinaria de la esclavitud social. El trabajo consume nuestro tiempo y energía, el consumo nuestras ansias de placer y libertad... sólo la acción directa y la autogestión nos otorgan la posibilidad de atravesar esta gran cortina de humo capitalista que nos sofoca y empezar a percibir la libertad tras las llamas... tras las llamas de nuestro corazón.


El anarquismo de ayer y hoy
Hay dos interrogantes sobre el anarquismo que perturban mi cabeza hace tiempo; una es; ¿por qué un movimiento tan vigoroso y creativo como el anarquista, que llegó a tener una incidencia decisiva en la sociedad pasada –dejando hondas huellas en el presente- se desintegró casi por completo? ¿Y la otra, -más difícil tal vez- cuales son las perspectivas que dicho movimiento tiene en la actualidad y en el Uruguay?

Las causas del declive anarquista son varias, y hay un consenso bastante acentuado en ellas. Auge del fascismo mundial y su consiguiente represión –recordemos la dictadura de Terra en 1933-, las duras divisiones internas –en 1923 el movimiento obrero de tendencia anarquista por entonces mayoritario, se divide entre la Federación Obrera Regional Uruguaya, anarquista y la Unión Sindical Uruguaya, anarco sindicalista partidaria de la dictadura del proletariado ejercida desde los sindicatos y no desde un Partido-. Súmesele a esto el creciente poder del Partido Comunista financiado económica y logísticamente desde la Unión Soviética que comenzó una campaña deshonesta y sistemática de desprestigio del movimiento anarquista. La creciente oferta de medios para satisfacer el tiempo libre que empieza a generar el Capital y por ultimo, la posibilidad de llevar el conflicto social por causes legales a través de políticas reformistas, principalmente en el primer batllismo y el segundo de los años 40.

Estas cuestiones fueron minando al movimiento anarquista. Para la década el 50, salvo la activa agitación de espacios como el Ateneo Libre Cerro Teja, o las Juventudes Libertarias, y la presencia activa de compañeros en algún sindicato el movimiento se veía debilitado. La articulación de una Federación Anarquista permitió que esa vieja corriente se encausara por nuevos caminos. Mientras la vieja FORU languidecía, el marxismo leninismo vivía su auge a nivel mundial. El triunfo de la revolución cubana fue la señal, la revolución era posible y había llegado su hora.

Así, al igual que cuando el guerrillero anarquista Nestor Makhno huyó desde Rusia derrotado por los bolcheviques, en su exilio redactó la “Plataforma Anarquista”, una suerte de síndrome de Estocolmo, donde pretendía adoptar una cantidad de prácticas bolcheviques para el acervo anarquista, dada la superioridad demostrada por aquellos en la batalla. De forma análoga, ante el florecimiento de las guerrillas marxistas a nivel continental, muchos anarquistas ven su ideología limitada y creen necesaria una síntesis entre el anarquismo y el marxismo, así lo planteó Gerardo Gatti en la revista Rojo y Negro en el año 1968. Una síntesis que hubiera sido una proeza pero que no logró finalmente reconciliar dos polos opuestos. Esa tendencia del anarquismo –la más activa y numerosa de la época- sintió claramente la necesidad de replantearse el anarquismo para poder salir del callejón en el que se encontraba. La presencia revolucionaria de la Resistencia Obrero Estudiantil y la Organización Revolucionaria del Pueblo 33, frente de masas y aparato armado ambos directamente vinculados a la FAU –continuación de la Federación Anarquista Uruguaya fundada en 1956 y dividida en 1963- revitalizó el papel que el anarquismo jugó en la lucha revolucionaria, que es el terreno que debe priorizar todo anarquista. Sin embargo, la fundación del Partido por la Victoria por parte de los principales dirigentes de FAU en 1976 –al menos los que no estaban presos- demostró el fracaso de la señalada síntesis y el triunfo del marxismo en el debate planteado. Hoy esta misma síntesis resurge en planteos tan ambiguos como peligrosos como el del Poder Popular, reivindicados tanto por anarquistas como por marxistas y que se incluye hasta en la constitución bolivariana del populista Hugo Chávez.

Si bien es fácil argumentar que el poder es una relación y se puede ejercer en forma horizontal desde organismos de base, lo es igualmente justificar una dictadura ejercido por los representantes de ese poder popular, para volver a desembocar en los mismos callejones sin salida que las revoluciones marxistas del fracasado siglo XX.

Y esto nos lleva directamente a la segunda pregunta planteada. Los tiempos han cambiado, no hablaremos ya del PVP que nada tiene que ver con el anarquismo o la revolución, ni de la FAU que desde su reorganización en los años ochenta continua en pie de lucha.

Sin embargo, el auge marxista ya no es tal, el fracaso de los regímenes comunistas es un hecho aceptado por muchos. La vía democrática, con el reciente auge de las “democracias de izquierda” viene demostrando ser la gran farsa que los anarquistas siempre denunciamos. Sin embargo tal vez esperábamos que el resto de la sociedad, en particular, el pueblo frenteamplista, reaccionaria enérgicamente ante tanta mediocridad e hipocresía. Pero el desbande cual ficha de dominó no se produjo, en cambio las fichas van cayendo de a una y de a poco.

El clima social es de total indiferencia y descompromiso. Los ayer militantes hoy son activos buchones, carneros y manda-presos. Desde las filas anarquistas, o desde aquellos que militan autónomamente, la sensación es de soledad. Somos pocos para hacer todo. Somos pocos en todos lados. Aquella energía social que se vivió entre la crisis del 2002 y el 2005 parece haberse canalizado casi íntegramente por la zanahoria electoral.

¿Cuáles son las perspectivas del anarquismo entonces? Sí bien, la indiferencia es contundente, y la gente parece más pendiente de lo que le pasa a Ricardo Fort que de lo que le pasa a sí mismo. A pesar de eso, determinados valores como la descentralización, la autonomía y la solidaridad son aceptadas desde la esfera del poder, en el plano discursivo como algo valido. Y eso es por la fuerza de los hechos. El centralismo es anti natural. A nivel mundial el mismo capitalismo ha mutado hacia formas más horizontales –solo para hacer sus negocios claro, no para distribuir poder-.
.
Sin embargo el gran ausente, es la solidaridad, que es la llave que nos puede sacar de este encierro social.

Desde el Mayo francés, a los nuevos movimientos sociales generados desde la década del 90 a esta parte, se ve una paulatina y creciente tendencia hacia las formas de organización horizontales, autónomas, medianamente informales. Y eso es un triunfo del sentir anarquista.

En este sentido, creemos que si nos abstraemos un poco de la pesada monotonía que parece reinar en la vida social del país, podemos señalar; el agotamiento de las alternativas marxistas leninistas para lograr un bienestar en la vida de la humanidad. La creciente necesidad del capitalismo de transformarse a sí mismo para sobrevivir imposible de encontrar una estabilidad. La vigencia y validez de los principios anarquistas de apoyo mutuo, autogestión, autonomía, horizontalidad y solidaridad aceptados por la enorme mayoría de los activistas sociales sean o no anarquistas. El inevitable agotamiento del discurso social demócrata de izquierda que jamás lograra algo positivo continuando por su camino neoliberal.

Los grandes problemas que atraviesa hoy el país, como la humanidad son de carácter ecológico y económico. En nuestra región tenemos el privilegio de poseer la capacidad de vivir sanamente y producimos alimentos para ocho veces la población del país. Sin embargo el problema sigue siendo la mala administración de las cosas, garantizada por el dominio político. La propiedad privada, la herencia, son males que repercuten directamente en nuestros estómagos y en nuestra calidad de vida. Y los gobiernos sean militares o democráticos, de derecha o de izquierda, son los encargados de mantener la injusticia por la fuerza. Mientras nos entretienen con la televisión, o nos quieren hacer volver paranoicos ante los rastrillos o los rapiñeros, los verdaderos ladrones son ellos, gobernantes encargados de inventarnos un mundo ficticio para mantenernos al margen.

Si tuviésemos la capacidad de organizar nosotros la producción y distribución de los productos en base a las necesidades colectivas, toda la casta de burócratas y empresarios no tendrían otra alternativa que ensuciarse las manos para trabajar y no tendríamos tantos problemas de esos que el Pepe Mujica quiere solucionar con su verborragia y Tabaré Vázquez con el FMI.

Por nuestra parte debemos resaltar el valor de la Solidaridad en este momento, solidaridad en la lucha, en la resistencia por arrancarle al poder cada pedacito de libertad, de autogestión, cada parcela de ayuda mutua que es minada constantemente por el egoísmo reinante, Solidaridad que el día de mañana, cuando los vientos soplen a favor, cuando la tormenta se desate, será la encargada de regir el camino de la nueva sociedad.

Por todo lo relatado podemos extraer dos grandes conclusiones; no estamos en un gran momento, la corremos de atrás han dicho por ahí. Sin embargo, el campo es fértil y propicio para que nuestras ideas germinen. Como aquellos pioneros que en el siglo XIX vinieron a nuestro país a organizar las primeras sociedades obreras inspiradas en las ideas de Bakunin ante el desconcierto ajeno. Hoy debemos remar en la tormenta, con la certeza que después, cuando las papas queman, y el estomago chifla, no va a ser Tinelli quien nos ofrezca soluciones sino quienes vienen forjando alternativas hace años.

Para lo cual es necesario, la real solidaridad entre todos los que nos encontramos luchando mas allá de nuestras diferencias y matices ideológicos, y el real compromiso de todos los compañeros que por un motivo u otro se encuentran alejados de la agitación anarquista.

La anarquía está tan cerca como vos lo quieras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia