Con la tecnología de Blogger.

domingo, 5 de junio de 2016

Fútbol: Gestión de emociones y pasión anárquica



Hypomnemata (Brasil)

..."Los torneos improvisados que se organizaban parecía que no terminaban nunca. Incluso, hemos jugado a la luz de la luna, lo que era fantástico ", recordaba una vez el anarquista Jaime Cubero sobre los partidos de fútbol que jugó en el Jardín Bertioga de Sao Paulo. Cubero contaba que a través de la pasión por el balón, asociada con la relación entre amigos establecidos en las canchas y extendida fuera de ellas, aprendió mucho sobre la anarquía. Inspirado por algunas historias de ese libertario, Roberto Freire escribió su novela Los cómplices; allí Liberto, joven zaguero de várzea que "más allá anarquismo se enamoró del tipo de juego bastante autogestionado, propio de Varzea, que sólo se juega por amor y por pura solidaridad ".

Más allá de Brasil, sin respetar las líneas de frontera, el fútbol y la anarquía se extienden por todo el mundo en el siglo XIX. El fútbol, como sabemos, se organizó en 1863 en Inglaterra - un año antes de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) - a través de la aprobación de la "Football Association". Sin embargo, no fue hasta la década de 1880 que el balón rodó a otras tierras, especialmente en América del Sur, lo que permite la creación de asociaciones en Argentina (1891) y Chile (1893).



Y fue precisamente al sur, en 1904, que, en el barrio de Villa Crespo, Buenos Aires, surgió el equipo Mártires de Chicago. No se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo tuvo el nombre dado en memoria de los trabajadores anarquistas asesinados por el gobierno de Estados Unidos en 1886. El equipo de Villa Crespo, identificado más tarde como Argentinos Juniors, fue el responsable de la década de 1970, por la revelación de Diego Armando Maradona, el más grande creador de juego de la historia.

Eugenio Valdenebro cuenta que Buenaventura Durruti en su viaje de huida a la misma Buenos Aires, veinte años después de la creación del equipo de los Mártires, dribló a la policía porteña identificándose como un jugador de fútbol vasco. En 1936, ya de vuelta a España en los combates iniciales de la revolución, el mismo Durruti debe haber vibrado con las opiniones anarquistas que, según los investigadores, tenían la mayor parte de los integrantes del equipo de Barcelona.

Las historias extraordinarias de Cubero y Durruti tienen eco hoy en día entre ácratas amantes del balón, aunqué sea casi imperceptible. La cara del Durruti está impresa en la enseña del Radical Contra FC, equioi recientemente constituido por jovenes libertarios de Río de Janeiro. Hoy, frente a clubes muy jerarquizados, con uniformes plenos de patrocinantes comerciales y suntuosos locales, con aficiones guardadas entre barras y polizonte, un arbitraje que se pretende juez imparcial e incorruptible,  es vital recordar aquellas elegantes jugadas de ataque para burlar al Estado y sus torvos defensores. Para ello, ¡basta con tener valor y la (A) en el balón!, como lo han hecho tantos activistas anónimos demostrando cómo ciertas batallas en esos campos de lucha unieron a anarquía y fútbol.

... Y la pasión es lo que se les escapa
El fútbol siempre ha despertado pasiones imposibles de ser enmarcado por las prácticas del poder estatal. Esta pasión vive en quien lo práctica como si un juego divertido porque sabes que es asunto serio. También es la pasión del aficionado a muerte, porque siente que es impulso de vida, provocando acercamientos y relaciones entre amigos, más que las identificaciones de carnet.

Los clubes y sus seguidores pueden ser asociaciones, que requieren del Estado para ser gestionados, ya que este les provee de normas y recursos (tangibles e intangibles). Vivimos en el momento del fútbol-negocio. También de "barras" organizadas con su herencia de masas que viene del siglo XX y su comportamiento fascista, capaces de crear nichos y jugar con sus habilidades de conducción en el mercado político, relacionandose con los directivos del club, la sociedad y el Estado, a través de su policía y los tribunales.

Los clubes manejan a los jugadores-producto y sus derechos de imagen administrados por equipos gestores de carreras. Estos mismos clubes producen una nueva figura: el aficionado-consumidor, que se convierte en un activo económico a ser negociado en programas de fidelidad que involucran a empresas del "show business", comunicaciones  bebidas y otros bienes y servicios de consumo masivo. Los jugadores y los aficionados-consumidores también se ven a sí mismos como participantes de esa operación, aquienes se convoca para extraer rentabilidades y realizar inversiones que mejoran su posición en el mercado del balón. Los jugadores-empresa que invierten en sus carreras con los "media training" y una infinidad de conocimientos médico-tecnológica de sus equipos técnicos que monitorean cada uno de sus movimientos, regidos por objetivos medidos entre el potencial y el rendimiento alcanzado.

Los Técnica, los llamados en otros tiempos "profesores", son los nuevos pastores ungidos del balón, idolatrados y seguidos por jugadores, aficionados y directivos. Ordenan el capital humano, con la ayuda de un nuevo personaje, el ejecutivo a cargo de operaciones futbolísticas, que es responsable del movimiento de los activos en el entorno empresarial dictaminando ventas, canjes, prestamos, credibilidad y valoración.

Los árbitros, sigue siendo el viejo moboliario, que cada fanatico apasionado conoce por su nombre y mañas.

Todo esto puede dejar fútbol escaso, aburrido y recolonización por el "entertainment" millonario de los campeonatos europeos. Pero cuando comienza a rodar la pelota, habla más alto la pasión. En el territorio de la buena lid y la lucha apasionada, todo huye y escapa de los múltipless controles y vigilantes. En el calor del partido, el dominio sobre la multitud se suspende, el "buen-mocismo" mercadeado de los jugadores puede desenmascararse en una pelea, el pastor ungido en el borde del campo, grita palabrotas y habla mucho sin que nadie le escuche.

Aupando dentro o alrededor del estadio, delante de la televisión o en los bares de la ciudad, la pasión irrefrenable puede poner la política y los negocios en espera. El fútbol actual hace uso de las tecnologías políticas para producir un ambiente seguro para los negocios, pero en la medida que el fútbol es pasión, siempre existe la posibilidad de perturbaciones ambientales que escapan a estas tecnologías o les obligan a desencadenar otros medios, más violentos, para moderar las conductas. En el momento del evento, cada fanático vibra con una pasión anárquica que se filtra y se pueden propagar a través de la ciudad, sin gobierno ni mediación electrónica, ni de consumo, ni imposición violenta, que la cancele.

El fútbol es inteligencia en movimiento, es decir., ¡la anarquía!

Aficionados - policías

A pesar de las diferencias, hay una característica presente en todos las aficiones organizadas: el patrimonio. Incluso las fanaticadas que toleran pequeños grupos identificados con el fascismo italiano o con sus protestas contra el gobierno del estado de São Paulo y su "tradición democrática", producir y garantizar la existencia de su "patrimonio". La "herencia", cultural o inmaterial, llamada así, es la gran propiedad de la afición organizada. Son sus símbolos: banderas, estandartes y fajas, y los exaltados gritos de guerra que identifican a cada estadio. En los estadios, cada afición organizada, con su patrimonio, tiene su lugar en particular obtenido en negociación con la directiva del club, lo que les da una condición específico frente a otros seguidores.

Los estadios se han convertido en locales vigilados bajo la gestión centralizada de las compañías de "show business". Para contener la pasión desembocada y moderar las conductas, toda represión es convocada: la policía del Estado, la seguridad del club, los "para-policía" de la afición organizada, las cámaras y hasta los socios del club (llamando para reportar irregularidades), deben garantizar el entorno común, de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades.

La eficacia se muestra en la medida en que las peleas entre barras no puedan ocurrir en etapas y se extiendan por la ciudad, quedando bajo el control racional de las aficiones organizadas que hieren y matan por su patrimonio. Esta guerra de presas implica la captura de trofeos camisas y banderas de barras enemigas. Los "trofeos" se muestran con orgullo en las redes sociales, a menudo manchados de sangre, alimentando a los medios de difusión con las imágenes conocidas que ofrecen las actuaciones de la policía. Estas confrontaciones abiertas nutren las políticas de identidad de las barras y ayuda en la organización de su cadena de mando.

Los miembros jóvenes, acostumbrados a la violencia de la policía (que les tienen como blancos), o los miembros del partido (que asisten organizados), sueñan con una carrera dentro de la barra, retroalimentando la cadena burocrática de la violencia, con nuevos cuadros dirigentes. En esto, muchas aficiones organizadas se asemejan a la burocracia estatal y su reparto legitimado de la violencia. Los más violentos e instruidos en la racionalidad local de la organización se califican para la "gestión de patrimonio". Por lo tanto, la masa sigue el orden emanado de sus superiores. Es el "departamento de patrimonio" quien organiza la producción del material, su transporte desde la sede a los estadios, y forman en la primera línea de batalla, de modo que el "patrimonio" no esté amenazada por una afición rival.

En el último "derby" entre Palmeiras y Corinthians [equipos de São Paulo], unos 20 integrantess del grupo de patrimonio de la "democrática" barra Gaviões da Fiel golpearon a un hombre y su hijo que llevaban camisas de Palmeiras. El caso llevó a la decisión de la Secretaría de Seguridad Pública, hoy Ministro de Justicia, y al representante del Ministerio Público de São Paulo de prohibir la entrada de barras del equipo visitante en los clásicos realizados en el estado. Esta medida favorece a la nueva gestión de los clubes y sus programas de membresía de fans que pueden gestionar mejor a sus consumidores, previamente registrados y sujetos a los manuales de conducta impuestos en los nuevos , presentadas el estado del ventilador y manuales de conducta de los nuevos estadios estadios del estándar FIFA.

La afición, razón de ser de los torneos, que se deleita en los cantos y los gritos al unísono, será transformada en audiencia a ser manipulada en sus regularidades y variabilidad en nombre de la reducción de la violencia y la gestión racional de negocios. Va a operar el manejo de las emociones que triangula entre la violencia del Estado, la violencia de las barras y la gestión del club.

El objetivo es moderar el comportamiento, eliminar riesgos y producir en torno al fútbol un ambiente controlado que favorece los negocio, con sus patrocinadores oficiales, canción tema y el himno nacional. Algunoos apasionados, irreductibles al gobierno, saben que ir al juego es más que aupar a su equipo, pues también se enfrentan al gobierno de los estadios de la policía - estatal o no - que defiende el orden y la propiedad con su violencia inherente y gestión optimizada. La pasión que se filtra en dicho ámbito es la actitud anárquica que podrían subvertir esa violencia que el poder ha construido alrededor de la rentabilidades.

[Texto publicado originalmente en portugués por el boletín electrónico Hypomnemata # 187, São Paulo, mayo 2016. Número accesible en  http://www.nu-sol.org/hypomnemata/hypomnematas.php. Versión al castellano por Redacción de El Libertario.]


1 comentario:

  1. inconsecuencia es ser parte de una barra de un equipo de fútbol la manipulación ejercida por el poder puede condicionar la emociones humanas, borregos y cabezas de balón la anarquía no se presta para fanatismos. fútbol por jugar - no por competir ni vender compren las camisetas y el marketin borregos los anarquistas no keremos mas fútbol burgués.

    ResponderEliminar

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia