Con la tecnología de Blogger.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Las raíces de la intolerancia


Enrico Ferri

Etnocentrismo, racismo y multiculturalismo aparentemente no son sinónimos; pero pueden, sin embargo, implicarse recíprocamente y, si se dan determinadas condiciones, aparecer como variaciones del mismo fenómeno: la intolerancia.

Pero vayamos por orden. Empecemos por la definición de etnocentrismo, al menos según su creador, William Graham Summer, que en su libro de 1906, Falkways (Costumbres populares) escribe: "El punto de vista según el que un grupo al que se pertenece es el centro del mundo y el patrón de medida al que se hace referencia para juzgar a los demás, en el lenguaje teórico se define como etnocentrismo (…) Cada grupo piensa que las propias costumbres (falkways) son las únicas justas, y por ello solo experimenta desprecio por las de los demás grupos, y eso cuando les presta atención".

Partir de la propia realidad, del propio contexto geográfico histórico y cultural, de las categorías del grupo humano al que se pertenece para descifrar la realidad exterior en cierta manera es un proceso natural.

Hace tiempo, un amigo, intelectual croata, me decía: "La semana pasada he comido un jamón buenísimo en Mostar, seguramente el mejor que haya probado en mi vida", pero rápidamente ha rectificado precisando: "seguramente no sería tan extraordinario, pero para mí encarnaba la idea y el sabor del jamón que comía de pequeño en esa ciudad". Esta consideración vale no solo para la comida, sino en general para los sabores, para la idea de espacio y de la luz, y también para las categorías culturales y los valores. Cada grupo humano tiene su identidad, que es el resultado de múltiples factores, esencialmente de su historia y del contexto geopolítico en el que se ha desarrollado, así como de causas accidentales de todo género. La lengua de un pueblo, por ejemplo (aunque sería mejor hablar de lenguas, en plural), representa muchos de los rasgos identitarios recordados, y es el espejo de una personalidad plural y variada.

Reivindicar la pertenencia a un grupo humano, una identidad cultural compleja y específica ligada a un recorrido histórico original, a un espacio geográfico particular, con todo lo que comporta, a aspectos como la comida y el folklore es, en mi opinión, un hecho positivo. Es un rasgo identitario característico que indica un modo de ser original en el tiempo y en el espacio junto a los demás, en un recorrido bajo muchos aspectos solidario. Sin embargo, no es preciso otorgar un valor particular y excesivo a esta identidad comunitaria y a esta pertenencia, que ciertamente no agota ni redimensiona la identidad de un individuo, que es mucho más que un "miembro" de una "parte", de una "componente" de un grupo.

La identidad es esencialmente algo individual, y es siempre el individuo en su originalidad y su unicidad quien tiene que tutelar en todo momento su formación y desarrollo.

Uno de los criterios para medir el nivel de civilización se cifra en su capacidad de promover y favorecer el crecimiento del individuo, como individualidad libre, autónoma, tendente a la autosuficiencia. "Ninguna sociedad puede generar al único", escribe Max Stirner, porque según su opinión la sociedad, cualquier sociedad, produce solo individuos homologados y funcionales. El mismo Stirner, sin embargo, tiene un proyecto alternativo y en cierto modo paralelo de sociedad, que él llama Verein der Egoisten (Unión de Egoístas). En varios escritos, así como en su principal obra, proyecta un modelo educativo libertario en el que el enseñante es un intermediario, un puente entre la cultura y el joven, que debe ser ayudado y estimulado para atravesar ese puente que en cierto momento resulta superfluo. Un criterio para valorar una sociedad, por tanto, es la manera en que contribuye a la formación y a la tutela de sus propios elementos constitutivos, teniendo siempre en cuenta que allí donde la sociedad desarrolla un papel exclusivo y excluyente en muchos campos, como en el de la formación y la cultura, casi siempre nos encontramos ante realidades de tipo totalitario que ahogan la diversidad, la pluralidad, el inconformismo. Es siempre indicativo, a los fines definitorios de un determinado grupo humano, el modo en que trata a los "diferentes", a los "no funcionales", a quienes presentan actitudes no de colaboración sino de contraste: los manicomios, las cárceles y los hospitales son los lugares-símbolo para medir la valía y la no valía de un pueblo, de una comunidad o de una sociedad que se precie.

Otra cuestión importante es la actitud que una sociedad o una etnia tiene con respecto a otros grupos humanos. Según la propia realidad, los propios valores, el propio estilo de vida son considerados modalidades, entre otras, de estar en el mundo, o son juzgadas como las únicas que tienen un valor y un sentido completos. En otras palabras, si la diversidad y la alteridad son apreciadas como un modo alternativo y complementario de vivir, con su específica y respetable razón de ser o, en cambio, son vistas como formas de vida "primitivas" e incompletas: los de otro grupo son considerados como otro "yo" o solo como "bárbaros". En el primer caso tenemos una forma "moderada" e inteligente de etnocentrismo: se parte de sí mismo, de la experiencia propia, de la propia lengua para abrirse a otras experiencias, a la vida del otro, intentando entender su lenguaje y esforzándose por conseguir un lenguaje común a partir de las experiencias comunes y de las vicisitudes compartidas. En el segundo caso se profundiza con el racismo: la diversidad es medida, condenada o parcialmente aceptada, a través de un juicio de conformidad, es decir, de cercanía a nuestros valores, a nuestro estilo de vida, a nuestra cultura, como si los de nuestro grupo (pueblo, nación, etnia, etc.) fuesen la única expresión de la civilización, como si la nuestra fuese la única forma de vida digna de ser vivida, y como si en los otros solo existiese incultura y los contravalores típicos de los "bárbaros". De tal manera se universaliza una particular condición de vida y se absolutiza lo relativo, actuando como los propios bárbaros.
 
Estos últimos, apunta Claude Lévi-Strauss, son los que no relativizan las pruebas del propio grupo de pertenencia, que no piensan de modo descentralizado. Bárbaros, por tanto, no son los diferentes, los distintos de nuestro modelo de vida sino al contrario quienes no dejan lugar a la diversidad y a la originalidad pensando la realidad y la complejidad como una representación especular del propio modelo de vida. Este es el camino, un camino que lleva a la intolerancia y al racismo.
 
El racismo es un producto del siglo XVIII, al menos como teoría que reivindicaba presupuestos científicos, aunque de alguna manera es mucho más antiguo: "ideologías" y comportamientos racistas no han tenido ni tienen necesidad de bases teóricas o pseudocientíficas para manifestarse y reivindicar sus pretensiones. Una primera y genérica definición de racismo puede ser la siguiente: la idea o la pretensión de que un grupo humano, en función de unas determinadas características físicas, culturales, comportamentales, etc., pueda reivindicar una superioridad o una primacía sobre algunos o todos los demás grupos humanos que, invariablemente, justifica su dominio y su liderazgo.
 
El racismo, por ejemplo, está en la base de la teoría aristotélica del "esclavo por naturaleza", según la cual ciertos tipos humanos tendrían un limitado desarrollo intelectual, por lo que deben ser guiados "por su bien", ya que solos no serían capaces de gestionar sus vidas. Este tema recurrente lo encontramos como justificación de la esclavitud, del colonialismo, de la superioridad del hombre sobre la mujer, etc. Pero el racismo no es solo una teoría de las "diferencias" de los seres humanos, el denominado "multiculturalismo", tras el que siempre se esconde un truco ideológico (se escribe multiculturalismo, se lee racismo), es una teoría que considera las diferencias (o presuntamente tales) de cariz ontológico, es decir, naturales, inmodificables, sustanciales.

Es evidente que existen varias modulaciones del racismo, por ejemplo, hay quien sostiene que el otro, el diferente, el de otra "raza", como puede ser el inmigrante "clandestino", el intruso, el que no sirve porque no tenemos trabajo que darle, el que no ha sido invitado y no está en regla, puede convertirse en una persona aceptable si se "integra", si se hace útil, si se "pone en regla", si empieza a trabajar, normalmente de criada o de vigilante, o de bracero a tres euros por hora, es decir, si acepta hacer todos esos trabajos que los autóctonos no quieren hacer. Sostener que la diversidad no es un valor, que el otro puede y debe homologarse a nosotros, a nuestro espléndido modelo de vida, aprender a comer, a pensar, a vestir, a hablar y a hacer todo como nosotros para ser aceptado, seguramente es una forma de racismo, pero el verdadero racismo es otra cosa. En la base del racismo, de la teoría de la raza, está la idea de que la humanidad está dividida en razas, diferentes entre sí y no "homologables" ni "integrables". Lo que nosotros llamamos "integración" para el racista es "contaminación", es "mestizaje" y pérdida de la identidad.
 
Carlo Linneo ha sido, seguramente, el predecesor del racismo. En la primera edición de su Systema naturae (1735) divide al hombre en cuatro "variedades", descritas a continuación con una clasificación jerárquica que ponía en el vértice al homo europeus y en el escalón más bajo al homo afer, es decir, el hombre africano. Toda "raza" poseía para Linneo -además de presuntos caracteres evidentes como el color de la piel- elementos de tipo psicológico: los africanos, por ejemplo, aparte de tener la piel negra, serían indolentes, flemáticos y vagos, diferentes del tipo blanco europeo, que es activo, voluntarioso y enérgico. Otro elemento importante que cierra el círculo de la teoría que fija los elementos básicos del racismo, es la convicción de que estos caracteres psicofísicos son inmutables y se transmiten genéticamente de padres a hijos.
Han sido apenas enunciados los cuatro elementos básicos de toda teoría racista: la humanidad está dividida en razas; cada raza es tal porque tiene caracteres psicofísicos propios; tales características son inmutables en el tiempo y se transmiten de padres a hijos; sobre la base de las características raciales (color de la piel, psicología, cultura, etc.) es posible definir una jerarquía de las razas y, en última instancia, cuáles tienen derecho a mandar y cuáles tienen la obligación de obedecer: las razas de los amos y las razas de los siervos.
Los elementos apenas enumerados están en la base de uno de los fenómenos más odiosos y cruentos de la historia moderna: el racismo nazi y fascista, con todo lo que comportó: discriminación, persecución y destrucción de gran parte de los judíos europeos y de otros grupos considerados inferiores racialmente y peligrosos, como los gitanos.

El antisemitismo de los nazis y los fascistas es solo una variante del fenómeno difundido -no solo en Europa- a partir de los primeros años del siglo XIX. El racismo nazi, sobre la base de los elementos más arriba citados, lo podemos sintetizar así: son varias las razas humanas; en el vértice está el tipo blanco europeo, el tipo ario o indoeuropeo, cuya mejor expresión se concede al hombre nórdico, alto, rubio, con la piel y los ojos claros; en el último escalón de la escala racial está el "negro", el africano, el eslabón entre el hombre y el mono. Como los elementos que distinguen a una raza no son solo físicos o culturales, la verdadera antirraza está representada por el judío, que tiene características opuestas a las del ario, y, obviamente, todas negativas: es un personaje desgraciado, avaro, materialista, que tiene el proyecto de esclavizar al mundo a su raza a través de medios velados como las finanzas internacionales, el control de la prensa, el comunismo, la masonería.

¿Cuáles son las bases científicas o supuestamente científicas de tal "doctrina de la raza"? Los nazis pensaban que, ya que muchos pueblos europeos tienen algunos términos y estructuras lingüísticas parecidas, habría existido un pueblo originario que hablaba esa lengua, el pueblo indoeuropeo, llamado así porque había venido a Europa desde la India, a través de una serie de oleadas migratorias. No existe, sin embargo, ningún documento, ningún texto que pueda definirse como escrito en lengua indoeuropea o aria, como se quiera decir, como no existe ninguna prueba de que haya existido un pueblo ario en los orígenes.

Este es un dato absolutamente obviado, comprobado por los mismos racistas, que colocan en diferentes latitudes a este presunto pueblo originario, latitudes bastante distantes entre sí: racistas como Evola y Wirth lo consideraban originario, por ejemplo, del Polo Norte. Lo mismo se puede decir para el presunto "complot judío para la conquista del mundo", una teoría en que confluían algunos argumentos típicos del antisemitismo cristiano, argumentos del antisemitismo de matriz nacionalista, algunos falsos como los Protocolos de los sabios de Sión, un célebre documento redactado por la policía zarista.

El racismo no necesita a la ciencia, no se rige por la prueba ni por la verificación: se alimenta y se mantiene en la intolerancia y en la ignorancia, en el miedo a la diversidad, en las peores partes del ánimo y de la psique humana, que si no son educadas y acometidas con la razón y la inteligencia, pueden generar monstruos y genocidas. Así como el antídoto a la noche es la luz del día, y a la ignorancia es el conocimiento, el antídoto a la desconfianza y al miedo hacia el otro es el conocimiento de los demás y la práctica de la convivencia sobre la base de la reciprocidad.

[Publicado en el periódico Tierra y Libertad # 328, Madrid, noviembre 2015. Edición completa accesible en http://www.nodo50.org/tierraylibertad/.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia