Con la tecnología de Blogger.

lunes, 7 de octubre de 2013

Avanza el control estatal sobre los sindicatos en Venezuela

 Simón Rodríguez Porras

La reglamentación a la reforma laboral venezolana, aprobada después de un año de promulgada la ley, trae pocos avances para los trabajadores y profundiza el deterior de la relación entre la clase obrera y el gobierno venezolano.

En noviembre de 2011, el presidente Hugo Chávez anunció la redacción de una nueva ley laboral. El gobierno escogió un momento de interés electoral, a 11 meses de las elecciones presidenciales de 2012, para encarar una deuda de casi 12 años para ajustar la legislación laboral a la Constitución de 1999, cuyas disposiciones transitorias establecieron el mandato de realizar estos cambios en el transcurso de un año.

La reforma laboral se emprendió en el marco de un importante aumento en la conflictividad social: en los años 2011 y 2012 fuimos testigos del número más alto de protestas obreras y populares de todo el gobierno chavista, más de 10 mil en el bienio. Alrededor del 40 por ciento de estas protestas fue protagonizado por el movimiento obrero. El combustible de la protesta es un aumento vertiginoso de los pasivos laborales, el retraso en las discusiones de los contratos colectivos en una economía con una altísima inflación, la lucha contra la tercerización y el trabajo precario, las órdenes de reenganche de trabajadores no acatadas por empresas e instituciones públicas, y un aumento en la criminalización de las huelgas y luchas obreras, con casos emblemáticos -como el encarcelamiento del secretario general del sindicato de Ferrominera del Orinoco, Rubén González, o el asesinato de dos obreros de la Mitsubishi en la ciudad de Barcelona, durante un ataque policial a una huelga en enero de 2009. En el caso de Rubén González, aún está sometido a un juicio por encabezar una huelga en agosto de 2009.


Al momento de anunciarse la reforma laboral, los dos millones y medio de empleados públicos cumplieron siete años sin discutir su contratación colectiva; estuvieron con contratos vencidos los cien mil trabajadores petroleros, 40 mil trabajadores de la industria eléctrica, 30 mil de las empresas básicas del hierro y el aluminio en Guayana, así como 10 mil trabajadores de la industria cementera.

No menos importante para el deterioro de la relación del gobierno con la clase obrera fue la aplicación de un ajuste a partir de 2009, con una devaluación monetaria del cien por ciento, aumento del Impuesto al Valor Agregado en un tercio, pasando de nueve por ciento al 12 por ciento y la  liberación de los precios de la mayoría de los alimentos con precios regulados, entre otras medidas.

Una reforma laboral cocinada por los patronos y el gobierno

El gobierno preparó el texto legal en la sombra. Se valió de una ley habilitante aprobada en el marco de las lluvias que destruyeron miles de viviendas en diciembre de 2010, que facultó al Presidente a dictar decretos con rango de ley para encarar la emergencia. No se difundió públicamente un borrador de la ley, por lo que no se conoció su contenido sino hasta después de su promulgación. En la comisión presidencial encargada de redactar la ley hubo una clara mayoría patronal, conformada por funcionarios gubernamentales y representantes de los gremios patronales. El único representante sindical en ejercicio que formó parte de la comisión, Wills Rangel, también cumple funciones patronales en la directiva de Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Incluso un personaje como Carlos Sainz Muñoz, quien en 1997 fungió como asesor jurídico de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) en las negociaciones para la elaboración de la Ley Orgánica del Trabajo -y en tal sentido fue corresponsable de ese ataque perpetrado contra los derechos de los trabajadores-, también formó parte de la comisión nombrada por el presidente Chávez para elaborar la nueva ley.

El reglamento parcial de la ley, aprobado en mayo de 2013 por la Asamblea Nacional, tampoco fue discutido con el movimiento obrero. Los métodos empleados para elaborar la reforma tuvieron un correlato en su contenido regresivo, como veremos, muy alejado del supuesto carácter socialista que le adjudicó la propaganda oficial.

Únicamente el sector corporativizado del sindicalismo, representado por la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, hizo campaña activamente a favor de la reforma, pero aun así el gobierno pudo imponer su proyecto legal prácticamente sin oposición obrera debido a la atomización del movimiento sindical, que no cuenta con una central representativa. También fue funcional a la campaña gubernamental la posición asumida por la burocracia sindical de la CTV, que defendió la ley de 1997. Únicamente la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura), encabezada por Orlando Chirino y José Bodas, planteó llamar desde el movimiento obrero a una constituyente sindical para proponer una reforma laboral que consagre el respeto a la autonomía y la libertad sindical, aboliendo toda la limitación del derecho a huelga y estableciendo los mecanismos para aplicar el contenido del artículo 91 de la Constitución, que establece que el salario mínimo debe calcularse tomando como referencia fundamental el monto de la canasta básica. Actualmente el salario mínimo representa aproximadamente la mitad del monto de la canasta básica oficial.

Una estafa ideológica e histórica

Al promulgarse la nueva Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores (Lottt), quedó claro que por su contenido, no pasó de ser una reforma a la ley de 1997, promulgada bajo el gobierno socialcristiano y profundamente antiobrero de Rafael Caldera. Este hecho fue reconocido por los ex ministros de Cordiplan (la Oficina Central de Coordinación y Planificación de la Presidencia de la República) y del Trabajo, Teodoro Petkoff y María Bernardoni de Govea. En tal sentido, no es ni lejanamente una ley socialista o de transición al socialismo. Es una ley que no abole sino que regula las relaciones de explotación del trabajo por parte del capital. Más allá de que, inspirada en la misma concepción de colaboración de clases que anima al proyecto nacionalista-burgués del gobierno, en la redacción de la Lottt se plantea que el trabajo es un proceso social que genera una justa repartición de la riqueza; la ley no apunta a modificar los mecanismos capitalistas esenciales, a que el trabajo deje de ser una mercancía, ni por lo tanto a liquidar la explotación de los trabajadores y superar la distribución injusta de la riqueza.

Se ratificaron los aspectos centrales de la ley de 1997, incluyendo el régimen de prestaciones sociales. Una de las promesas centrales de Chávez en la campaña presidencial de 1998 fue derogar la reforma del régimen de prestaciones sociales, instaurado por Caldera en sus últimos meses de gobierno, y restaurar la retroactividad de las prestaciones, en otras palabras, que el pago de la indemnización por concepto de antigüedad y cesantía se vuelva a calcular de acuerdo con el último salario devengado, una medida de protección a los ingresos de los trabajadores en un país con una altísima inflación. Dicha intención la recoge la Constitución de 1999. No obstante, la reforma de 2012, traicionando la intención del constituyente, ni eliminó el sistema de cálculo instaurado en 1997 ni restauró el sistema previo a 1997. Por el contrario, ratificó el sistema de 1997 e incorporó una nueva variante de cálculo, que favorece ligeramente al trabajador cuando la relación laboral se extiende más de una década.

Se abandonó la reducción de la jornada laboral a 36 horas semanales, propuesta en el fallido intento de reforma constitucional de 2007, y terminó incorporándose a la Lottt una jornada de 8 horas diarias y una semana laboral de 40 horas, que en la práctica beneficia únicamente a los sectores laborales con condiciones laborales más precarias, como los vigilantes nocturnos.

La agremiación patronal Fedecámaras, que en 2002 encabezó el golpe de Estado y varios paros patronales, no mostró alarma por el contenido de la ley, mientras que agremiaciones de empresarios afectos al gobierno, como Fedeindustria, aplaudieron su contenido. Ya veremos por qué.

Retrocesos en materia de libertad sindical

La Lottt implicó un retroceso en importantes derechos colectivos, como el derecho a huelga, y se incrementó la intervención del Estado en los asuntos internos de los sindicatos. Con el objetivo de profundizar la injerencia en los asuntos sindicales, se amplían las prerrogativas del Ministerio del Trabajo para el reconocimiento de una organización sindical; se crea el Registro Nacional de Organizaciones Sindicales, y se obliga a los sindicatos a mantener a las autoridades al tanto de la identidad de todos sus afiliados; se regulan con detalle los requisitos que debe cumplir la reglamentación estatutaria de los sindicatos, así como los procedimientos para la realización de elecciones sindicales.

Mientras que prolifera la declaratoria de empresas estatales como zonas militares de seguridad en las que está prohibido realizar paralizaciones o protestas (además de que leyes específicas, como la Ley Orgánica de Soberanía y Seguridad Alimentaria o la llamada ley antiterrorista, imponen restricciones al ejercicio del derecho a huelga), la Lottt elimina la garantía establecida en la ley de 1997, según la cual el acto de ocupar una empresa en el marco de una huelga no es violatorio de la ley.

En su artículo 375, la Lottt le adjudica a los sindicatos la función de proteger el proceso de trabajo, alienando a las organizaciones obreras de su verdadero objetivo que es la defensa de los derechos de los asalariados. En última instancia, desde una perspectiva revolucionaria, las organizaciones de los trabajadores tienen la misión histórica de subvertir las relaciones de producción capitalistas, por su naturaleza explotadora y antidemocrática, nunca “protegerlas” ni tampoco al proceso productivo en el que ellas se desarrollan.

Algunos derechos individuales de los trabajadores mejoran con la nueva legislación. El permiso pre y post natal se aumenta a seis meses, y la inamovilidad para padres y madres se extiende a dos años después del parto, y el bono de fin de año por concepto de utilidades sube de un mínimo de quince días a treinta días. Se trata de conquistas que están ampliamente superadas en prácticamente todas las convenciones colectivas de trabajo, pero ciertamente benefician a un importante número de trabajadores. También se incorporan limitaciones y medidas de coerción contra los lock out patronales, así como sanciones penales para algunas violaciones a los derechos de los trabajadores. Pero de conjunto, el propósito político que anima la reforma laboral es avanzar en el control estatal del movimiento obrero.


Las luchas continúan

La concreción de los derechos de los trabajadores, la defensa de las conquistas obtenidas y la ampliación de estos derechos dependen del grado de organización y movilización de los trabajadores como clase. Los artículos de la legislación referidos a la prohibición de la tercerización, por ejemplo, son violados sistemáticamente por los patronos, tanto en el sector público como en el privado. La posibilidad de derrotar las prácticas explotadoras, legales e ilegales, y de avanzar hacia un régimen social en el que efectivamente el trabajo sea un proceso social que garantice una justa distribución y goce de la riqueza creada colectivamente, está ligada a la superación de los problemas históricos de la clase trabajadora venezolana, a la construcción de su unidad orgánica y la emergencia de una dirigencia sindical democrática y con plena autonomía respecto del Estado y los empresarios. El proceso de movilización que libran miles de trabajadores a lo largo del país actualmente, aunque de manera aislada, brinda una gran oportunidad para avanzar en este sentido.

*El autor es coordinador de la página web www.laclase.info [1]

Publicado el 07 de octubre de 2013


Article printed from Desinformémonos: http://desinformemonos.org

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Angel Cappelletti Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia