Con la tecnología de Blogger.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Debate: No hay pueblo vencido, la lucha sigue


Por:  Simón Rodríguez Porras (PSL)

Luego de un año y medio resistiendo contra el cáncer, el presidente Chávez falleció el 5 de marzo. Las expresiones de dolor y tristeza con que gran parte del pueblo trabajador recibió la noticia dan cuenta de las enormes expectativas que millones de venezolanos humildes tenían cifradas en su liderazgo, con el que identificaban sus propias aspiraciones. Aunque muchos revolucionarios no compartimos el proyecto político del presidente Chávez, no podemos menos que expresar nuestro respeto y consideración por quienes honestamente le apoyaron y sufren su pérdida.

Pasará a la historia dejando su impronta en el país. Las características que adquirieron su liderazgo y su gobierno no se pueden entender sino como el producto de las peculiaridades históricas que les vieron surgir. La insurrección popular de El Caracazo, ocurrida apenas tres años antes de que Chávez saltara a la escena pública, demostró el agotamiento del régimen puntofijista, la carraplana de los partidos políticos del sistema, incluida la izquierda reformista, y marcó una nueva etapa política en el país, en la que se patentizó que las viejas formas de dominación burguesa entraban en crisis. La brutal represión militar contra las protestas de los últimos días de febrero y primeros días de marzo del 89 tuvo un impacto sobre las propias fuerzas armadas, y aunque ningún sector se insubordinó ni volteó las armas contra los represores, se aceleró el proceso de surgimiento de una capa inconforme en los estamentos medios y se crearon condiciones para las rebeliones militares de febrero y noviembre de 1992. Las propias inconsecuencias de los militares alzados, su concepción putschista y su desconfianza hacia el pueblo, al que se negaron a entregar armas, llevaron al fracaso de las intentonas.


La jornada del 4 de febrero le dio un gran prestigio, y Chávez pasó a simbolizar para muchos el rechazo al agonizante puntofijismo, a la política entreguista de Petkoff y Caldera, a la gran desigualdad y exclusión social. Sus consignas por la refundación de la República y la democratización de la vida política del país hallaron eco en una masiva aspiración de romper con los políticos del sistema. Más allá de sus condiciones personales, de su carisma, el liderazgo de Chávez encuentra condiciones históricas propicias, sin las cuales no habría sido posible su consolidación.

Para llegar al gobierno, Chávez suavizó en extremo su programa, eliminando toda alusión al no pago de la deuda externa, llamando a los empresarios a una participación decisiva en la definición de los planes económicos y abogando por las tesis de la llamada “tercera vía” de corte socialdemócrata. Incluso personajes de derecha como Jorge Olavarría, Hermán Escarrá, Alfredo Peña, Carmen Ramia y Ángela Zago formaron parte del chavismo de la primera hora. Pero era evidente que el auge en la movilización y la autoorganización popular y obrera, así como la supervivencia de las instituciones fundamentales del podrido régimen puntofijista, con las que el gobierno no estaba comprometido, planteaba una confrontación que superaba las limitaciones del proyecto gubernamental. Para abortar un genuino proceso social con potencialidades revolucionarias, la cúpula militar, los partidos políticos de derecha, la Iglesia Católica, la corrupta burocracia sindical de la CTV, y un movimiento de masas con asiento en la clase media y algunos rasgos fascistas, consuman el golpe de Estado de abril de 2002 y posteriormente se lanzan al lock out patronal y el sabotaje petrolero. Si El Caracazo posibilitó la emergencia de un liderazgo anti-puntofijista como el de Chávez, la revolución democrática contra el golpe de abril y la victoria obrera sobre el paro patronal de diciembre posibilitó que se forjara la identidad del movimiento chavista, identidad que se curtió en la medida en que lo “chavista” era blanco de las expresiones de racismo, desprecio social e histeria anticomunista característica de los sectores que auparon el golpe, tremendamente magnificadas por los medios de comunicación privados. También como consecuencia de la derrota del golpe y el paro patronal, el gobierno adquirió una relativa independencia política respecto del imperialismo, aunque no económica.

Una vez derrotado el movimiento golpista, tanto en las calles como en el referendo de agosto de 2004, el gobierno optó por una orientación de apoyarse menos en la movilización popular y cada vez más en el aparato estatal, negociando con los sectores burgueses inconformes, para avanzar hacia una nueva gobernabilidad. Chávez llegó a acuerdos con Cisneros y los sectores más importantes de la burguesía, liberó a los paramilitares colombianos que participaron en una conspiración en 2005, y en diciembre de 2007 otorgó amnistía a la mayoría de los golpistas. Se lanzó a una ofensiva para cooptar las organizaciones obreras y populares, que logró con éxito despedazar la naciente Unión Nacional de Trabajadores, nacida de la rebelión de las bases sindicales contra la CTV. Se implementó el modelo de empresas mixtas en la industria petrolera, constituyendo empresas en las que hasta un 40% de la propiedad se entregó a transnacionales yanquis, chinas, rusas, iraníes, bielorrusas, españolas, italianas, entre otras. Mientras que se acuñó el término “Socialismo del Siglo XXI”, en el 2006, la radicalización del discurso fue acompañada en los hechos por un notorio viraje a la derecha, coronado en 2008 y 2009 con los llamados a constituir una “alianza estratégica con la burguesía nacional”, y la aplicación de un plan de ajuste que incluyó la devaluación de la moneda en un 100%, el incremento del IVA en un tercio, liberación de precios de alimentos, congelamiento de contratos colectivos y aumentos del salario mínimo por debajo del índice inflacionario. En el plano ideológico, el gobierno convirtió el culto a la personalidad en uno de sus pilares. A la imagen del Chávez popular, con el que sus seguidores se pueden identificar, se le superpone un Chávez fetichizado por la propaganda oficial, convertido en semidios, incuestionable, infalible. La decisión de embalsamar el cuerpo de Chávez es la expresión más dramática de esta manipulación de la sincera admiración de millones de personas por un dirigente político para fabricar un culto que aliena al pueblo de sus propios poderes creadores y sus energías revolucionarias para concentrarlas en la figura de un ídolo. “Con Chávez todo, sin Chávez nada”, “Chávez es el pueblo”, son algunas de las consignas de esta etapa.

Siendo el suyo un gobierno que al mismo tiempo cabalgaba sobre las expectativas populares de cambio y de enterrar definitivamente el puntofijismo, y que intentaba cerrar el ciclo de crisis abierto en el 89, Chávez se convirtió por su prestigio personal ante las masas en el gran árbitro para los sectores sociales en pugna. Son conocidas sus arengas contra la burguesía, pero cada una de ellas tuvo su contracara en discursos llamando a los empresarios a sumarse al proyecto gubernamental. En varias ocasiones dijo que de no haber sido por su gobierno, en Venezuela se habrían sucedido varios Caracazos. A veces regañaba públicamente a los altos funcionarios y ministros. Pero cuando miles de personas en una concentración en El Poliedro, luego de la derrota del proyecto de reforma constitucional del 2007, empezaron a gritar señalamientos contra los ministros, alcaldes y gobernadores, Chávez dijo que era él quien nombraba a los ministros y les giraba instrucciones. Cuando manifestantes quemaron un muñeco con el rostro de Nicolás Maduro, entonces canciller, por la entrega ilegal de un refugiado político colombiano al gobierno de Santos, Chávez los increpó: “quémenme a mí, yo di la orden”. Las protestas por el caso cesaron. Surgió la la leyenda de una “derecha endógena” que desde el alto gobierno trabajaba a contracorriente de las buenas intenciones del Presidente. El general Müller Rojas escribió en mayo de 2010, al renunciar a la dirección del Psuv, que “todos los ciudadanos saben que no son los alcaldes, gobernadores y ministros los que engañan al Presidente. Saben que es éste quien rota, apoya, cambia, premia o castiga a su séquito (la burocracia de un régimen carismático)”.

Sus relaciones con el imperialismo también tuvieron acercamientos en los últimos años. Chávez colaboró activamente a favor de la aceptación de la mediación de Hillary Clinton ante el golpe de Estado de Honduras, y luego de la elección de Porfirio Lobo, promovió junto con el gobierno colombiano la reincorporación a la OEA del régimen surgido del golpe contra Zelaya. Durante la entrega de una concesión a la imperialista Chevron, Chávez invitó a los representantes de la transnacional a mediar con Obama, y no dudó en plantearle que quería ser su amigo durante una cumbre de jefes de Estado en Trinidad y Tobago. Al coincidir la campaña electoral presidencial en Venezuela con la de los EEUU, Chávez aseguró en septiembre del año pasado que si él fuera estadounidense votaría por Obama.

Al cabo de los 14 años de su gobierno, no es posible constatar una transformación revolucionaria de nuestra sociedad. Aunque la pobreza extrema y la pobreza disminuyeron, sin duda logros importantes, la participación de asalariados y patronos en la distribución de las rentas varió en favor de los patronos. Se revirtieron algunas privatizaciones realizadas en la década de los 90, con estatizaciones parciales en las telecomunicaciones, banca, Sidor, cemento, entre otras empresas, pero de conjunto la economía se hizo más privada, pues el porcentaje del PIB correspondiente al sector privado pasó del 65% al 70% en una década. Las transnacionales continúan saqueando la riqueza petrolera. El país sigue endeudado, con el agravante de que se han implementado mecanismos de endeudamiento sumamente lesivos del interés nacional como las ventas a futuro de petróleo y otras materias primas. La reforma agraria prometida no desconcentró la propiedad de la tierra, pero dejó a más de 250 dirigentes campesinos asesinados impunemente. La lucha por demarcación territorial indígena fue criminalizada por el gobierno, que llevó a los dirigentes yukpa Sabino Romero y Alexander Fernández a la cárcel durante un año y medio; y aunque fueron liberados producto de la movilización, ambos dirigentes yukpa cayeron víctimas del sicariato, sin que sus asesinatos hayan sido investigados, y con la presunta participación de efectivos militares en el asesinato de Romero, el 3 de marzo. Los militares no solo habrían cubierto la retaguardia a los asesinos, deteniendo a un grupo de yukpa que perseguían a los sicarios, sino que habrían detenido y torturado a dos hijos de Sabino Romero. Las tomas de fábricas, como la de Sanitarios Maracay, protagonizada por unos 600 obreros, fueron enfrentadas por el gobierno y derrotadas en la mayoría de los casos. El sicariato contra dirigentes obreros, como en el caso del triple asesinato de Richard Gallardo, Luis Hernández, y Carlos Requena de la Unete-Aragua, ha recibido el aliento de la impunidad.

El poder popular se convierte en un remoquete para los ministerios, pero se torpedean aquellas iniciativas de autoorganización popular que antagonizan con el poder burgués. Los consejos comunales se convierten en muchos casos en apéndices del aparato estatal y en mecanismos clientelares de control político sobre las comunidades populares. Y al calor del manejo de la renta petrolera, un sector de la burocracia va amasando enormes fortunas, convirtiéndose en un sector capitalista emergente, conocido como “boliburguesía”, con un enorme peso en la dirección del gobierno y del Psuv.

¿Significa el fallecimiento del presidente Chávez el fin del proceso histórico abierto en 1989? Creemos que no. En el movimiento chavista de base, entre los trabajadores y pobladores de las comunidades populares que han apoyado al gobierno, existen aspiraciones democráticas de protagonismo político, de construcción de verdadero poder popular, de justicia social, hay un arraigado antiimperialismo. Todos estos son elementos que empalman con la necesidad de una verdadera revolución. Hay que desechar las ilusiones en la posibilidad de alcanzar estos objetivos de la mano de “empresarios nacionalistas”, reivindicando la necesidad de un verdadero gobierno de los trabajadores y el pueblo explotado, que nacionalice en un 100% la industria petrolera, disolviendo las empresas mixtas con transnacionales; que realice una profunda reforma agraria, que rescate las empresas básicas de Guayana bajo la conducción de sus trabajadores, que eche a ganaderos y empresas mineras de los territorios indígenas, que liquide la institucionalidad capitalista y siente las bases de un nuevo Estado a partir de la autoorganización de los trabajadores y el pueblo.

Hay cantera. En la última década la población se ha politizado enormemente. Poco a poco se agrupan activistas y militantes que van perfilando una alternativa de clase a las variantes partidistas del sistema. De nosotros mismos depende nuestro destino, la historia está abierta para que hagamos de ella la materialización de nuestras más profundas y auténticas aspiraciones de justicia y libertad, para que revolución y socialismo no sean palabras huecas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Angel Cappelletti Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia