Con la tecnología de Blogger.

lunes, 23 de enero de 2017

Argentina: El discreto encanto de la clase media



Boletín La Oveja Negra

Una notable particularidad de la región en la que vivimos es, sin lugar a dudas, la notoria identidad de “clase media” que hace más de medio siglo se ha impuesto en diversos sectores sociales. Si nos guiamos por las herramientas de la estadística y la sociología, desde mediados de la década del 40 ya se puede observar un importante fenómeno identitario entre pequeños y medianos productores rurales, empleados bancarios y estatales, profesionales y dueños de comercios. Esta temprana asociación con una masa intermedia entre pobres y ricos, proletarios y burgueses, obreros y pudientes (o como se la quiera llamar) es relativamente temprana en relación a otras áreas de lo que se denomina América Latina.

Otra anomalía particular de la Argentina es que, si bien siempre tuvo (nuevamente, si solo nos guiamos por análisis cuantitativos centrados en el poder de compra) una “clase media” mayor en proporción a su población que otros países, lo que es verdaderamente peculiar aquí es la cantidad de gente que, “perteneciendo” a otra clase, decide afirmar (tanto en encuestas como en su cotidianidad) su adscripción a la clase media. A principios de la década del 60 algunos estudios reconocieron que si bien se tenía una clase media estricta en torno a un 45% de la población, la identificación con ese sector llegaba a un 80%. Eran prácticamente inexistentes los que, “siendo” de clase media, afirmaban pertenecer a su inferior o superior, mientras que el caso contrario era extremadamente común. Sea por culpa de clase o por no poder terminar de ingresar en los círculos sociales más pudientes, muchos burgueses con una cómoda posición económica afirmaban ser de clase media, mientras que la integración a la vida ciudadana y el relajo relativo del extremo racismo que caracterizó a esta región desde siempre, hicieron que muchos trabajadores se
identificaran también con la misma.

¿Por qué la clase media es y no es una clase?


Desde esta publicación siempre consideramos fundamental el clarificar respecto del antagonismo social, y afirmar que existen dos polos, dos clases, dos proyectos de vida que solo pueden coexistir en una situación de conflicto y beligerancia permanente. La existencia de la burguesía, representante social del Capital y el proyecto del valor y el dinero, y la del proletariado, aquel que vive una no–vida explotado por aquella y que se realiza en la afirmación de la comunidad humana, del comunismo
y la anarquía, es una realidad material.

Según la sociología, la división de la sociedad en dos campos antagónicos sería la “comprensión” marxista (desconociendo sistemáticamente todas las expresiones históricas no marxistas que plantearon el antagonismo de clases) de la sectorización social, y tal como existe esta, existen muchas otras que tienen en diversos grados utilidades específicas a la hora de analizar ciertos problemas. Así, la sociología clásica distinguía 3 sectores, mientras que un analista de marketing usa un esquema de 8 clases sociales según sus parámetros de consumo, y un estadista distinguirá 6 grupos, ya que esto le permite dividir eficientemente recursos a la hora de brindar asignaciones sociales o de gestionar una política de vivienda.

Rastreando históricamente el origen del concepto de clase media nos encontramos con que ésta es efectivamente una clase social, y no es otra que la mismísima burguesía. Durante el período conocido como revolución francesa, esta es la clase que desarrolla un proyecto centralizado de oposición al clero, los terratenientes y la burocracia monárquica, que logra arrebatar el dominio del poder político expandiendo así su capacidad económica y que establece una normativa mucho más propicia para sus tareas de afirmación de la propiedad privada y la explotación del proletariado. El concepto durante el siglo XIX queda en un olvido relativo hasta que es planteado nuevamente por una disciplina científica naciente, la sociología, y hasta asume cierta forma orgánica en Europa, impulsado principalmente por católicos estimulados por la Rerum Novarum de 1891, que instaba a formar organizaciones de trabajadores bajo los preceptos católicos. Algunas de estas instituciones de la contrarrevolución encarnadas en organizaciones de comerciantes, profesionales y productores rurales inclusive llegaron a realizar un “Congreso Internacional de la Clase Media” hacia mediados de la primera década del siglo XX. En nuestra región aparece accidentalmente en algunas obras desde los albores del siglo, pero es recién en la década del 20 que comienza a ser un tema discutido y al que se le presta especial atención. Durante los años 1919 y 1920 se percibe entre los sectores dominantes una particular sensación de inseguridad y miedo.

Los hechos insurrectos de enero del 19 y las posteriores huelgas de trabajadores de “cuello blanco” habían acercado como nunca a trabajadores manuales e intelectuales. Los principales difusores del concepto en estos años pretendían instrumentalizar a un sector de la sociedad, para que al identificarse con este nuevo concepto abandonaran sus lazos de solidaridad que los ligaban a sectores con posiciones más claramente revolucionarias. Los tres más notorios fueron el infame Miguel Carlés, fundador de la Liga Patriótica Argentina; Joaquín V. González, político conservador; y Monseñor Gustavo Franceschi, formador de Círculos Católicos de Obreros, de la Acción Católica Argentina y posteriormente del Partido Demócrata Cristiano. Otros sectores que empezaron a pensar y cautivar también a este sector de la sociedad fueron la UCR y el Partido Socialista.

Años después, el concepto entraría de lleno en el imaginario publicitario y sería un concepto de uso corriente. La primera época del Perón político lo encuentra organizando “Asambleas de la Clase Media” en barrios estratégicos de Capital Federal, para difundir su labor como Secretario de Trabajo y Previsión, y para lograr el apoyo estratégico de estos sectores. Posteriormente, el breve romance del Peronismo con la clase media se extinguiría y daría lugar a un recelo mutuo, sobre todo con las organizaciones de comerciantes y de profesionales. La clase media se convertiría en el caballito de batalla de los sectores antiperonistas y solo en las presidencias de Frondizi e Illia volvería a sentirse parte del imaginario político. Pese a la ligazón natural de Perón con sectores autodefinidos como “medios” de
la sociedad, desde muy temprano tuvo que asimilar que muy a su pesar, su base de votantes eran los “cabecitas negras” del campo, aunque siempre que su maquinaria de propaganda retratara a un peronista éste fuera un hombre joven, deportista, rubio y con su esposa y sus dos hijos.

Al margen de la particular historia de nuestra región, si afirmamos que la clase media no es una clase es porque no existió jamás un proyecto social asociado a ese sector de la sociedad. Si ese sector se siente en ciertos momentos y regiones una clase es simplemente por puro designio de la burguesía, que juega un perverso juego con su marioneta preferida. La incertidumbre natural de esos sectores, ni tan ricos ni tan pobres, ni tan rebeldes pero ni tan desalmados, los hizo ser partidarios de la UCR que reprimía trabajadores por doquier, simpatizantes del peronismo y luego críticos, fuerza de choque de militares en incontables ocasiones, desarrollistas en algunos momentos, liberales en otros, y neoliberales en el resto.

El Capital no admite más proyecto que no sea el suyo, cualquier disidencia tiene dos destinos: o se integra al proyecto capitalista, o asume y potencia su radicalidad contra él. No existe lugar para una tercera clase en el reino del Capital.

¿Ruptura del tejido social? ¿Conciencia?


La situación actual es triste, y muchos lo sabemos. La manifiesta insolidaridad y desentendimiento de la situación con los petroleros de Las Heras es una clara evidencia de esto. La parcialización infinitesimal de cada lucha social de la actualidad es otra. Las nuevas miserias que generó la implantación de la conciencia “clasemediista” resultan más destructivas que nunca. Cuando un pibe mata a un trabajador para robarle la moto que se compró en mil cuotas afirma esa disgregación social, ese no reconocerse en el otro, ese sentir que el trabajador es “un careta”. Cuando nuestro vecino mira lo que hacemos con desconfianza, se muere de envidia con el vecino de al lado que cambió el auto y se queja de que los “negros” tienen hijos para recibir subsidios, expresa nuevamente esa incertidumbre permanente que aqueja a los que se perciben de clase media, y a todos ellos como conjunto.

Lo que pasa es grave y es profundo, pero no es reciente. Intentar resolverlo con llamadas abstractas a “tener conciencia de clase” no va a resolver nada. Tampoco vamos a luchar con más fuerza por definir formalmente dos clases sociales bajo nuevas premisas, como el 1% y el 99% tan de moda en Europa y Norteamérica, o las viejas demarcaciones entre el campo popular y los oligarcas.

El actual gobierno, con su impronta y origen peronista se encuentra, como en aquella época, en una difícil situación con la clase media. El modelo de acumulación planteado no tiene un visto bueno en gran parte de los sectores medios, que acuden a engrosar las filas de la oposición y que en las urnas se están demostrando en contra de la gestión kirchnerista. El gobierno, en concordancia, asume una retórica hostil a la clase media y la trata de golpista, derechista y antipopular. Sin embargo, esto no es más que un jueguecillo discursivo, ya que como todos sabemos el kirchnerismo se nutre de los sectores medios, y si no converge totalmente con éstos, es porque son demasiado impacientes con la racionalidad económica que promueve este gobierno (cosa que ya sucedió en el segundo gobierno de Perón).

¡Por el fin de todas las clases! (reales o ficticias)
Asumir una posición revolucionaria y de clase nada tiene que ver con separar sociológicamente a los seres humanos para luego establecer planes táctico–políticos. Eso dejémoslo a los partidarios de la democracia, del Estado, del mercado. Tampoco tiene que ver con dirimir acertijos sobre la pertenencia o no de un individuo a una clase. No se trata de resolver la incertidumbre de un joven rebelde que tiene como padres a un médico y una docente, ni de concluir si el almacenero de la esquina puede o no ser un compañero. Tampoco se trata de ser “clasista”, de afirmar la situación actual cultural, espiritual y material del obrero sin criticar la sociedad que genera la división de clases.

Asumir una posición revolucionaria y de clase es asumir el antagonismo, la demarcación material y evidente entre explotadores y explotados. Significa abolir las clases sociales aboliendo la infame sociedad que las genera, aboliendo el Capital.

[Texto extraido del volumen Boletín La Oveja Negra. Selección de Textos, Rosario, Lazo Negro, 2015. El libro completo es accesible en http://www.mediafire.com/file/8vxhbtx2d1cxq7a/librolaovejanegra2015%282%29.pdf.]


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia