Con la tecnología de Blogger.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Ante la muerte de Fidel: 2 visiones anarquistas de Cuba castrista y sus perspectivas



[Nota previa de El Libertario: Ante la noticia del fallecimiento de Fidel Castro, nos parecio necesario rescatar este par de textos valiosos para ayudar a interpretar, desde la óptica ácrata, lo que significó el personaje para Latinoamérica en general y Cuba en particular. Por lo demás, se trata de dos voces más que autorizadas y enteradas para exponer puntos esenciales de la opinión libertaria consecuente sobre este asunto.]

Entrevista a Octavio Alberola sobre Cuba (septiembre 2004)

Periódico El Libertario

Quien conoce del movimiento anarquista contemporáneo sabe que decir Octavio Alberola es mentar a un militante libertario español veterano de la lucha antifranquista, que a pesar de sus años continúa tan activo e inclaudicable como ayer. Entre otras actividades, en la actualidad es animador de los "Grupos de Apoyo a los Libertarios y Sindicalistas Independientes en Cuba", GALSIC, una red de apoyo y denuncia la cual junto al Movimiento Libertario Cubano en el exilio denuncia desde la perspectiva ácrata los excesos de la dictadura omnímoda de Fidel Castro. El Libertario tuvo el placer de realizar la siguiente entrevista sobre su actividad y parecer con respecto a la isla caribeña.

- ¿Cuáles son las críticas que el anarquismo le hace a la llamada "Revolución cubana"?

- Fundamentalmente las de no ser una revolución social y de servir de coartada semántica para encubrir su verdadera esencia y realidad de dictadura populista. Hay, por supuesto, el problema de la privación de los derechos fundamentales de la persona humana (libertad de opinión, de expresión y de reunión) a los cubanos por un poder dictatorial totalitario. Para los anarquistas, esas libertades son inalienables. Pero nuestra crítica al castrismo -porque la llamada "revolución cubana" no es otra cosa que un sistema de poder totalitario al servicio de Fidel Castro- va más allá de la simple reivindicación de esas libertades. Los anarquistas hemos luchado siempre y seguiremos luchando por la emancipación humana, para acabar con la explotación y la dominación. Y no sólo de una clase por otra, sino del hombre por el hombre. El ideal comunista preconizaba una sociedad sin explotados ni explotadores, sin dominados ni dominadores. En consecuencia, la revolución debía servir a destruir las estructuras que permiten al Capital y al Estado explotar y dominar. Un cambio político que no destruye estas estructuras, que sólo las pone al servicio de un nuevo grupo social, de un partido o de un Jefe, no le cambia al trabajador su condición de explotado, y al ciudadano su condición de dominado. Un tal cambio no es pues una revolución social, salvo que se entienda por tal el simple cambio de gobernantes a través de un golpe de Estado o de una insurrección armada. Y eso es lo que sucedió en Cuba: Batista fue reemplazado en el poder por Castro. Sólo que, para consolidar su hegemonía y perpetuarse en el poder, Castro se sirvió de una coartada ideológica, la "revolución" marxista, identificando ésta a su persona y viceversa. No fue el primero en darse esta coartada, antes que él lo habían hecho Stalin, Mao y muchos de los Jefes de las luchas de descolonización en Asia y África para apoderarse del poder y perpetuarse en él. De ahí que, como en todos eso casos, en Cuba también ese tipo de revolución sólo significó la imposición de una dictadura totalitaria y del capitalismo de Estado. Es decir: los trabajadores a obedecer y trabajar. El poder y los privilegios a los burócratas, a la nueva nomenclatura. Por eso en ninguna de esas "experiencias" se puso fin al salariado, a los servicios represivos, al ejército, etc. Al contrario, se impuso un sistema de control policíaco y de partido único, sindicato único, prensa única, etc., para mantener al pueblo sumiso e impedir que pensara por sí mismo. Criticamos y denunciamos la llamada "revolución cubana" porque al presentarla demagógicamente como tal, como todas las otras del mismo signo, no sólo se contribuye a pervertir la idea de revolución, sino que se contribuye a que millones de explotados, en Cuba y en el mundo, renuncien a la lucha por la emancipación. Todas esas pretendidas revoluciones sólo han servido para destruir la aspiración emancipadora en el seno de la clase trabajadora y consolidar el capitalismo: en tanto que sistema y como generalización del individualismo. Al extremo de que Dólar se ha convertido en el referente cotidiano, no sólo en los USA, sino también en Rusia, China… y Cuba. Es verdad que en Cuba -como en los otros países de comunismo oficial- se puso fin a la propiedad privada, a casi toda, y que todo quedó -por lo menos oficialmente- propiedad del Estado. Pero eso no puso fin a las desigualdades, puesto que los que se quedaron con el Estado pudieron controlar en su beneficio la distribución del usufructo de la propiedad nacional, de las riquezas que esa propiedad generaba y genera. Fue la culminación del proceso de concentración y monopolio capitalista por una sola empresa: el Estado -y en Cuba por el castrismo y Fidel. Es como si en los EE UU la empresa Coca Cola se hubiese hecho con el monopolio de todas las empresas, de toda la economía, y el Estado estuviese dirigido por los cuadros de la empresa Coca Cola y su director se perennizara en el poder, como Fidel. Los ciudadanos estadounidenses habrían quedado totalmente dependientes de la voluntad de esa empresa, de su dirección empresarial; como los cubanos de la empresa castrista y su gerente el Comandante en Jefe. Esa dependencia económica implica una dependencia política y social total, no quedando a la disidencia otra alternativa que la clandestinidad o la cárcel. El capitalismo de Estado convierte al trabajador en un explotado que debe aceptar resignadamente la explotación para no ser considerado traidor a la Revolución… Ese sistema es el paradigma del Capitalismo, es el Capitalismo total.

- ¿Es legítimo pensar que el pueblo cubano se halla en medio de dos bandos, su propio gobierno de un lado y "el imperialismo estadounidense" del otro? Según la estrategia del "enemigo menor" ¿no habría que apoyar en ese escenario a Fidel Castro?

- Eso es lo que tanto el gobierno estadounidense como el gobierno castrista pretenden. La realidad es que el pueblo cubano no es el centro de las preocupaciones de ninguno de los dos gobiernos. Lo que les preocupa a ambos son sólo sus intereses. Es decir: sus privilegios y conseguir su perennidad. Las últimas medidas "anticastristas" decididas por el gobierno de Bush lo han probado. En principio, Bush dice que las ha tomado para debilitar a Castro y facilitar "la transición a la democracia para el pueblo cubano". Aunque todos sabemos que es pensando en ganar votos entre los exiliados cubanos de Miami a favor de su reelección... Castro, con el pretexto de defender Cuba y el pueblo cubano de la agresión imperialista, ha reaccionado subiendo precios y reduciendo el alcance de la cartilla de racionamiento… Cuando todos sabemos que son los cubanos más pobres los primeros y los más perjudicados por la medida castrista. Al pueblo cubano se le ha hecho, durante más de cuarenta años, el mismo chantaje de parte de unos y otros, y, durante todo este tiempo, el único que ha padecido las consecuencias es el pueblo cubano. La tragedia de los balseros muestra la falta de humanidad de los dos gobiernos: el gobierno castrista por ser el responsable de ese éxodo, y el gobierno estadounidense por haber devuelto muchos balseros a las autoridades cubanas. En realidad, al gobierno estadounidense le va muy bien que Castro reprima a los que quieren escapar de la isla y que tenga al pueblo cubano sometido. Eso es lo que los yanquis exigen de otros gobernantes en América Latina. Para nosotros no se trata pues de un "mal menor", de un "enemigo menor". En los dos casos se trata de gobiernos que quieren pueblos sometidos y que, en la medida que pueden, los explotan y oprimen. Bush también quisiera poder imponer un partido único, un sindicato único, una prensa única… Pero, en todo caso, son los cubanos que deben, que deberían poder decidir si el "enemigo menor" es el uno o el otro. Y deberían poder decidirlo en plena libertad.

- Cómo valoras el papel del movimiento anarquista en Cuba en la lucha contra Batista, frente a la llamada "revolución cubana" y el arribo de Fidel Castro al poder? Incluso hemos leído que tu mismo tuviste algún grado de participación en los sucesos de aquel tiempo, ¿es cierto esto?

- Efectivamente, yo estaba en México cuando Castro comenzó a preparar la lucha guerrillera y la expedición del Granma, y hasta la caída de la dictadura de Batista colaboré con los exiliados cubanos que luchaban contra ella. Particularmente con los del Movimiento 26 de Julio y los del Directorio Revolucionario Estudiantil. También participé en la constitución del Frente antidictatorial latinoamericano, en el que estaban representadas diferentes organizaciones latinoamericanas juveniles exiladas en México. En razón de estas actividades mantuve relación con algunos libertarios cubanos que tuvieron que abandonar Cuba por sus actividades clandestinas contra la dictadura de Batista. Estaba pues al corriente de la posición del movimiento anarquista en Cuba. Lo que pasaba era que había mucha desconfianza sobre la verdadera ambición de Fidel, al que sus seguidores querían convertir ya entonces en un caudillo. Yo tuve que intervenir personalmente para evitar enfrentamientos violentos entre partidarios del 26 de julio y otros grupos de opositores a Batista que no aceptaban que les impiusieran el liderazgo castrista. Siempre traté de convencer a unos y otros de que la lucha contra la dictadura debía ser prioritaria, que las ambiciones personales o de partido debían quedar en un segundo plano. Por eso, aunque finalmente Fidel haya acabado imponiendo su hegemonía y su dictadura se haya prolongado durante tantos años, sigo creyendo que nuestro deber entonces era el de luchar, como lo hicimos, contra la dictadura de Batista. El hecho de no haber sido capaces de impedir la deriva autoritaria-totalitaria de ese movimiento antidictatorial no pone en causa la prioridad de entonces. La efervescencia revolucionaria-libertaria que el derrumbe de la dictadura produjo la justificaron y me parece que la siguen justificando plenamente. De lo que se trata ahora es que esa esperanzadora experiencia de los primeros momentos de la "Revolución cubana", que en algunos casos fue auténticamente revolucionaria y que fue la que le atrajo tantas simpatías, no quede borrada de la historia por la realidad dictatorial posterior. De ahí la importancia de recuperar y salvaguardar su memoria.

- Frank Fernández, en su libro "El Anarquismo en Cuba", habla sobre el escaso apoyo que el movimiento anarquista internacional le prestó a las denuncias de los libertarios cubanos sobre la dirección que tomaba el régimen castrista en los primeros años. ¿Porqué crees que sucedió esto?, ¿ha variado esta tendencia en la actualidad?

- Es verdad que en ciertos sectores e individualidades del movimiento anarquista internacional pervivió durante algunos años la ilusión de que los "barbudos" eran revolucionarios con faz humana. Pero el movimiento anarquista, en tanto que tal, comenzó muy pronto a tomar distancias, y a medida que la deriva caudillista de Fidel se iba poniendo en evidencia, el movimiento lo denunció ampliamente. En 1961, con Víctor García (Germinal Gracia), participé en una gira de conferencias en los medios anarquistas españoles exiliados en Francia e Inglaterra para denunciar la deriva totalitaria de la "Revolución cubana". La cuestión entonces era que aún se confiaba en la capacidad del movimiento popular para reaccionar e impedir la total confiscación de la revolución por el castrismo. Pero muy rápidamente se vio la realidad del alineamiento castrista con el comunismo totalitario soviético y se supo de la persecución de que eran víctimas los anarcosindicalistas cubanos. Actualmente no creo que haya un anarquista que manifieste alguna complacencia alguna con la dictadura castrista. En toda la prensa anarquista internacional han tenido eco las campañas contra la paranoia represiva del Stalin caribeño. La demagogia castrista sólo sigue engañando a los incondicionales o a los que se aferran al mito para justificar sus propias claudicaciones revolucionarias

- Estas participando en los llamados Galsic. ¿De qué se trata esta iniciativa y qué objetivos persigue?

- Sí, soy uno de los propiciadores de esta iniciativa y formo parte del grupo que anima el GALSIC en Francia. En realidad, el "Grupo de apoyo a los libertarios y sindicalistas independientes en Cuba" es un grupo informal. Es decir: que no tiene una estructura organizativa permanente, sino que funciona como una especie de coordinación puntual para difundir información e iniciativas en apoyo de los libertarios y los sindicalistas cubanos en su lucha contra la dictadura castrista. De ahí que la actividad del GALSIC esté centrada fundamentalmente en la edición y difusión (sobre todo a través de Internet) del boletín "CUBA libertaria". La idea inicial era crear una coordinación internacional con representación de todas las organizaciones libertarias para aportar una solidaridad concreta a los libertarios y sindicalistas independientes cubanos; pero, a pesar de que todas se han manifestado favorables a la propuesta, ésta no ha sido aún posible concretizarla. No obstante, todas colaboran en la difusión del boletín CUBA libertaria. Por el momento, lo esencial es potenciar esa voluntad solidaria y asegurar la relación de los anarquistas con vistas a ese objetivo. Es decir: estar presentes y mostrar a unos y otros que los anarquistas no renunciamos a la lucha por la libertad y la emancipación humana, en Cuba y en el mundo.

- ¿Existen focos de resistencia en la Isla no ligados a la influencia norteamericana?, ¿Hay elementos para creer que existen grupos anarquistas activos dentro de Cuba?

- Por supuesto, en Cuba existen focos de resistencia, de disidencia, no ligados a la influencia e intereses del gobierno estadounidense. Es más, se puede afirmar sin ninguna duda que esa disidencia es mayoritaria, aunque sea la que menos presencia mediática tiene. Y esto es comprensible: ni el castrismo ni el gobierno estadounidense tienen interés en que esta disidencia prospere y esté pesente mediáticamente. A unos y otros les interesa hacer creer que la única oposición al castrismo es el sector derechista del exilio en Miami, y para acreditar esta idea no escatiman esfuerzos ni medios. El dinero prometido por Bush, para "ayudar a la transición democrática en Cuba", sólo irá a ese sector reaccionario que le importa un pepino la suerte del pueblo cubano. Y el gobierno castrista, claro está sólo hablará de esta disidencia… En la isla y en el exilio hay grupos disidentes que rechazan al mismo tiempo la dictadura castrista y el imperialismo americano. Grupos que se oponen al capitalismo de Estado castrista, pero también al capitalismo en cualquiera de sus formas: sean neoliberales o arcaicas. Muchos de los sindicalistas independientes saben que su principal tarea será reconstruir los sindicatos para luchar mañana contra la otra cara de la explotación: la del capitalismo privado. Que será tan salvaje como se ha mostrado ya en los países que han transitado del totalitarismo comunista a la democracia capitalista. Y tanto más que ese nuevo capitalismo será el resultado de la alianza del capitalismo exterior con las mafias burocráticas actualmente en el poder en Cuba. La presencia de grupos anarquistas dentro de la isla no es actualmente verificable... La brutalidad de la represión y los pocos medios con que cuentan los libertarios cubanos exiliados no permiten ir más allá de mantener algunos contactos individuales. No obstante, como ha pasado en todos los países que se liberaron de las dictaduras comunistas, la emergencia de grupos y sindicatos libertarios es previsible, y muy probablemente en las modalidades más actuales del antiautoritarismo.

- Desde los Galsic han promocionado la campaña "lleva un libro a Cuba", ¿en qué consiste?, ¿qué caminos existen para que los anarquistas materialicen su solidaridad con el pueblo cubano?

- La campaña "lleva un libro a Cuba" fue inicialmente propuesta por las llamadas Bibliotecas independientes, y desde el GALSIC hemos incitado a los compañeros libertarios, que viajen a Cuba, a que lleven libros a esas bibliotecas: sobre la historia de las luchas sociales, sobre experiencias autogestionarias, sobre las colectividades durante la revolución española, etc. De lo que se trata es que los cubanos puedan leer lo que el poder actual les oculta. Es posible que, entre los promotores de las Bibliotecas independientes, los haya con intereses políticos o religiosos, y que en sus bibliotecas también se aplique una cierta censura ideológica; pero estamos convencidos de que no son esos intereses los de la mayoría de ellos. Sin duda es una forma de resistencia pasiva, pero muy activa, a la censura ejercida desde el poder castrista. El simple hecho de ofrecer libremente, a los cubanos que lo deseen, la posibilidad de leer libros que no se encuentran en las bibliotecas oficiales, o que la mayoría de los cubanos no pueden adquirir, es ya en sí una iniciativa loable y a la cual debemos contribuir aportando la literatura que todos los poderes (políticos, económicos y religiosos) tratarán de censurar. Esta no es, claro está, la única forma de solidarizarse con el pueblo cubano en las difíciles circunstancias actuales. En la medida de lo posible instamos a que se condenen todas las medidas que afecten su vida cotidiana: ya vengan del gobierno castrista o del gobierno de los EE UU. Y, por supuesto, apoyamos el que se envíe ayuda directa a los cubanos necesitados, sin pasar, claro está, por las vías oficiales que se apropian o desvían esas ayudas con intereses partidarios. Aunque seguimos pensando que la principal forma de materializar la solidaridad es la de testimoniarla, cada vez que se pueda, denunciando la represión castrista contra toda forma de disidencia.

- Son muchas las especulaciones realizadas en torno al día después que Fidel Castro desaparezca. ¿Cuál es el panorama que vislumbras para el futuro de la isla?

- Desgraciadamente, y contrariamente a lo que yo desearía para el pueblo cubano, el panorama que hoy puede objetivamente vislumbrarse no es muy prometedor. Castro morirá un día, como todo quisque, como Franco, al que ya ha superado en años en el poder. Lo más probable es que el régimen castrista termine más o menos convulsamente su "transición" al capitalismo, y que la vuelta a la Democracia formal no se produzca de un golpe. En ello coinciden los intereses de las mafias de dentro y de las de fuera de la isla, y, por supuesto, los del gobierno estadounidense y los de muchísimas multinacionales, incluidos los de la Comunidad Europea, etc., etc. Ninguno de esos poderes quiere, evidentemente, el fin violento y radical de la dictadura castrista, y mucho menos que el pueblo lo pueda aprovechar para intentar hacer la verdadera revolución social que el castrismo castró. Lo único que se está negociando y se acabará de negociar entonces es la repartición del poder y de las riquezas de la isla, de las propiedades que hoy son del Estado y que la nomenclatura castrista y la de Miami se disputan o se repartirán : como sucedió ya en los otros países con regímenes semejantes. La actual relación de fuerzas no permite vislumbrar otro futuro. Desgraciadamente, cuarenta y tanto años de dictadura y de demagogia comunista han aniquilado lo que quedaba de movimiento obrero y de tradición de lucha reinvindicativa, imponiendo la resignación y la desunión entre los trabajadores. No obstante, los trabajadores cubanos tendrán que unirse y luchar de nuevo contra el capitalismo privado. Por ello es necesario y urgente ayudarles a recuperar la memoria histórica del movimiento obrero cubano que el castrismo ha desvirtuado tan descaradamente, y por ello habrá que ayudarles, tan pronto se pueda, a reconstruir sindicatos auténticamente de clase e independientes del Estado y de toda fuerza política que pretenda transformarlos de nuevo en correa de transmisión…, como lo son hoy del poder castrista. Creo que ésta será y ya es la tarea prioritaria para continuar la lucha contra la explotación y la dominación.



Mirada anarquista a Cuba por el nieto del Che

Canek Sánchez Guevara (1974-2015)

(Presentación: En 2004 aparecio, en una revista Mexicana llamada Reforma [del 17/10/2004], una articulo sobre la realidad cubana desde una perspectiva netamente anarquista. El autor de dicho articulo se llama Canek Sanchez Guevara, que no es otro mas que un nieto del Che Guevara. Me parecio interesante reproducirlo, para asi escuchar otra vos acerca de la compleja realidad Cubana,(y acerca de Fidel, y de la ya imposible sociedad comunista) que no sea la clasica retorica marxista fanatica defensora de Castro como asi las proclamas burguesas made in Miami(la gusanera.)

(…) En la prensa occidental, tan escasamente libre en realidad (tan llena de sobrentendidos que nadie entiende, y críticas más que superficiales y sosas), es común que los cuestionamientos al régimen cubano comiencen por denostar la insistencia de éste en prácticas caducas e ineficaces, tiránicas y victimistas, heroicas y pobres. A ese sistema se le llama con harta ignorancia, mucha desinformación y peor mala leche, comunismo. Mi postura, empero, es otra; incluso contraria, si se quiere. Todas mis críticas a Fidel Castro y epígonos parten de su alejamiento de los ideales libertarios, de la traición cometida en contra del pueblo de Cuba(…)

La inmovilidad en que cayó la obra revolucionaria tiene su origen en el concepto que de sí misma erigió: el de permanencia. La revolución(apenas pasada la década netamente revolucionaria) para ser “permanente” debió permanecer inmóvil pues de lo contrario liberaría a las fuerzas libertarias implícitas en ella.

Lo que permanece entonces, no es el accionar revolucionario sino la clase social que detenta el control de la institución “revolucionaria”. La revolución (el movimiento que ésta fue) hace años falleció en Cuba – de muerte natural, por cierto – y hubo de ser asesinada por quienes la invocaron para evitar que se volviera contra ellos. Tuvo que ser institucionalizada y asfixiada por su propia burocracia (ya el Che nos había prevenido de esto), por la corrupción (robolución, se le llamó), por el nepotismo (sociolismo) y por la verticalidad de la tan mentada organización: el Estado “revolucionario” cubano. Así, al concepto de “dictadura del proletariado” la sabiduría popular pronto le abolió el adjetivo: sólo quedó un sustantivo, absoluto y prohibido.

La nueva burguesía socialista no tardó en hacer suyos los más abyectos discursos y métodos de la recién destronada derecha en todo lo relativo a la vida privada y aún superando a ésta en lo concerniente a la asociación política –seamos honestos, un joven rebelde como fue Fidel Castro, en la Cuba de hoy, sería inmediatamente fusilado, no condenado al exilio – ; todo esto con la agravante de que se trataba de un gobierno de “izquierda” proveniente de un movimiento cívico-militar de lo más heterogéneo y heterodoxo. La persecución de homosexuales, hippies, librepensadores, sindicalistas, poetas (disidentes de cualquier signo o condición) se parece en demasía a lo que se estaba combatiendo. La criminalización de la diferencia nada tiene que ver con la libertad. La concentración del poder en unas pocas manos tampoco se cuenta entre los ideales libertarios, muchísimo menos la vigilancia perpetua sobre los individuos o la prohibición de las asociaciones que al margen del Estado éstos puedan hacer. Claro que el poder es del pueblo pero sólo el simbólico; el real, la toma de decisiones no, ése pertenece al Estado, y el Estado es Fidel.(…)

La insistencia por parte de adalides y denostadores del régimen en el sentido de que éste es marxista, rebasa todo sinsentido, pues marxismo, en Cuba, es sólo una asignatura escolar, una consigna del Partido y demás “organizaciones de masas, y, en el mejor de los casos, un sueño trunco. Para Marx (para cualquier libertario, en realidad), libertad y dictadura conforman un antagonismo indisoluble. Cierto que caminan juntos –como todo binomio de opuestos–, mas no por la misma ruta, y de hacerlo (de pretenderlo, quiero decir), jamás llegarían al mismo sitio: si el fin justifica los medios, son los medios los que prefiguran el fin... En otras palabras, no se alcanza la libertad por la vía de la imposición. Nunca...

Una suerte de aristocracia fingidamente proletaria se fue gestando en el seno del gobierno “popular” oponiéndose con todas sus fuerzas a la democratización del proyecto revolucionario: la revolución cubana no fue democrática porque engendró en sí a las clases sociales destinadas a impedirlo: la revolución parió una burguesía, aparatos represivos dispuestos a defenderla del pueblo y una burocracia que la alejaba de éste. Pero sobre todo fue antidemocrática por el mesianismo religioso de su líder. Erigirse salvador de la Patria es una cosa; serlo por siempre, otra. En efecto, Fidel, con sus tropas y una buena parte de la sociedad civil, liberó a Cuba de la gangsteril dictadura batistiana; pero, con su obstinada permanencia, sólo logró volverse, él mismo, dictador. Del joven revolucionario al viejo tirano hay un abismo insalvable; el mismo que hay entre el disentir de aquel rebelde y el ordenar de este ser enloquecido por el poder y la gloria.(…) En lugar de pugnar por una sociedad escéptica, librepensante y crítica, aplaudió la credulidad, la sumisión y la obediencia absoluta de su pueblo. Todo lo que cuestionó del viejo régimen lo reprodujo por triplicado en el “nuevo”. Todo cuanto atacó de joven, lo avaló de viejo.(…) Fidel luchó como hombre libre y hoy niega la libertad de los hombres: se volvió uno de aquellos, despótico, cínico y prepotente hasta el paroxismo; ni mejor ni peor que un Fox, un Bush, un Berlusconi o un Putin cualquiera. Castro es uno de ellos: tan igual como diferente, la misma cosa, la misma basura, en otro contenedor y guardadas las distancias, claro, o, mejor aún, salvadas las diferencias. La lucha por la libertad no sólo no ha concluido en Cuba; tampoco en México ni en Vietnam, ni en los Estados Unidos ni en Chile, ni en Angola ni en Rusia, ni en China ni en Nicaragua... No ha terminado porque aún somos esclavos de las condiciones que nos son impuestas: todo lo que somos proviene de lo que se nos permite ser. Y eso, amigo mío, no es libertad.”

[Tomado de http://saliendodelamatris.blogspot.com/2009/08/una-mirada-anarquista-cuba-de-parte-de.html.]


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia