Con la tecnología de Blogger.

domingo, 25 de septiembre de 2016

¿Visitante incómodo o crítico domesticado? Pedro García Olivo de nuevo en Venezuela



Sofía Comuniello

Nos encontramos con el anuncio (http://www.aporrea.org/actualidad/n297574.html) de la visita y breve gira de charlas que el escritor y teórico hispano hará en este país entre los próximos días 28 de septiembre y 1° de octubre. El tour ostensiblemente es patrocinado por instancias oficiales o controladas desde la ubre gubernamental (como la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV, la Universidad Politéctica Territorial de Aragua UPTA, el Centro Internacional Miranda y el Movimiento Otro Beta), así que de partida causa gran incomodidad que la presencia e intervenciones de un feroz cuestionador del Estado y su incidencia en la vida social como lo ha sido P.G.O. se haga bajo tales auspicios.

Por lo demás, la experiencia con los visitantes que llegan en esas condiciones es que respondan con agradecimiento cortesano a las atenciones de quienes le han convidado, expresando entusiasmo por las posibilidades que se han abierto para Venezuela bajo la sedicente "revolución bolivariana", pues responder de ese modo es la garantía de futuros halagos e invitaciones. Pero es el caso que P.G.O. se salió de ese guión establecido, pues resulta que ya habia sido objeto de una invitación oficiosa por allá en el año 2011, cuando se le trajo con la intención de que observara, admirara y cantara loas a los logros educativos del proceso, pero la cosa no resultó como los anfitriones hubieran deseado y el irreverente ibérico salió con una devastadora crítica a lo que encontró en Venezuela.

A pesar de tal antecedente, ciertos instancias del chavomadurismo nuevamente traen al personaje, aparentemente con el cobijo financiero estatal pues solo así es posible. Ello deja abiertas algunas interrogantes que pasamos a exponer:
- ¿Ha modificado García Olivo la posición abiertamente crítica que expuso tras su anterior visita a Venezuela?
- De mantener esa postura ¿ello significa que quienes lo invitan la comparten total o parcialmente?
- ¿Venir a Venezuela con respaldo oficial significa que P.G.O. se ha comprometido a hablar de lo teórico-general sin referirse a nuestra realidad actual?
- ¿Quienes organizan esta gira lo hacen en función de una postura de ruptura con las políticas oficiales o se trata solo de montar espectáculos de espectáculos de radicalismo para luego seguir "rodilla en tierra"?

Para concluir, y en caso de haberlo olvidado o desconocerlo, se reproduce a continuación el texto que produjo y difundió Pedro García Olivo tras su anterior visita a Venezuela, que en lo esencial sigue teniendo total pertinencia para la situación actual, así que sería muy interesante aprovechar la próxima visita del autor para inquirirle acerca del mismo.


Aproximación crítica al experimento bolivariano desde la perspectiva antipedagógica

Pedro García Olivo

[Resumen por motivos de espacio. Ver original en www.lahaine.org/index.php?p=26176&lhsd=4]

1.-
 
Tras 17 días en Venezuela, impartiendo conferencias en universidades y centros culturales oficialistas, charlando con profesores, estudiantes, políticos y burócratas comprometidos con el proceso bolivariano, tenemos un desasosegante haz de sospechas. Nos parece que el experimento social venezolano se halla irremediablemente viciado, y muy poco cabe esperar de ese viraje para los anhelos libertarios. Quede claro también, desde el principio, nuestra máxima aversión al estado de cosas que antecedía a la intervención chavista y nuestra repugnancia casi física ante los ladridos desesperados de esos perros de presa capitalistas nombrados muy acertadamente “escuálidos”. Porque apenas resulta concebible mayor escualidez mental que la de estos jerifaltes homicidas recién recortados en sus prerrogativas.

Pero, como críticos radicales de la Educación Administrada, de la Escuela por definición capitalista, tememos una Revolución que se asiste de los conceptos y procedimientos más abominables de la pedagogía occidental, que revitaliza el principio de Auschwitz (no es irrelevante que, entre los perseguidos por oponerse al nuevo rumbo político, se hallen, según nos comentaron en el Centro de Cultura Libertaria de Bogotá, jóvenes anarquistas, sensibilidades antiautoritarias, socialistas no-dogmáticos); desconfiamos de un Reformismo apoyado en categorías filosóficas de la Modernidad opresiva, que se funda en la vieja Razón política lo mismo que Stalin, que Hitler, tal como nuestras Democracias Liberales.

2.-

Buena parte de los sectores populares son chavistas por mesianismo; círculos de las clases medias y la intelectualidad son socialistas por ilustración; y la burguesía venezolana es anti-chavista y antisocialista por interés. En esta tesitura, el experimento bolivariano implementa una ofensiva escolar, una dinámica culturizadora oficial que procura convertir el mesianismo (ese cheque en blanco que los pobres dan a Chávez) en “socialismo”, en “conciencia revolucionaria”; y aparecen las “misiones educativas” (Misión Robinson, Misión Sucre, etc.) en el modelo de la “evangelización”, la “prédica”, la praxis “moldeadora de la personalidad”. Se procede a una auténtica “colonización interior”, alentada por la tropa elitista de los Educadores-Conciencia, fundada en la separación ideológica entre una “aristocracia del saber” que irradia Conocimiento y Verdad, y unas “masas subalternas” que viven en la ignorancia, en el error, y que es preciso “desalinear y encauzar”.

Al lado del Educador, como siempre, prolifera el Mito, el personaje histórico sacralizado, glorificado: Bolívar, el maestro Rodríguez, Francisco de Miranda. Como soporte, se articula una impúdica manipulación de la historia que genera Héroes y Gestas, Redentores y Campañas Épicas, Monumentos y Leyendas. Para llevar a buen término este programa “evangelizador”, único expediente reparador ante la coyuntura inaudita de “una Revolución sin revolucionarios” (no es lo mismo esperarlo todo de Chávez que estar dispuesto a sacrificarse en un proyecto de transformación social), se reparten puestos, privilegios y prebendas a los  “elegidos” para la Alta Misión Proselitista, el Sublime Esfuerzo Adoctrinador. Y nadie más propenso a la corrupción y al fraude, al cohecho y a la prevaricación, que un Educador mimado por la Autoridad. Nada más alejado del fomento del criticismo e independencia de criterio, más extraño a estimular la autonomía moral e intelectual, más ajeno al Hombre Consciente cuyo advenimiento se reclama y por el cual las Misiones educativas surcan el país, que una praxis de inculcación ideológica intensiva, con currículos regulados por las autoridades culturales, surtidora de consignas políticas fabricadas en despachos, entregada a una recitación incansable de un Texto Primero canonizado, y centrada sobre la figura de ese Hombre Necio, estultísimo, al que nombramos Profesor. Ivan Illich llamó la atención sobre el “currículum oculto” de la práctica profesoral, que en todo lugar y tiempo enseña subordinación y asentimiento, obediencia y conformismo, aun cuando la “pedagogía explícita” se centre en temas como el socialismo, la liberación de la mujer o el anti-imperialismo.

No se está dando, al menos con la intensidad que la tarea requeriría, atención sin prejuicios a procesos populares de auto-educación, autoexpresión, auto-organización cultural; no se incentiva la densificación de la red educativa informal, no-estatal, noescolar. No se favorece esta dirección cultural que parte de abajo y aspira a ascender; no se atienden los saberes tradicionalmente excluidos y silenciados; dinamita para hacer estallar las cajas de caudales espirituales de los ricachones de izquierdas y de toda esa plaga de benefactores sociales que aspira a ganarse algún cielo con su ejercicio docente o su infraejercicio político. Se desprestigian los esfuerzos autónomos de transmisión y elaboración del saber, porque hay interés altísimo en promocionar dinámicas opuestas, tecnologías adoctrinadoras, escolares o paraescolares, que caen “de arriba” como mandato divino y buscan adaptar el material humano a las exigencias de la máquina política hegemónica. Absolutamente descartada queda la menor reivindicación de un nuevo “derecho humano”: el derecho a la objeción escolar, a no padecer el secuestro “educativo”, a no escuchar discursos que, a veces como cuchillos, cada vez más como caramelos envenenados, de hecho dañan y hieren.

3.-

Las autoridades políticas y culturales bolivarianas recuperan un concepto que tiende a caer periódicamente en manos desaprensivas: la idea del “Hombre Nuevo”. A su servicio y para su advenimiento, se crea un ejército de Educadores, de Profesores “en misión”, mercenarios en el doble sentido de la palabra (en lo político, en tanto se insertan en la cadena del autoritarismo, y en lo económico, por percibir un salario, por “pasar factura” de sus supuestos servicios a la causa de la mejora de la Humanidad), vendidos que calcan en lo esencial a un Hombre Viejísimo de la Antigüedad Griega, el Enseñante “retribuido”, el Maestro sofista. Y se confía en una Institución Vieja, la Escuela, dispositivo de “reforma moral” de la juventud inseparable de la génesis y paulatina remodelación del Capitalismo, artefacto diseñado y constantemente re-diseñado para adaptar el material humano a lo requerido por la Producción y el Estado. Jamás de la Escuela ha salido un Hombre Nuevo: conseguía un Hombre Viejo del cual se había extirpado su afición al desorden, su proclividad a la desobediencia, su potencial crítico y subversivo, su amor a la libertad y al saber no-dirigido.

También el nazismo aspiró a la emergencia y proliferación de un Hombre Nuevo, encomendando esa tarea a los aparatos pedagógicos y educativos. Terriblemente desafortunado resulta hoy el lema bolivariano: “Patria, Socialismo o Muerte”, porque recuerda el eslogan nacionalsocialista de Patria y Socialismo; y también nos parece calamitoso confiar en la Escuela para elaborar una Nueva Humanidad atenta a esa consigna. Si el Hombre Nuevo cree en la Patria, por ejemplo, no admitirá la figura del indígena localista, centrado sobre una identidad étnico-geográfica reducida, poco “patriota”, interesado en defender y salvaguardar usos y costumbres tradicionales, autóctonos (ni modernos, ni pre-modernos, ni post-modernos), que en absoluto caben en la idea occidental, perfectamente moderna, de socialismo. ¿Qué hacemos entonces con el indígena no-patriota y nosocialista? ¿Y qué hacemos con los Hombres Viejos hostiles a toda idea de Patria?, ¿con los Fugitivos, con los Desertores, con los Resistentes al concepto, miserablemente moderno, de Estado-Nación? Cuando oigo las palabras “Hombre Nuevo” me pongo a temblar: presiento un genocidio y me veo entre los eliminados. Yo amo lo que hay de beligerante, de insurrecto, de insumiso, por poco que sea, en el Hombre Viejo que me rodea, hombre de carne y hueso con sus innumerables miserias y sus escasas grandezas. Y detesto la abstracción cruel de un “Hombre Nuevo”, ese fantasma desalmado, sin sangre y sin aliento, que los agentes del poder manejan para perpetuarse en sus posiciones de dominio.

4.-

Si Chávez es sincero, y pugna por un tránsito al socialismo, habrá de recurrir a procedimientos literalmente estalinistas, desempolvando temibles conceptos de Vanguardia Intelectual, Minoría Esclarecida, Trabajo de Concienciación, etc. Para ello está, de un tiempo a acá, “formando” dirigentes y emisarios en instituciones serviles, déspota-ilustradas, como la Escuela Venezolana de Planificación, “encuadrando y politizando” juventudes en centros como el Frente Francisco de Miranda, dotando y bendiciendo “misiones educativas”.

Si Chávez no es sincero, y sueña meramente con el poder (político, económico) y la celebridad histórica, detendrá el proceso de cambio en el punto exacto del capitalismo compensatorio: dignificar las condiciones de vida de los sectores populares, elevar su capacidad adquisitiva, sin alterar sustantivamente las relaciones sociales de producción, sin erradicar a la burguesía y, por supuesto, sin erradicar al proletariado. Las cooperativas que se fomentaron de un modo entusiástico y han sido abandonadas después a su suerte (quiebra, existencia meramente formal, corrupción), retroceden en tanto que avanzan las empresas estatales, los negocios “nacionalizados”, y se extiende al lado del pequeño patrón burgués, un poco más agobiado en lo fiscal, el gran patrón del Estado. Y, bajo la tiranía de ambos, siempre el trabajador asalariado, condenado a un indefinido enclaustramiento laboral. “El derecho al trabajo es, a lo sumo, derecho a un presidio industrial”, anotó Kropotkin; y poco importa que las reglas de esa Cárcel sirvan a un empresario individual o a un Estado empresarial. Desde este punto de vista, el “socialismo del siglo XXI” en muy poco se distinguiría de ese “capitalismo del siglo XXI” (Capitalismo de Rostro Humano, como mienten sus valedores) que, dejando de lado las prácticas neoliberales puras, explora maneras de moderar los riesgos, de atender precariedades sociales y limar desigualdades explosivas.

Por claudicar ante la lógica del Estado y de la Producción, por centrar su praxis socializadora en el modelo opresivo de la Escuela y del Profesor (“Toda Venezuela una Escuela”, dice uno de los lemas bolivarianos), el experimento liderado por Chávez sólo puede desembocar en uno u otro lugar previsible: por la izquierda, en el “estalinismo del siglo XXI”, fármaco de síntesis con ingredientes del Capitalismo de Estado y de las Dictaduras Burocráticas híper-reales; por la derecha, en una nueva modalidad de populismo autoritario que no cancela la fractura social ni proscribe el trabajo alienado, aunque suaviza modos de explotación y dulcifica relativamente las condiciones de vida de los pobres. En modo alguno se quiebra aquella lógica del Amo y del Esclavo apuntada por Hegel; de ningún modo se tienta la Diferencia política y social. Lo peor que podríamos decir sobre el tumulto venezolano de nuestro tiempo, si se afirma este desenlace conservador, es aquello que Z. Bauman anotó sobre los disturbios franceses de hace unos años: «Aquí no está pasando nada».

[Publicado originalmente en El Libertario # 65, Caracas, febrero-marzo 2012. Número completo accesible en http://www.nodo50.org/ellibertario/libertarios/libertario65.html.]


1 comentario:

  1. Vamos a tomarnos un cafecito en el local de la esquina y arreglamos el mundo cómodamente. Critiquemos al gobierno por todo lo que hace porque, si hace algo que no cuadra con nuestra idea de lo que es, entonces es sospechoso. Manipula. Trampea. Soborna. Imposible que simplemente sea por oír todas las ideas desde la izquierda. Hay algo detrás. Siempre.

    ResponderEliminar

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones.

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia