domingo, 25 de agosto de 2013

PCV, oportunismo y concesiones


Maria Peña

El pasado 19 de agosto el Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV), encabezado por Oscar Figuera, realizó una rueda de prensa para sentar posición sobre el evento electoral de diciembre próximo. En sintonía con el resto de los partidos, el PCV tiene sus principales preocupaciones no en la inseguridad, la inflación o los diferentes problemas que sufre la sociedad venezolana, sino en la cantidad de cargos posibles que su organización política alcanzará por los comicios y su inclusión en las alianzas electorales polarizadas. Desde hace bastante tiempo la línea política del PCV es hacer todas las concesiones posibles en aras de mantener algunas prebendas de la gerencia estatal, ya esto no sorprende. Lo que sí puede confundir es el intento de disimular el oportunismo más rapaz con declaraciones altisonantes de moral y luces revolucionarias. Al respecto de algunas candidaturas impuestas por la cúpula del PSUV, y que colidan con fichas regionales del gallo rojo, afirmaron: "Son casos realmente muy serios y, no tienen que ver con apetencias de quítate tú para ponerme yo, sino que tienen que ver con conductas reñidas con la ética y la moral ciudadana, reñida con los principios del compromiso revolucionario. Y el pueblo venezolano sabe que el Partido Comunista de Venezuela, sobre ese aspecto, no hace concesiones”, señaló Figuera en la rueda de prensa.

El PCV nos quiere hacer creer que todas sus actuaciones y alianzas electorales tienen que ver con un "código revolucionario". El PCV cree que no tenemos memoria. En las elecciones en donde fue seleccionado diputado el propio Oscar Figuera fue compañero de circuíto, por el estado Guárico, de Lídice Altuve y Roger Cordero Lara, quedando los 3 electos por la votación. Hace apenas tres años que el mandamás del PCV hizo propaganda codo a codo, nada más y nada menos, que con uno de los autores materiales confesos de la Masacre de Cantaura, donde el Estado venezolano un 4 de octubre de 1982 asesinó a 23 integrantes del Frente Guerrillero "Américo Silva". Roger Cordero fue uno de los pilotos del Ejército venezolano que arrojó las bombas sobre los muchachos, evento en el cual nunca ha negado su participación, justificandola bajo la doctrina de la "obediencia debida", la cual ha sido repetida por otros oportunistas como Elías Jaua. La amnesia selectiva del PCV quiere hacernos creer que ese apoyo a Cordero Lara no estaba "reñido con los principios del compromiso revolucionario". Estos son los actos concretos que reiteran que la cúpula del PCV se encuentra tan corrompida como la del resto de los partidos políticos.

Por no hablar del apoyo electoral que el PCV le dio a Rafael Caldera, algo que cuando las tímidas posiciones del PCV generaban ruido en el alto gobierno, eran recordadas públicamente por el propio Hugo Chávez.

4 comentarios:

  1. Sin hablar de la migración permisada del PCV al PSUV.

    Sin embargo, el comunismo no es un partido, son ideas y luchas. Es: 1)Reconocer la lucha de clases y 2)Estar contra el Estado (mirar T. Negri: http://issuu.com/lostelares/docs/telares_-_4/4)

    ResponderEliminar
  2. Atacando al PCV no van a ganar adeptos, demuestren con hechos lo que son, el ejemplo con obras y hechos, no solo con palabras es lo que gana militantes. Ataquen a la derecha, al capitalismo, y trabajen por formar conciencia revolucionaria.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo cuál es la queja del comentario anterior, porque es el PCV el que se ataca a si mismo cuando su Secretario General hace campaña electoral junto con uno de los asesinos de Cantaura. ¿Será que hacer eso es "formar conciencia revolucionaria"?

    ResponderEliminar
  4. pcv, puro aprovechador del gobierno de turno

    ResponderEliminar

Nos interesa el debate, la confrontación de ideas y el disenso. Pero si tu comentario es sólo para descalificaciones sin argumentos, o mentiras falaces, no será publicado. Hay muchos sitios del gobierno venezolano donde gustosa y rápidamente publican ese tipo de comunicaciones